Está en manos de los surfistas que el evento en la piscina de Slater sea más entretenido

Mucha gente critica el evento porque la ola es predecible y la realidad es que quienes nos han fallado son los surfistas


La rutina se repite una y otra vez, hasta el cansancio. Parece broma que ya vamos por como el quinto evento (contando los especiales tal vez más) y sigamos viendo más de lo mismo.

En la derecha: Maniobra aseguradora 1, maniobra aseguradora 2, tal vez un poco más arriesgada, maniobra aseguradora 3, tal vez un poco más arriesgada, tubo. Un par de maniobras más, todas sin arriesgar demasiado y la sección final: Tubo a buscar un milagro o evitar el tubo a buscar un milagro.

En la izquierda: Ocho maniobras, misma secuencia progresiva, tal vez la tercera es más fuerte que la cuarta y luego o el tubo y realizar un milagro o evitar el tubo e ir por un milagro.

Lo que propone la ola en realidad es un montón de opciones más: Ya lo ha hecho Toledo y Medina pero igual en menor medida (y por esto es que son dominantes en la ola). ¡Es arriesgar desde el comienzo!

Se puede perfectamente volar en las primeras secciones de la derecha y de la izquierda, como hizo Toledo el evento pasado que fue de shove it a tubo de switch, del que no salió pero intentó ir por lo progresivo, por ver algo que se supone que la piscina por repetición debería permitir.

Como sucede en Waco.

El motivo, que se ha analizado más de una vez es que, distinto a los wavegardens y a Waco, los surfistas tienen pocas olas para entrenar en la piscina de Slater, y para surfear durante el evento.

Básicamente si uno se cae dos veces ya queda sin chances de entrar en la decisión. Por eso la ronda 1 es extremadamente aburrida y las finales pasan a ser un poquito más entretenidas, pero casi siempre muy conservadoras.

Mucha gente critica el evento porque la ola es predecible y la realidad es que quienes nos han fallado son los surfistas, teniendo la oportunidad de pintar ese canvas distinto, salvo algunas iluminaciones extrañas, no hemos parado de ver más de lo mismo.

Y es increíble porque viendo los entrenamientos en los mil vivos de Instagram que han transmitido en estos días, todos están surfeando igual que hace cinco años. ¡Dios me libre!

Ojalá que el evento que comienza mañana en Lemoore traiga un poco de diversión y que no sea más de lo mismo que venimos viendo hace ya unos años.

¡Es hora de que evolucione el surfing en la piscina de Slater!

*Ver debajo: Italo ayer, uno de los surfers más excitantes del mundo: Maniobra maniobra maniobra, tubo, maniobra maniobra maniobra, tubo, maniobra. Igual que hace cinco años.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Italo Ferreira (@italoferreira)