¿Estuvo bien la WSL en cancelar el evento por la presencia de tiburones?

Cuatro surfistas, dos a favor, dos en contra, dan su opinión y argumentan


La cancelación del Margaret River Pro fue sin dudas la polémica de las últimas semanas en el mundo del surfing, tal vez del mes y tal vez de todo el año. ¿Se podría haber seguido con el evento? ¿Medina e Italo opinaron buscando puntos y no evitar los tiburones? ¿El peligro era verdaderamente grande?

En los siguientes párrafos se responden cuatro surfistas, dos a favor de lo que decidió la WSL y dos en contra y dan su correspondiente argumentación.

Sebastián Correa
Surfista profesional

A mí me dan demasiado miedo los tiburones, no me gustaría estar en la posición de los surfers del tour de tener que correr así con miedo. Yo creo que la seguridad es primero, y con dos ataques de tiburones en un mismo día no deberían volver con el tour al oeste de Australia, y si vuelven creo que todos los surfers del tour tienen que estar de acuerdo.

Abajo: Sebastián Correa le tiene miedo a los tiburones pero no a los tubos gigantes y cuadrados como el del video. 

Marcelo Matos
Opinólogo calificado

Margaret River en sí no me atrae demasiado, es una lástima que una vez que nos sorprenden con una ola de nivel donde se puede ver buen surf lo cancelen. El surf (como ellos mismos lo definen) es un deporte extremo, depende de factores naturales, suspenderlo por unas horas e incluso por un día es una cosa, cancelarlo y repartir puntos es otra muy diferente. Desde mi punto de vista el competidor arriesga mas yendo a ciudades como Río (donde hay más de 15 asesinatos diarios y ya hubo incidentes con pro surfers) o surfeando Tahopoo o Pipeline; es una cuestión de estadísticas. Aún así podrían invertir dinero en seguridad y tecnología en vez de en piscinas y solucionar el problema de los tiburones. Por otro lado, considero que Medina y su pandilla aprovechó esta situación, e hizo la mejor maniobra del campeonato, presionando para que lo cancelen.

"Es una lástima que una vez que nos sorprenden con una ola de nivel donde se puede ver buen surf lo cancelen", dice Matos. Foto: WSL

Renato Quezada
Entrenador de la selección peruana de surf

En la Fórmiula 1 regulas los fierros. Jugar con la naturaleza y anticipar un ataque de tiburón es imposible. ¿Es tan difícil distinguir la diferencia entre la esencia del surf y la vida misma? Si hay una alta posibilidad de ataques, obligas como organizador a poner en peligro la integridad del atleta por un campeonato o circuito mundial? ¿Qué es más importante?

Si mi sentido común de protección de vida funciona bien, ¿qué decisión tomo? ¿Al agua?

Viví directamente en un QS 6000 en Birubi, Australia, zona conocida por tener tiburones, la experiencia de "ataques”. Fue el último evento de 2017, habían como ocho CT y las mejores del QS. La ex profesional Sarah Beardmore y todo un crew calificado usaban software desarrollado para mapear toda la costa australiana, en la playa estaban con dos drones para vigilar, con super lentes, dos motos solo para estar alerta de acercamientos al line up y aplicar protocolo en caso que algo suceda.

Al final de cuentas aparecieron dos en dos momentos distintos, se acercaron más de lo usual y se prendió la alarma, la motos tal cual volaron y sacaron casi lesionando a una chica en segundos a la orilla. Hubo dos episodios en el mismo día y cancelaron para el día siguiente.

Para mantener la calma dijeron que eran tiburcios pasajeros y en realidad me enteré que uno de ellos era un bull shark de más de cuatro metros conocido por su curiosidad y no por atacar tanto a humanos.

A mi parecer esa experiencia fue como jugar con fuego, ¿y si los cálculos fallan? Es como un accidente, nunca sabes que va a pasar, ¿pero si pasa? ¿Es justo competir con ese stress? No deberían hacer torneos en zonas de tiburones, ¡punto!

¿Qué es más extremo? ¿Margaret River o la Fórmula 1? "En la Fórmiula 1 regulas los fierros. Jugar con la naturaleza y anticipar un ataque de tiburón es imposible", dice Quezada. Foto: Divulgación

Miguel Combina

Opinólogo calificado, ex coach de la selección chilena de surf

Qué mal me parece esta decisión, ¿que van a hacer con Jeffreys? Mejor que prohíban todo el mundial de Fórmula 1 ya que las probabilidades de que pase algo fatal son mayores.

Mi posición, es igual que la de Tom Carroll, es que se puede aplicar la tecnología para prevenir un ataque, y si luego de esto se da el ataque, lamentablemente es el deporte que practicamos, no hacemos tenis, las olas están en el mar y hay muchos peligros. ¿Acaso no hay muertos en Pipe y se siguen haciendo campeonatos ahí? No es que esté a favor de poner en riesgo a un competidor pero tomaron la decisión más fácil.

Se quejaron dos goofies brasileros, ¿por qué no lo hizo ningún hawaiano o australiano? Esos brazucas tenían más miedo de no pasar la tercera ronda que a los tiburones, es una ola donde cualquiera puede ganar, no muy conveniente para el arma de los aéreos que tienen esos brazucas, justo los dos que pienso lucharán por el título al final de año, cada punto cuenta, fue la mejor maniobra de Medina y Ferreira.

Miguel Combina no solo opina de que otros se metan en situaciones extremas, él mismo lo hace. El Colegio, Iquique algunos años atrás. Foto: Archivo personal