Un relato desde adentro de lo que sucedió durante el swell histórico en Nazaré

El filmmaker argentino Benjamín Arena fue parte del equipo de Kai Lenny y Lucas Chumbo y comparte sus vivencias de tres días que quedarán marcados en la historia del surfing mundial


Por Benjamín Arena*

Me llamó el equipo de Lucas Chumbo para trabajar de filmmaker. Ellos se hacen llamar el “Equiperigro”, está compuesto por él, Ian Cosenza, su mujer Michelle, Kai Lenny y estaba Ridge, el hermano de Kai.

Ian alquiló un departamento en Nazaré donde nos quedamos todos, junto a José Carlos Molestina, un ecuatoriano que vive en Portugal, amigo mío que también es parte del equipo.

El primer día estuvo muy bueno porque el mar no había crecido tanto y fue como una entrada en calor, se probaron todos los equipos, arrancamos a las cinco de la mañana con un desayuno bien power y empiezan a coordinar toda la logística de Nazaré Surf Water Fun, el equipo de ahí con el que organizan todo; un galpón grande donde está el espacio de Red Bull y el de Yuki Brand que es la otra marca que los esponsorea a ellos.

Trío poderoso de Lenny, Chumbo y Burle preparando armas para el histórico mar. Todas las fotos de Benjamín Arena

Son los dos galpones más pro de Nazaré, es una locura. Están impecables, tienen hasta un jacuzzi, agua caliente y está todo muy bien organizado.

Ese primer día fuimos, se probaron las motos de agua, las tablas, los equipos, se agarraron unas buenas olas y después vino el día 2, que fue… Fue una locura, hasta visto desde los ojos de ellos. Ellos hablaban de lo que fue.

El día 2 nos levantamos a las cinco de la mañana, Ian preparó un desayuno power con panceta, huevo y mucha verdura, comimos de noche, totalmente de noche.

Ahí nos fuimos para el galpón de Yuki donde se encontró todo el equipo. Yo filmé todo el backstage y ellos estaban bastante mentalizados, por ejemplo Lucas Chumbo se quedó en el auto escuchando música solo, mentalizándose porque era un swell que que se lo escuchaba desde los galpones.

"Yo filmé todo el backstage y ellos estaban bastante mentalizados, por ejemplo Lucas Chumbo se quedó en el auto escuchando música solo, mentalizándose porque era un swell que que se lo escuchaba desde los galpones"

El puerto de Nazaré da en diagonal al faro y desde ahí se veían las bombas entrando, pero arriba, se veía big mama reventando… La emoción de los locos estaba alta, con ansiedad. Es como que empiezan a sentir la adrenalina.

En medio de eso la organización a full esa mañana, es como que todo pasa muy rápido porque lo único que están pensando es en meterse.

A mí me dan un Handy y desde ahí se coordina toda la logística.

A las 6:30, con la primera luz se subieron a las motos y salieron y ya, una locura, ni bien salían se los escucha hablar diciendo que “está gigante, big mama la atrás”… Empiezan a gritar, y se empieza a sentir la adrenalina de lo que era. Y no es que es gente que nunca lo vio romper, estos locos surfean todos los años ahí y hablaban de lo gigante e increíble que estaba.

"Y no es que es gente que nunca lo vio romper, estos locos surfean todos los años ahí y hablaban de lo gigante e increíble que estaba"

Porque encima no es que solo era mega gigante sino que era perfecto porque rompía clásico, sin viento con un sol que rompía la tierra, en el Cliff había más de 8000 personas mirando.

Salieron y contaron que agarraron las olas de su vida. Lucas Chumbo parece que con esa izquierda rompe el record mundial, Kai Lenny dijo que se agarró la ola mas grande de su vida, una derecha.

Fue un día para los libros y fue increíble de lindo, porque generalmente Nazaré gigante es un día gris, ventoso, llueve… Pero esto era un día de verano con olas gigantes y todo salió bien, sin lesionados ni escenas poco agradables.

Desde mi punto de vista, yo Nazaré lo vi romper tres o cuatro veces porque vivo acá hace cuatro años. Lo he visto gigante, pero esta vez verlo tan desde adentro y vivir todo tan desde adentro con el mejor equipo de olas grandes del mundo que son Kai Lenny y Lucas Chumbo que para mí son los dos mejores surfistas de olas grandes del mundo y los mejores pilotos de moto también, fue una locura.

"Ayer les hice un asado y cuando hablábamos Kai Lenny decía que es increíble lo bien que está funcionando todo el equipo que se armó para que ellos solo tengan que pensar en surfear las olas". cuenta Arena que le puso sabor rioplatense al mejor equipo de olas grandes del mundo.

Ver lo organizados que están, lo enfocados que están… Ellos están tratando de organizarse como si fueran una escudería de fórmula 1 o como un Real Madrid, que tiene atrás una organización de primer nivel.

El objetivo para poder aprovechar al máximo esto, la realidad del surfing de olas grandes hay una logística y una inversión gigante, es mega importante para que todo funcione.

Ayer les hice un asado y cuando hablábamos Kai Lenny decía que es increíble lo bien que está funcionando todo el equipo que se armó para que ellos solo tengan que pensar en surfear las olas.

Las motos de agua, los handys, la logística del puerto, las motos de agua son bastante tramposas, pasan cosas y se rompen, y todo funcionó impecable gracias a los de Nazaré Water Fun y todo el equipo que está detrás.

Ayer lo hablábamos de que fue un final de semana para los libros.

Ayer fue un día que achicó mucho y volvieron al agua, Kai Lenny tuvo que ir a hacerse el testeo para volverse Hawái y después volvió hasta Nazaré porque había un sol que rajaba la tierra, había bajado mucho el tamaño y ahí te das cuenta lo cracks que son porque estaban a las risas, haciendo locuras con las motos, usando el foil o pegándose tubazos, volando con doble grab o haciendo giros de 360 y encarrilándose, o haciendo backflips.

Fue un buen cierre para tres días que fueron históricos.

*Benjamín Arena es un realizador argentino basado en Portugal. Ha viajado por todo el mundo filmando no solo deportes de acción sino también deportes convencionales, aventura y estilo de vida. Puedes seguirlo en https://www.instagram.com/benjarena/

"Salieron y contaron que agarraron las olas de su vida. Lucas Chumbo (foto) parece que con esa izquierda rompe el record mundial, Kai Lenny dijo que se agarró la ola mas grande de su vida, una derecha", cuenta Benjamín.