Falleció El Hombre de Chicama

Murió el legendario Alamiro Abanto, responsable del primer hospedaje de la ola más larga del mundo

EL legendario Hombre, se despidió hoy de su amada Chicama.

Uno de los anfitriones más famosos del planeta, especialmente para los viajeros de los ochentas, noventas y principios del 2000, Alamiro Abanto, apodado “El Hombre”, falleció hoy víctima de una pulmonía, informó a DUKE el ex director técnico de la FENTA y ALAS, Gaetano “Nino” Lauro.

Tenía aproximados noventa años y unas cuantas decenas recibiendo a centenas de los más desbravados aventureros surfers del planeta que oyeron supieron que en ese rincón del planeta se escondía la ola más larga del mundo.

Llegar a Chicama era difícil hace algunos años, hospedarse ahí daba una sola opción: El Hombre.

“Lo conoci alla por 1972 aproximadamente. A todas las personas que venían les decía ‘Hombre’ y creo que por eso le quedo el nombre por el que era conocido. Su esposa se llamaba Teresa y era muy buena persona muy maternal con los surfers que llegaban a la casa”, cuenta Nino Lauro.

“Era más bien bajo, de contextura fuerte, piernas arqueadas y un bigote. De hablar pausado, típico de las personas del norte. Acogía a todos los surfers en pequeñas habitaciones con un ‘petate’ y mucha ilusión”, agrega Lauro.

“Llegué a su casa para mi luna de miel y practicamente sacó a sus hijas de sus camas para acomodarme con mi flamante esposa. Me contó muchas historias sobre el puerto, sus habitantes y los tablistas que llegaban de todas partes del mundo. Cuando me iba quedando sin dinero me conseguía alguna carrera a Paijan o intercambiaba con nosotros algunas cosas. Lo recuerdo con mucho cariño, afecto y respeto y sé que es una gran perdida para el surf mundial. Descansa en paz Alamiro Abanto, el verdadero hombre de Puerto Chicama”, finaliza Lauro en mensaje que envió a DUKE.