El sábado pasado Mar del Plata tuvo su día en los setentas

El Quiksilver 70’s y el Ala Moana Log Fest coronó a los Mantarrayas; Radziunas, Indurain, Goria, Muñiz, Rivas, Eyras y Gil se llevaron las categorías individuales


Nota presentada por Quiksilver Argentina. En la foto de portada: Lucía Indurain a 200 por hora 50 años atrás, rumbo a la victoria en un evento que tuvo lugar el sábado pasado, por Diego di Yorio

Mar del  Plata se volvió a vestir de los setentas con la realización de su ya clásico Quiksilver 70’s y la adición del Ala Moana Log Fest el pasado sábado en las olas de Honu Beach que quebraron divertidas en un soleado día de verano.

Surfistas de 15 a 73 años se turnaron en el uso de réplicas de tablas setenteras que fueron usadas de las más variadas formas, el campeón en la Open Santiago Muñiz mostró cómo si hubiera vivido cinco décadas atrás habría sido un precursor de los aéreos en esas tablas, mientras que leyendas como Lucio Eyras surfearon con curvas más prolijas, como se solía hacer en aquel entonces.

“Cuando ves lo que hace Santi en una de estas tablas te das cuenta que los malos en aquella época no eran las tablas sino nosotros”, dijo en referencia a la maniobra del evento el presidente de la ISA, Fernando Aguerre que estuvo presente en el torneo.

La autoridad también agregó en declaraciones a prensa de Quiksilver Argentina: “Este día es una forma de demostrar que el surf no es uno solo, que se puede disfrutarlo con tablas cortas y largas, con una o cuatro quillas, y con diferentes estilos. Antes estaba mal visto si surfeabas con una tabla o de una forma distinta a lo establecido. Pero luego cambió todo. Como en la sociedad… Antes al distinto se lo ocultaba, no se lo aceptaba. Si vos tenías un hijo discapacitado no lo sacabas de tu casa, por ejemplo. Hoy, por suerte, ya no es así. No hay un bien y un mal, no hay una forma de comer, de hacer música, de ser o de vivir. Y tampoco de surfear... Hay un mayor respeto por la diversidad y esto es lo que nosotros queremos potenciar con una jornada así”.

Cosas de Santiago Muñiz: Volando con una tabla en la que antes no se volaba. Todas las fotos: Diego di Yorio
Los boys de la categoría pioneros con Fernando Aguerre.

Por su parte, la ripper argentina Luchy Cosoleto se refirió a que lidiar con las tablas viejas es todo un desafío: “Al ser más gruesas los bordes se traban en el agua y no podés hacer cortes y maniobras cerradas como estamos acostumbrados. Tenés que ir más a un surf de línea, con estilo, como hacían ellos en aquella época. Por eso al que vieron surfear bien hoy puede surfear bien con cualquier tabla”.

En tanto,  el actual campeón argentino, Martín Passeri explicó: “Es lógico que, cuando el deporte evoluciona, se empiece a perder un poco eso. Por eso este día es tan valioso, es como volver a aquella esencia, es reavivar esa llamadita, no olvidar por qué empezamos y no alejarnos nunca de esa esencia”.

El evento en el que reinan las sonrisas y la camaradería tuvo de todos modos sus ganadores, el premio mayor se lo llevaron los Mantarrayas, combinado conformado por Lucio Eyras (que ganó en categoría Leyendas), Andrés Mena (vicecampeón en Master), Andrés Mondo, Jay Cianciarulo (competidores en la Open), Lucía Indurain (campeona en Damas) y Franco Radziunas (campeón en Juniors).

Luego se realizó el Ala Moana Log Fest que tuvo como ganador el maestro de las caminatas Daniel Gil que dejó en segundo a Jay Cianciarulo, en tercero a Maxi Siri y en cuarto a Mateo Errecalde.

Señor Flavio estuvo presente en el evento y su hijo Jay fue uno de los integrants del equipo ganador, los Mantarrayas.
Daniel Gil y su maestría en la punta se llevó la edición original del Ala Moana Log Fest.

Resultados completos:
Campeones por categoría
Junior: Franco Radziunas
Damas: Lucía Indurain
Master: Ezequiel Goria
Open 1: Santiago Muñiz
Open 2: Franco Rivas
Leyenda: Lucio Eyras

Resultados por equipos:
1-Mantarrayas: 25 puntos
2-Tiburones: 17 puntos
3-Barracudas: 14 puntos
4-Atunes: 12 puntos

Resultados finales Quiksilver 70s:
1-Daniel Gil Jr
2-Jay Cianciarulo
3-Maxi Siri
4-Mateo Errecalde

"Por eso este día es tan valioso, es como volver a aquella esencia, es reavivar esa llamadita, no olvidar por qué empezamos y no alejarnos nunca de esa esencia”, dijo Martín Passeri y la gente que estuvo en el torneo parece estar de acuerdo.
Honu Beach recibió de brazos abiertos a los setentas por un día.