Descifrando al loco de Andro Crvik

Uno de los seres humanos con mayor cuota de tubos y de bombas en su currículum


Nota presentada por Vissla - Foto de portada: VerticalIQQ

Son pocos los seres humanos que se meten en los lugares donde el iquiqueño Andro Crvik ha estado. Él es uno de los locos que surfea en La Intendencia, en El Bajo y que se destaca con su tabla corta en todos los slabs escondidos que hay en una de las capitales mundiales del bodyboard.

Tiene que tener algo de loco, pero en realidad, en el trato mano a mano, se lo ve como una persona super tranquila y amable, demasiado tranquila tal vez.

¿Será que esa calma se despierta cuando las olas están monstruosas? ¿O será que mantener la calma es lo que hace que no le tiemble el pulso a la hora de mandarse?

Esto es algo que solo él sabe, aunque hay algunas pistas: Su familia está muy relacionada al mar porque se dedican a la pesca y él, cuando no está adentro de un tubo, trabaja ayudando con las albacoras.

También se puede tener en cuenta que está metido en el agua desde que era un niño. Cuando tenía ocho años la Navidad le trajo un bodyboard y un paquete de clases, una vez en las clases vio el surfing y eligió pararse.

No es menor que nació en una de las capitales mundiales de los slabs, uno de los mejores arrecifes urbanos del planeta, un Hawái frente a una ciudad como es Iquique.

La Punta es el campo de práctica de Andro, donde cada vez que se mete, termina saliendo con un par de olones para el recuerdo. Foto: Tío Mariano
Surfear La Inten no es una opción para cualquiera, sí lo es para Andro. Foto: Nico Díaz

Así es que cuenta algunas claves sobre su ser, lo que le gusta y lo que lo dice que le aterra:

¿Cuándo te diste cuenta y cómo, que los tubos y las olas pesadas eran lo tuyo?
Siempre me ha llamado la atención el estilo de las olas tubulares, slabs y grandes porque tengo la suerte de vivir en Iquique que es el paraíso de los slabs de Sudamérica. Pensé que eran lo mío porque soy muy amigo de los bodyboarders locales y siempre tuve ese roce con las olas exigidas y tubulares

¿Cuál es la clave para meterse tantos tubos?
La clave yo creo para entrar a un buen tubo es tomar una buena línea y lo pincipal de todo es como tu entres a la ola y para eso hay que tener una buena remada y lectura de la ola.

¿Cuál fue el mejor tubo de tu vida?
Fue el que tomé en la ola más conocida como El Bajo o el Cacho Toro de Iquique.

¿Cuál fue el peor golpe de tu vida?
Yo creo que el peor golpe como revolcón ha sido en La Intendencia y en El Colegio, el peor golpe fue en un secret spot que me pegué contra el reef y me dejo con un esguince grado 2 y un desgarro en un muslo.

¿Cuándo tuviste más miedo en tu vida?
Cuando pagué en un tubo en El Colegio, me golpeé contra el reef y estuve casi dos olas abajo del agua. Cuando salí no sabía dónde estaba, estaba desorientado.

¿Cuál fue la ola más grande? 
En El Bajo o Cacho Toro.

¿Por qué te fuiste a Indo si en tu casa tienes olas como las de Indo?
Siempre es bueno salir a conocer otras olas del mundo para nutrir tu surf y adquirir experiencia deportiva. Y también mostrar tu surf y ser un embajador de tu cuidad y de tu país y además poder sacarse el traje un rato y hacer material porque mi sueño es sacar una película o un documental. Hablando de eso quiero agradecer a Vissla, a la Ilustre Municipalidad de Iquqiue y su Corporación de deporte, Recmetal, Chiringuito y lo principal de todo: ¡Mi familia y amigos!

El Colegio le ha dado a Andro un montón de alegrías como el susto más grande de su vida. "Cuando pagué en un tubo en El Colegio, me golpeé contra el reef y estuve casi dos olas abajo del agua. Cuando salí no sabía dónde estaba, estaba desorientado", contó. Pero como sabe sobreponerse a los miedos, ahí se lo ve bien encajado. Foto: Javier Ignacio
Andro en una bomba en El Bajo. Foto: Romina Cieri