Sobre el campeonato de hoy: Peor es nada

Es verdad que la piscina de Kelly es aburrida, por más que me encantaría tener una en el fondo de una casa imaginaria, la elijo igual en medio de una pandemia


Es verdad que la piscina de Kelly es aburrida, por más que me encantaría tener una en el fondo de una casa imaginaria, pero es mejor tener un campeonato ahí, que no tener nada.

El maldito covicho nos dejó pasmados de soledad y entretenimiento, y, sí, es verdad que el campeonato en la piscina por momentos fue un embole, repito, fue mejor que la vida estupedecida de vivir en una cuarentena mundial.

Solo ver a Slater surfear, así sea en una lagunita vale oro. Ver a Kanoa Igarashi demostrando que los japoneses tienen huevos grandes. Ver a Toledo ganando por primera vez ahí, tras hacerse trapo en un par de derechas. Ver a Adriano afilado y motivado surfeando muy bien.

Estuvo bueno; estuvo, por lo menos bien. Y eso es mejor que nada. Hace bien ver surfing, hace bien ver a nuestros ídolos en vivo, nos hace respirar y pensar que la vida normal estaba buena.