Fernando Aguerre al desnudo: "Yo no dejé de ser Fernando, ni disfracé al surf"

Entrevista a una de las personas más poderosas del mundo del surfing y uno de los dirigentes deportivos más influyentes del movimiento olímpico en la actualidad


La cobertura especial del surfing en Lima 2019 es presentada por Quiksilver Perú y Tubos Surf School

En la foto de portada: Fernando Aguerre con el presidente del Comité Olímpico, Tomas Bach. En Lausana ahora hay olas y sus surfers hacen shakas.

Fernando Aguerre se ha convertido en uno de los dirigentes deportivos más influyentes de los últimos años. El Comité Olímpico, Panam Sports y todas esas instituciones que años atrás carecían de color y abundaban en conservadurismo, recibieron de mano de él una buena dosis de aloha que les alegró la vida e hizo a ambas instituciones mucho más cálidas, menos aburridas, más modernas y cercanas.

Durante la prueba de surfing de Lima 2019, en distintas ocasiones, las autoridades olímpicas, de nivel nacional e internacional, que nada tenían que ver con el surfing buscaban acercarse a él, conversar, o tomarse una foto. Fue un retrato del cambio que vivió el surfing en los últimos años, primero Aguerre golpeaba la puerta y ahora todos quieren tomarse la foto con él.

En el mundo del surfing hoy en día es uno de los dirigentes con más poder y más peso, sus decisiones, su actuar, los rumbos que decida tomar, terminan afectando la vida de miles de atletas. Incluidos a los mejores del mundo que están en el CT, e incluidos también los no surfistas que dirigen a la WSL y que ven en el olimpismo surfero una gran oportunidad de negocio.

Con él la escala de poder cambió en el deporte que antes tenía a la WSL como casi única opción para hacer una carrera. Ahora la ISA, los panamericanos y los juegos olímpicos, claro, le presentaron una buena nueva alternativa de vida a todos los surfistas.

No hace tanto se discutió por el choque de fechas de los panamericanos con el US Open, esto, al final de cuentas termina siendo un buen problema para los surfistas que antes no tenía porque la opción era una sola.

Fernando siempre fue un ser que sonó como polémico especialmente entre los llamados “puristas” del mundo del surfing, porque promueve su crecimiento; él les llama egoístas y no puristas porque no quieren compartir la alegría de surfear y se la quieren quedar para ellos solos.

Como latinoamericano en un mundo surfero dominado por estadounidenses y europeos que tienden a mirar de reojo a los que provienen de otras tierras, Aguerre ha sabido escalar toda esa montaña y darle alguna que otra lección a quienes presuntamente comandaban en la industria. Un dato no menor y muy poco común es que el walk of fame de Huntington tiene solo a dos hispanos: Sofía Mulanovich y Fernando Aguerre.

En su ser recaen varios de los que en los próximos años serán de las más grandes noticias del surfing mundial, comenzando por el debut del deporte en Tokio 2020 y todo lo que sucederá entre ahí y Los Ángeles 2028. Lo que suceda con la WSL y la piscina de Slater, tiene que ver con Aguerre, lo que sucede con el dinero que las federaciones dan a sus atletas, tiene que ver con Aguerre y el etcétera se estira por varios ejemplos más.

Los siguientes párrafos incluyen una larga entrevista realizada durante la prueba de surfing de los panamericanos de Lima 2019, en el que se habla de lo mencionado previamente pero también de él como persona, de su voluntad de seguir o no siendo presidente de la ISA tras 25 años al frente, del trabajo minucioso que implicó que el surfing sea olímpico y del que se vino después, del dinero que se necesita para hacerlo, de todo lo que se verá en Tokio, entre tantas cosas más.

Aguerre con el presidente del comité organizador de los juegos, Carlos Neuhaus y con el presidente del Perú, Martín Vizcarra. Foto: ISA

¿Cómo llega el surfing a los panamericanos y que importancia tuvo eso para que luego en 2016 haya sido elegido deporte olímpico?
En el sueño olímpico por lógica incluyo el sueño panamericano. En mayo del 94 fui electo y en marzo del 95 estaba en Mar del Plata, con tanta suerte que los juegos panamericanos eran ahí. No había surf, lógicamente, la ISA no tenía ninguna relación con el mundo olímpico o el mundo panamericano, pero tuve también la suerte que por una relación de trabajo tenia contacto con una persona que me consiguió una reunión con Mario Vazquez Raña (dirigente olímpico mexicano) y su esposa.

Primero iba a ser una reunión y luego terminó siendo un almuerzo de dos horas. Fue muy buena, pasé de no tener comunicación con nadie en el mundo olímpico a encontrarme con uno de los líderes del movimiento olímpico y quien era el líder del olimpismo en las Américas. Hablamos de todo, terminamos hablando del surf y cuando terminamos hablando de lo que quería hacer, que mi sueño era meter al surf… Pensá esto es antes de todo, incluso antes de que la ISA fuera reconocida por el COI, me dijo: “No es una cosa muy fácil lo que vos querés hacer, yo lo veo bastante difícil, pero no debes abandonar el objetivo ni tirar la toalla”. Era un tipo de pocas palabras, muy poderoso.

“No es una cosa muy fácil lo que vos querés hacer, yo lo veo bastante difícil, pero no debes abandonar el objetivo ni tirar la toalla”, dijo Mario Vazquez Raña a Aguerre en 1995

Y bueno, a los seis meses, estaba reunido en Suiza con el presidente del comité olímpico, llevé una donación de una tabla y algunos objetos, ahí comenzamos un camino. Generalmente cuando uno trabaja en un objetivo, a veces busca los puntos de menor resistencia o la fruta que está más baja del árbol para alcanzar. El movimiento olímpico tenía requisitos inumerables y los obstáculos eran casi imposibles de superar en aquel entonces.

El primero era que los juegos muchas veces no son en lugares donde hay mar. Ese obstáculo en ese momento era insuperable, no se habla de máquinas de olas. Los próximos juegos eran en Sídney que no nos iban a incluir porque ya estábamos pasados de la fecha de admisión de deportes, los próximos eran en Atenas y los siguientes en Beijing, o sea, hubo muchos años de juegos que era absolutamente imposible acceder.

Con los juegos panamericanos, a mí me gusta la geografía y la historia, descubrí que en las Américas hay 41 comités olímpicos y hay 39 países que tienen mar, o sea que el surf era mucho más parte de la vida de esos países. Entonces comencé un trabajo con el panamericano. Acordate que mi primer actividad pre presidente de la ISA fue fundar la PASA, ser electo presidente, escribir la constitución, ser reelecto y a los siguientes seis meses, organizar los primeros panamericanos en Margarita, ser re electo de nuevo, organizar los panamericanos en el 95 en Guadalupe, el 97 en Río, los del 99 en Mar del Plata y en el 2001 los panamericanos que terminaron siendo los primeros meses del 2002, en Margarita de nuevo.

Estaba en un momento muy difícil de mi vida, vendiendo la compañía que había construido con mi hermano por 20 años y me quería enfocar en la ISA, así que decidí no candidatearme en la reelección de la PASA. En el año 2005 vendimos con mi hermano Reef y al año siguiente tomé el control operativo directo con la relación del mundo olímpico que había manejado Kadú (Vilella, era director ejecutivo de la ISA).

Me di cuenta que, si realmente quería poner el máximo de tiempo y esfuerzo, lo tenía que hacer yo personalmente, tomé eso como un objetivo personal. En esa época te recuerdo había nada más que dos eventos de la ISA, el World Surfing Games que era cada dos años y el mundial junior que era todos los años, eso era todo lo que había.

Empezamos a trabajar para los panamericanos y lo que necesitábamos era cantidad de países con federaciones reconocidas por los comités olímpicos, pero como sabes, en las Américas era uno de los lugares en donde estaban las federaciones nacionales menos organizadas, menos formales había muchos que aparecían y desaparecían, algunos que eran prácticamente un club y no una federación. Nos llevó mucho tiempo formalizar y ayudar. Ya en cuando en el 2013 lo eligieron a Bach como nuevo presidente, en una charla que tuve con él, le conté lo de surf olímpico.

¿Ya estaba Lima 2019 determinada en 2013?
No, no estaba Lima. Los juegos olímpicos se deciden siete años antes y los panamericanos cinco.

¿Qué le comentaste a Bach ahí?
Lo que le comenté fue la intención del surf olímpico, yo creía que el surf iba a ser algo muy bueno para el movimiento olímpico, y él me dijo que iba a haber una reunión para cambiar el paradigma del movimiento olímpico que va a ser a fines del 2014, eso fue lo que se llamó Agenda 2020. Uno de los puntos de Agenda 2020, todavía conservo intercambios de cartas antes de que sea electo presidente Bach, donde yo proponía temas de juventud que me los respondió.

El movimiento olímpico estaba perdiendo una parte del mundo, un montón de deportes nuevos que no eran como los deportes tradicionales no estaban siquiera charlando y me parecía que era importantísimo que los incluyeran. A partir de eso, uno de los puntos de Agenda 2020 era que se iba a reabrir el ingreso de deportes a los juegos de Tokio.

La manera que el usó para reabrirlos fue que el país organizador, cinco años antes de los juegos podía pedir deportes que eran relevantes para ese país. Al mismo tiempo Lima se eligió como sede y él fue electo y me di cuenta que era el lugar perfecto para el surf. Que si lograba hacer incluir en los juegos panamericanos eso podía ser un buen precedente para lo que pasara en ese año.

"El movimiento olímpico estaba perdiendo una parte del mundo, un montón de deportes nuevos que no eran como los deportes tradicionales no estaban siquiera charlando y me parecía que era importantísimo que los incluyeran"

Las cosas tomaron un ritmo mucho más rápido. Mi remada fue una remada con resistencia, como si alguien me tirara de la pita y de repente empecé a sentir que me soltaba, como cuando agarras la ola y empieza a entrar una inercia, una velocidad. Entramos en una pendiente, empecé a trabajar muy cerca. Maile (Aguerre, ex esposa de Aguerre, ex presidenta de PASA y ex vicepresidenta de la ISA) había trabajado, pero nunca había logrado entrar en los panamericanos. Después me di cuenta que PASA era muy importante, tal vez no iba a entrar a los juegos olímpicos pero sí en los panamericanos, eso iba a facilitar las relaciones con comités olímpicos. Con lo de Lima vi que se abrió la luz al fondo del tubo.

¿Con qué gestión se hizo específica para la entrada a Lima?
Empezamos a trabajar sobre todo con Pepe Quiñones, que era en ese momento el presidente del comité olímpico peruano, un amigo del surf que ya había trabajado con los mundiales de la ISA, lo conocía de acá, de la organización de mundiales, con Karin (Sierralta), había estado presente en todas, era un tipo muy afable, que le gustaba el surf y tenía claro qué si el surf era panamericano, Perú tenía buenas chances de medallas. O sea, tenía sus intereses.

Cuando decís empecé a trabajar con él, ¿qué quiere decir? ¿Es hablar con él? ¿Hacer lobby?
No, trabajamos con él, él quería el surf. Empezamos a trabajar, él era el vicepresidente de Panam Sports que se llamaba PASO en esa época. Como él tenía ese título, él conocía a todos los presidentes de los comités nacionales olímpicos y lo que necesitábamos era facilitar entre los comités olímpicos y las federaciones, hubiera un reconocimiento. En algunos casos, como en Uruguay, por ejemplo, únicamente podían ser reconocidos deportes que ya eran panamericanos u olímpicos, o sea que era imposible que hubiera reconocimiento. Me pedían qué para entrar a los panamericanos, fueran reconocidos en 20 países. Es un círculo vicioso, nunca voy a entrar. Pero bueno, hablamos con Julio Maglione que nos ayudó y con ayuda muy importante empezamos a hacer un trabajo país por país, yo del lado de las federaciones y él del lado de los comités olímpicos y así llegamos a que a mediados de 2015 en la asamblea de Toronto, Lima iba a proponer como Tokio propuso, Lima iba a proponer.

Lo de Agenda 2020, ¿este nuevo movimiento 2020 se aplicó de esa manera a PASO?
No, lo nuestro fue anterior a Agenda 2020. Agenda 2020 es de diciembre de 2014 y nosotros estamos trabajando desde antes.

Otro que aprendió a hacer shakas, Neven Ilic, el presidente de Panam Sports. Foto: Panam Sports

Pero lo que yo estoy diciendo es: ¿El mecanismo de adherir deportes a los panamericanos era distinto al de los juegos olímpicos?
Sí claro, son dos procesos totalmente diferentes. Más simples. La única formalidad que había era el pedido de la ciudad anfitriona y 20 federaciones reconocidas por los comités olímpicos. Llegamos un mes y medio antes y teníamos 17, no llegábamos a 20.

Como negociador me senté con Quiñones y propuse hacer una votación con derecho a una condición suspensiva, no es efectiva hasta que se cumpla la condición, si la condición no se cumple, se cae la votación. Entonces los convencí de hacer una votación con 17, pero yo tenía la obligación antes de fin de año conseguir los 3 que faltaban. Me dieron el OK.

Entonces organicé todo, fuimos a Toronto, se sienta Julio Maglione, en ese momento presidente de PASO, al lado Pepe Quiñones que era el vicepresidente, llega el punto que eran “otros puntos a pedido de la sede” y Julio Maglione se pasa de largo el punto, o sea, no se habla y pasaron al próximo punto.

“¿Y ahora qué hacemos?”, me dije. Agarré el teléfono, mando WhatsApp y le escribo a José que se olvidaron del tema ese, levanta la vista y se acerca a Maglione, entonces cuando Julio termina de hablar vuelve al punto anterior y habla de incluir los nuevos deportes diciendo que Lima pide un solo deporte que es el surf y pregunta si hay alguien que se oponga, nadie se opuso y se dio por aprobado. De esa forma entramos a los juegos panamericanos.

"Lima pide un solo deporte que es el surf y pregunta si hay alguien que se oponga, nadie se opuso y se dio por aprobado. De esa forma entramos a los juegos panamericanos"

¿Qué impacto tuvo ese precedente para Tokio 2020?
Yo creo que fue un poco de relaciones públicas, porque el proceso de Tokio 2020 ya estaba iniciado. Lo que pasó con esto es que fue en marzo de 2015, al mismo tiempo que el COI anunció que Japón tendría derecho a llamar a nuevos deportes, fue maravilloso.

¿En qué mes supiste que uno de los nuevos deportes iba a ser el surf?
En marzo informan de que se abre la propuesta para ingresar pedidos de federaciones que quieren ser incluidos en Tokio. 26 deportes, tenías que ser federación reconocida, si no eras reconocida no entrabas.

Eso ya lo habíamos hecho antes o sea que ya estábamos con las condiciones, nos presentamos 26 en junio, Tokio decidió 8.

¿Hiciste un poco de relaciones públicas con los japoneses?
Sí, por supuesto, con todos, claro. Empezamos a meternos por todos lados.

¿Qué tan clave es eso en el mundo olímpico?
En realidad, esto que te voy a contar no es muy conocido, pero no es un secreto, ha salido en el New York Times, o sea es sabido. En junio hacen una lista más corta de ocho y la decisión final es en septiembre, el 30 de septiembre el COI tiene que aprobar los deportes que pide Japón.

¿Te llegaste a enterar que estabas en esa lista de los ocho?
Sí claro, se anunció. Fue público.

O sea, fueron 8 deportes que a Tokio le interesaron.
Bueno, en realidad, a Tokio le interesaba béisbol, softball y karate. Y el COI le preguntó por la juventud, fue el COI quien propuso el surfing. Por eso digo: Yo trabajé para que me abran la puerta y de repente la puerta se abrió, no la tuve que empujar, fue el COI quien le dijo a Tokio.

"Por eso digo: Yo trabajé para que me abran la puerta y de repente la puerta se abrió, no la tuve que empujar, fue el COI quien le dijo a Tokio"

Creo que es por el trabajo que hicimos todos estos años, el COI fue que dijo que se necesitaba surf, deporte joven de playa, skate, deporte joven urbano y la escalada deportiva, deporte joven de outdoors. Se armó un paquete de cinco que fueron informados en agosto.

Después de los panamericanos y el 30 de septiembre se anunció que Tokio proponía los cinco deportes. Desde ahí, hasta agosto de 2016, se abrió un proceso donde primero la comisión de programas deportivos del COI lo aprobó, el comité ejecutivo en marzo, abril lo aprobó y eso fue a la votación de la sesión que vos estabas presente, ese fue el proceso.

O sea, fue un proceso que, si bien iban por andariveles separados, uno influenciaba un poco al otro y los dos una vez que entramos en los panamericanos y nos votaron para los juegos olímpicos en agosto, empezó el mundo.

A vos que sos surfista, como de repente me pasa a mí o le puede pasar a cualquiera, ¿haberte relacionado con ese mundo te encantó, te shockeo algo tan estricto, tan estructurado?
Había dos temas, el primer tema es que cuando llegue fue en noviembre de 2007 a la primera reunión, conocí a una persona, que había conocido en 1995 en Mar del Plata y se acordaba de mí. Era una reunión chica de comité olímpico y federaciones. Pérez Miró, que era un tipo del COI, me recibió, me saludo y de a poquito empecé a conocer gente.

¿Vos hacías un esfuerzo capas que fuera de tu naturalidad para conocer gente o te salía natural?
Yo en el fondo tengo una dosis de timidez, entrás a un lugar con gente conocida y esa timidez se me va, entonces lo primero que hice cuando entré, busqué gente conocida y encontré a uno, ir a un lugar con 200 adultos y vos sos invisible, que todos te miran, pero nadie te ve, pensás que te saludan y en realidad no te están saludando a vos sino al que está atrás tuyo.

"Yo en el fondo tengo una dosis de timidez"

¿Vos ibas con tu vestimenta característica o ibas más low profile?
No, lo que tenía era un traje y moñito, no había ninguno con el moñito, entonces ya empezaron a hablar del surf y “el del moñito es el del surf”, porque era un deporte nuevo que nunca había aparecido en reuniones.

Aguerre con Lena Guimaraes, la primera medallista de surf en la historia de un panamericano. Foto: Aguerre
Aguerre con Connor Baxter de los Estados Unidos, minutos tras ganar el oro en la carrera de SUP. Foto: Selfie de Aguerre

Ese carisma hay que reconocer que tuvo mucho que ver.
Vos sabés que el fundador del triatlón olímpico, un tipo que ya no está más, en esa reunión fuimos a tomar una cerveza a un bar con cuatro o cinco, y nos quedamos charlando, y me dijo que primero tenía que saber quiénes son las personas del comité olímpico, si no sabía quiénes eran, iba a perder el tiempo hablando con alguien que no le importás.

Me dijo que las tres cosas más importantes, y el comité olímpico nunca va a querer un deporte que no tenga estas tres cosas: La primera, un deporte que sea atractivo y le agregue valor al movimiento olímpico, no al revés, no es que a vos te conviene entrar a los Juegos, a ellos les tiene que convenir que vos vengas.

Segundo tema, tenés que tener una organización formal, legítima, transparente, creíble, tiene que haber federaciones nacionales e internacionales, tiene que ser legalmente y realmente tiene que existir, no vengas con organizaciones de papel o inventos.

La tercera es que el líder tiene que ser una persona creíble, confiable y que lo acepten como interlocutor. Entonces, yo tuve que ganarme la confianza de las personas, para el deporte, para la federación y para mí personalmente. Los tres temas, en determinado momento alguno es más importante, pero todos son muy importantes, si yo no hubiera sido un tipo, aceptado por ellos, o la federación no hubiera sido constituida formalmente o el deporte no fuera atractivo, no se habría logrado la inclusión.

Yo lo primero que tuve que hacer es convencerlos que el deporte les agregaba valor a ellos, que ellos estaban mal, que iban a estar mejor con el surf adentro que con el surf afuera, ese fue mi trabajo de todo el tiempo, el segundo fue que la ISA estuviese bien formalizada, con las cosas bien hechas, estaba todo hecho, pero teníamos que hacer todo como ellos lo querían. Yo tenía 42 federaciones y en esa época exigían 75, o sea estaba lejísimos y el otro tema es que no había olas en los lugares donde estaban los juegos, ¿cómo carajo voy a ir si no hay olas? Londres no tiene olas, Beijing no tiene olas...

"Yo lo primero que tuve que hacer es convencerlos que el deporte les agregaba valor a ellos, que ellos estaban mal, que iban a estar mejor con el surf adentro que con el surf afuera"

No conocías a los miembros tampoco, eso también me imagino que fue un objetivo.
No conocía a nadie... Para conocer a los miembros es muy difícil, porque los miembros no están, hacen una reunión grande y vos no te encontrás con ellos si no sos de la elite, tenés que ser miembro, presidente de federación olímpica internacional o presidente del comité olímpico y aún a ese nivel están los miembros del COI y abajo las federaciones internacionales y al lado los olímpicos.

O sea no llegás a los del COI porque te los encontrás, en las fiestas no estás, en las cenas no estás, donde se sientan ellos no estás, hasta hay diferentes colores en los asientos.

¿Te hiciste una especia de check list para conocerlos? ¿O te pusiste un propósito de mandarles cartas a tal, a tal, a tal?
Lo primero que hacés cuando llegas a un territorio desconocido, como hicieron los españoles cuando llegaron a América, te haces amigo de alguno para que te muestre el territorio, si no no vas a descubrir nunca nada.

Entonces lo primero que tuve fue la suerte de conocer a un tipo que se llama Christophe Duby, que acaba de ser designado director de deportes del COI, un tipo joven, que hacía skateboard, snowboard, que le gustaba el surf aunque no lo practiaba.

Él se convirtió en un carismático y muy respetado director de deportes, es quién tiene la relación con todos los deportes, los asistentes y los futuros. Establecí una buena relación de confianza mutua, a la que yo también traía valor, siempre me preguntaba cuál era el valor agregado que traería el surf, todo el tiempo.

Yo le decía siempre que el olimpismo, el ambientalismo, cosas que iban apareciendo, el lugar abierto para todos sin diferencias raciales, económicas, sociales... Todo eso me hizo también ir conociendo nuestro deporte, o sea sabía esas cosas, pero no las tenía especificadas para un plan de ataque.

Empecé a sacar temas valiosos para ellos, y cada vez que salía un tema nuevo aparecíamos. El surf tiene de todas las cosas importantes que ellos hablaban. De repente, estoy en una reunión hace seis o siete años y viene un miembro del comité olímpico con el que habría hablado dos minutos y me dice: “Vos sos un deporte joven, ¿qué te parece, va a seguir habiendo televisión o no?” Él estaba hablando con el presidente de NBC y me habla a mí de eso, y le digo “sí, va a seguir habiendo pantallas, pero no sé si va a ser en el living o en la mano. Esto fue hace siete años cuando empezaron los smartphones. Entonces ese tipo que me escuchó, ya me puso en otra categoría.

Después, lo que hice en 2011 muy importante fue contratar a Bob Fasulo de asesor olímpico, era mi guía, mi scout. Yo iba a un lugar, no conocía a nadie y él me decía a quien tenía que conocer y me presentaba. Llegaba, me presentaba y me dejaba, se iba o se quedaba sentado y yo tenía que sacar de esa reunión a una persona que tenía buena onda conmigo, o interés de darme el teléfono celular para charlar.

Un día me encontré con el presidente de la comisión de marketing, un noruego, en Londres en el 2011, había organizado los juegos de Lilehammer en inverno, reconocidísimo presidente del comité olímpico de Noruega, era miembro del COI; nos sentamos y me presento como el deporte del surf y el me pregunta, surf, ¿como el que se hace en Hawai? ¿O como el windsurf en Europa? Allá al windsurf le dicen surf. Le digo no, no, como el de Hawái, y me dice que lo había practicado en su juventud, que había ido a estudiar en Stanford en California y cuando venía la época de frío en California se escapaba a Hawái, hablamos en vez de 10 minutos, por media hora.

Ahora, estando en el museo olímpico, después de todos estos años de buena onda, me dice: “Fernando, no solamente estoy contento por el surf, estoy contento por vos, sos de los tipos de líderes que nosotros necesitamos, gente que ama el deporte, que todavía sigue practicando, él tiene 80 y esquía todos los días”.

¿No te parece que es un poco injusto que las relaciones públicas y esos contactos tengan un rol tan preponderante?
Pero eso son las relaciones humanas, así es la vida, así te haces amigos, los que te invitan a cenar o a un viaje son los que tuviste buena onda. ¿Con quién haces negocios o te juntas de socio para una empresa? Con alguien que tenés onda. Esto es lo mismo.

¿No te resultaba incómodo forzar?
No forzaba nada.

Pero bueno, sabías con quienes tenías que ir a hablar.
Sabía con quien era bueno que hablara...

Aguerre con dirigentes de media docena de países latinoamericanos. Foto: Zanocchi

No te dolía, cruzarte con un gil, que te daban ganas de decirle que era un gil y te tenías que callar la boca.
Yo no me junto con ningún gil, si es un gil no lo saludo. ¿Esto se lo dije ayer a un medio argentino, que le aporta el surf al olimpismo? Esta era mi charla. Nuestro deporte tiene una importante relación con el medio ambiente, se practica en la cancha más democrática del mundo porque el mar es de todos, nadie lo puede escritorar, vender o parcelar, podés ser el hijo de la más rica o más pobre de tu país, pero en el mar no hay diferencias, la mayoría de los deportes requieren un club, una membresía y dinero, para hacer surf, solo necesitas el agua, eso me conquistó a mí y creo que conquistó al COI que se enamoró de esto del surf. Se dieron cuenta de los valores que representamos del verdadero olimpismo, el amor por el medio ambiente, la igualdad de género, la igualdad en el acceso al agua, nosotros tenemos un estilo de vida atractivo además, ¿a quién no le gusta estar en la playa con un traje de baño?

"Yo no dejé de ser Fernando, ni disfracé al surf"

Lo lindo es que ingresamos el surf a los juegos panamericanos y olímpicos siendo quienes somos, a veces uno en la vida tiene que cambiar y no porque quiera sino porque conviene, pero nosotros no cambiamos, somos los que éramos entonces cuando empezamos y eso para mí es la verdadera victoria que logré. Yo no dejé de ser Fernando, ni disfracé al surf.

¿En todo ese proceso me vas a decir que no te sucedió despertarte un día y decir, me molesta tener que ir a hablar con este loco, forzar algo que de repente no sale natural?
Nunca, porque si el tipo no tiene interés en vos, directamente no te dan bola, cuando conocí al príncipe Federico de Dinamarca, que va a ser el próximo rey de Dinamarca, está casado con una australiana, surfean él y la mujer, y yo di una presentación en Lima en el 2013 y representé a Juninho, y se llamaba “Deportes para todos”, y fue la primera vez que di una presentación adelante de 100 miembros del comité olímpico.

Estaban todos sentados porque era un año de elecciones, todos se comían lo que había que comerse porque había que estar al lado charlando haciendo lobby entre ellos. Ellos hacían lobby para las elecciones en septiembre, yo lo hacía para mi deporte y conseguía a través de buena onda y gente que me quería y relaciones, que permitieran que yo hiciera una presentación sobre el surf con un chico peruano, que había recibido la beca y que era uno de los mejores surfistas peruanos y era un chico de una familia que no tenía nada, hijo de pescadores. Lo traje a él, hablamos los dos y la gente se re emocionó.

Cuando terminé, me levanté, caminé y se me acercó un tipo a hablar de surf, yo no tenía ni idea de quién era, está el tipo hablando con un amigo al lado, Bob (Fasulo) atrás mío y por ahí el tipo que estaba al lado le dice "your highness", le digo “nice to meet you”, le doy la mano y se va. Le pregunté a Bob quién era y me dijo que se trataba del príncipe Frederik.

Cuando volví del break, ya no estaba más presentando, era uno de los que escuchaba, entonces miras a donde te vas a sentar, es lo primero que haces en una reunión, ver quién está y donde te vas a sentar, si estás buscando una mina te sentás al lado de una mina que te guste, entonces lo veo al príncipe sentado y al lado el asiento vacío, entonces voy, me siento al lado y pensé que no me iba a dar bola, entonces me siento al lado de él y me dice que realmente le gustó mi presentación, me contó que surfeaba, que tenía tres hijas que todas surfeaban, que su mujer surfeaba.

Entonces, en el momento que yo sabía que era el príncipe le pregunto por qué entonces no surfeaba todo el tiempo, y me dice que es complicado para él, que surfea cuando va a Australia, es complicado siendo el príncipe (risas). Ese tipo de encuentros no forzados fueron los que a mí me llevaron a estar donde estoy, porque vos no podes forzar el amor o forzar una amistad, si lo empujas muy fuerte, se va. Ellos saben que es así, que todo el mundo tiene interés.

A vos mismo te habrá pasado eso.
A mí me pasa ahora.

Pero siendo un tipo con plata, influyente, también te debe haber pasado de notar cuando la gente te quiere sacar algo.
Sí, por supuesto y cuando te pasa eso te corrés, o le decís sí, si después nos vemos y en realidad no nos vemos, es normal. Armar relaciones y construir puentes con gente que tenía el poder de decidir si el surf era o no era olímpico era muy importante, pero después descubrí, me lo dijo un miembro del COI, en Londres 2011, acá importa una sola persona: El presidente, si vos no convences al presidente, nunca vas a entrar y si lo convences vas a entrar.

Es como cuando vas a un país, si querés hacer un acuerdo grande, vas y hablas con el presidente. En 2017, en Biarritz para los World Games, ya había más visibilidad, ya éramos deporte olímpico, vino el equipo francés preparado con Jeremy, con Joan Duru, con todos, las dos chicas y me llama Bob, me dice, tenemos un email de la casa real de Noruega, que el príncipe quiere estar acá con el equipo de su país y quiere almorzar conmigo.

Fui, como siempre vestido de camisa floreada a una sala de un hotel muy lindo frente al mar, había varios señores y uno me dice, “highness from Norway”, y bueno, me senté con él. Fue una charla amena de surf. Al otro día, el presidente de la federación, a quien yo le había dicho que me iba a WaveGarden a probar la ola, me dice que al príncipe le hubiera encantado ir conmigo a surfear. Le pregunté si tenía forma de comunicarse con él, y lo llamó, habló y le contó. A las ocho de la mañana al día siguiente cuando yo me iba, estaba el príncipe con su seguridad para ir a surfear. Él me vino a buscar a mí.

"A las ocho de la mañana al día siguiente cuando yo me iba, estaba el príncipe con su seguridad para ir a surfear"

Esta rigidez que me presentabas más temprano sobre los miembros, ¿no te parece que hay un sistema en el mundo olímpico que es un poco macabro? ¿Que hay algo que no está bueno que es el alcahueterismo al poder?
Yo no creo que nadie es mejor que nadie, pero sí creo que hay gente que tiene más poder que otros, es una realidad. El poder se cuida, se protege, vos no vas a un país, llegas a la casa de gobierno, tocas timbre y te abre el presidente, hay un montón de capas, por ahí te recibe el presidente, pero hay capas para llegar hasta el presidente, primero con el portero, después el secretario, después recepcionista del ministerio, el ministro y si vale la pena te presentan al presidente, pero tenés que tener algo valioso, para que el presidente que tiene poco tiempo, te de bola.

"Sí creo que hay gente que tiene más poder que otros, es una realidad. El poder se cuida, se protege"

¿No te parece que hay personajes que son lejanos al deporte y son los que terminan dirigiendo el deporte en el movimiento olímpico?
Hay de todo, hay gente que está en el movimiento olímpico porque tiene valor para el movimiento olímpico y hay gente que está porque son deportistas, las dos miembros nuestras del ejecutivo nuestro, son atletas, Barbara en 2014 estuvo surfeando olones por acá, Chirsty, desde que la elegimos es ministra de educación, cultura y juventud de  Zimbabue, presidenta de la comisión de atletas, se sienta en el comité ejecutivo de los 15 miembros del COI y es supervisora de los juegos olímpicos de juventud. Y yo no la elegí por eso, no tenía nada de eso antes, yo la elegí porque era una persona que le gustaba el surf y tenía ganas de hacerlo.

A Barbara Kendall, yo no le pedí, ella se enteró quien era yo, estábamos mirando snowboard en la montaña y nos pusimos a charlar, y me dijo que si algún día necesitaba una vicepresidenta del comité olímpico le avise y cuando le dije que había una oportunidad para ser electa en 2014, me pidió que le explique que quería, que plan de negocios que tenía, objetivos, como lo pensaba lograr, cuales eran mis valores, que organización tengo, etcétera. No fue, me gusta y voy.

Aguerre, surfeando ayer cerca de su casa en La Jolla, California. Foto: Instagram

Pasando de página, el sí al surf en Tokio seguro te trajo un montón de desafíos, le trajo a la ISA un montón de desafíos, algunos de ellos lo comentas en una entrevista reciente, en la que hablas de que el COI no te da la plata que mereces. ¿Podés nombrar alguno de los desafíos que te trajo que el deporte sea olímpico?
Y, por ejemplo, el primer desafío es que tenemos que tener una organización con un montón de comisiones, controles, balances, transparencias, un montón de cosas que antes no teníamos. Teníamos una comisión de atletas que era, una comisión así nomás, ahora tenemos una comisión de atletas formal, y el presidente, que una vez lo eligió el comité ejecutivo, la próxima lo elige los atletas, ese presidente estará en el comité ejecutivo ahora representando a los atletas.

Justine Dupont, una chica que surfea olas de todo tipo y tamaño, entonces para mí eso fue un desafío. Lo de Tokio no fue “OK, ya estás, estás adentro”. Yo no sabía cómo funcionaba, discusiones permanentes entre Tokio, el comité olímpico y nosotros, sobre cómo es el lugar, cómo se instalan, qué hay, es una cosa interminable, todos los requisitos...

¿Alguno que te llame la atención o da un trabajo que no lo puedas creer?
Los juegos de Tokio, el festival, es la mejor idea, pero la más difícil porque nunca se hizo, entonces no hay experiencia. Un festival de surf que dura ocho días, con músicos, con arte...

¿Y eso es responsabilidad 100% de la ISA?
No, no es responsabilidad de la ISA hacerlo, es del organizador, pero no lo puede hacer sin el apoyo o el acuerdo nuestro, entonces discutís todo el tiempo, por todo. Es interminable.

¿Hay tensión en esa negociación?
Obvio, como en todas las relaciones humanas.

¿En qué lugar de negociador te sentís en ese trío entre Tokio-Comité Olímpico-ISA?
Tenemos el apoyo del comité olímpico, porque creen en la visión del festival olímpico y creen en el surf, no quieren que aparezcamos la primera vez como si fuésemos un chiringo, un choripán (risas), pero al mismo tiempo no nos dan plata, o sea, ¿querés que vaya a la fiesta de gala y no tengo plata ni para alquilarme el smokin? Esto son discusiones permanentes, entonces vamos buscando el balance, y Tokio como negociador quiere el beneficio del surf, pero gastando la menor cantidad de plata, porque el negocio de Tokio es hacer los juegos con la menor cantidad de plata, levantar más dinero con los sponsors, queda dinero a favor y lo usan para lo que quieran...

"Tenemos el apoyo del comité olímpico, porque creen en la visión del festival olímpico y creen en el surf, no quieren que aparezcamos la primera vez como si fuésemos un chiringo, un choripán (risas), pero al mismo tiempo no nos dan plata"

¿El staff 100% ISA, pese a que tuviste ese desafío gigante de meter al surf en los Juegos Olímpicos, no aumentó tanto no?
Sí, hemos traído gente de afuera, ejemplo Erik Kramer, él antes no existía. Subcontratados digamos, tampoco existía Vero Sports, Vero Comunications… Ahora tengo uno de los tres mejores estudios de abogados del oeste de EE.UU. que trabaja gratis para nosotros porque se copan con nosotros, si yo tuviera que pagar, me hubiera gastado ni sé cuánto.

¿Tenés que hacer muchos contratos? ¿Cómo es la cosa?
No, porque tengo que revisar las cosas que hago, yo firmo contratos con todo tipo de gente todo el tiempo ahora, organizadores, campeonatos, seguros, contrataciones de proveedores de servicios, todo, todo lo tengo que revisar.

¿Podés presentar el tema del dinero, de cómo funciona la distribución de dinero a nivel olímpico?
Es bastante simple, los juegos olímpicos tienen ingresos por ventas de entradas, por sponsors y derechos de televisión y comunicación, esos son los tres grandes baldes, de esos baldes una parte va para el comité olímpico, otra para el organizador y la otra parte se distribuye, la mitad a los comités nacionales olímpicos y la otra mitad a las federaciones internacionales.

De Río (los juegos olímpicos 2016) se repartieron más o menos unos 550 millones de dólares, para las 28 federaciones olímpicas y otro tanto para los 200 comités nacionales olímpicos, esa plata no va a ellos directamente, va a través de solidaridad olímpica. O sea, la mitad va a las federaciones que desarrollan los atletas y la otra mitad a los comités olímpicos a través de solidaridad olímpica, o sea los fondos los tenés que pedir a solidaridad olímpica. A la ISA no le llega ningún fondo, nada de eso.

De los 550 millones, ¿no te llega un peso?
Nada.

Le llegan a las 28 federaciones permanentes, ¿verdad?
Claro. Entonces lo que pasó antes del voto de Río fue que las 28 federaciones permanentes obtuvieron un acuerdo del COI de que iban a apoyar los nuevos deportes siempre y cuando no se diluyera la plata, porque no es lo mismo dividir por 28 que dividir por 33. Entonces se acordó eso y nosotros nos quedamos fuera. Nos han dado un poco de dinero, algo así como 120 o 130mil dólares por año, que no es nada. No alcanza para nada, pensá en todo lo que tenemos que hacer...

Por favor cuenta qué es lo que tenés que hacer.
Todo esto que te he dicho, abogados, trabajar constantemente con Tokio, Bob tiene 10 o 15 comunicaciones con Tokio, habla todo el tiempo, acaba de viajar, viajó hace tres meses, va a viajar de nuevo.

¿Todo eso lo paga la ISA? ¿Cada deben ser unos 10.000 dólares?
Alguno te lo pagan ellos, otros te lo pagas vos, depende para lo que sea, pero beneficio evidentemente no hemos recibido. Las que lo han recibido son las federaciones nacionales, las federaciones nacionales están recibiendo de sus comités olímpicos.

El beneficio es porque clasificó y ahora es deporte olímpico, entonces le doy plata a los deportistas surfistas porque son olímpicos. ¿Es así?
Surfing Australia, tenía un millón y medio de dólares, la mayoría del gobierno, para hacer un centro de alta performance, vino el voto de Río y le dieron cinco millones y medio. Increíble. Todo esto ha cambiado, hoy tenés surfistas de Argentina que vienen con plata del comité olímpico, al Uruguay le dan poquito, pero le dan algo. En todos los países hay.

"Surfing Australia, tenía un millón y medio de dólares, la mayoría del gobierno, para hacer un centro de alta performance, vino el voto de Río y le dieron cinco millones y medio. Increíble"

Y la plata que sí lograron conseguir, esos 120.000 dólares, ¿cómo hicieron?
Es un tema extraño, porque ellos traen nuevos deportes por el poder que tienen esos nuevos deportes de agregar valor, pero no los ayudan económicamente, es como si te dan la semilla, pero no te dan el agua ni la tierra, fenómeno, tengo la semilla, pero, ¿el agua y la tierra?

Tuviste que gastar un montón de plata entonces, ¿las finanzas de la ISA se vieron afectadas?
Yo no te diría que las finanzas de la ISA se vieron afectadas, pero cuando tenés menos tiempo para conseguir organizadores para otros campeonatos, te afecta, cuando tenés que dedicar más tiempo por día a temas olímpicos, te afecta, cuando tu director ejecutivo tiene que utilizar el tiempo para el movimiento olímpico, tenés menos tiempo.

Hablando de los juegos olímpicos de Tokio 2020, ya sabemos el formato, ya sabemos cómo se llega, ya sabemos cómo se compite, lo que no sabemos es, ¿cómo es ese festival?
Es un festival que va a durar ocho días, desde el domingo 26 de Julio, tres de esas jornadas son necesarias para la competencia de surf, o sea que hay más días de festival que de surf.

El festival va trascurrir independientemente de que haya o no haya olas en esos días, va a haber yoga, comida orgánica, arte, músicos, introducción al mar, ambientalismo, todo lo que tiene que ver con nuestra cultura, con nuestra vida.

Hemos contratado, o sea lo contactamos nosotros y lo ha contratado Tokio y trabaja para ambos, una organización que se llama GreenRoom, un festival que hace 10 años eran mil personas y que este año atrajo 120.000, con música, arte, todo sobre cultura surfista, gente que entiende de esto.

No es fácil hacer algo que sea exitoso, olímpico y cool, no es fácil, es como hacer una fiesta y que sea cool, o ir a un casamiento y que esté bueno, porque si esta malo te vas al diablo.

"En la playa va a haber un poco de tribuna, pero mucho en la playa, la gente se sienta en la arena, queremos preservar eso, preservar un ambiente creíble de campeonato de surf, no un circo de cemento. Esto (Lima2019) para mí es demasiado cemento"

¿Qué nos podemos imaginar? ¿Un predio? ¿Cuantos metros?
Dos hectáreas. Atrás de la playa, en la playa y una zona de tierra lisa donde está todo eso montado, todas estructuras temporales. En la playa va a haber un poco de tribuna, pero mucho en la playa, la gente se sienta en la arena, queremos preservar eso, preservar un ambiente creíble de campeonato de surf, no un circo de cemento. Esto (Lima2019) para mí es demasiado cemento.

Aguerre aplaudido por Slater en ceremonia en la que la WSL lo honró por su trabajo que logró que el surfing sea olímpico. Foto: WSL
Aguerre ha viajado más a Japón en estos últimos años que en toda su vida.

Hablando del cambio de paradigma que se ha dado, de que ahora te vienen a buscar a vos en distintos ambientes, eso se puede trasladar perfectamente a lo que ha sucedido con la WSL. ¿Qué te parece?
Totalmente, el tour profesional, primero ASP, después WSL, tuvimos una relación que no era fácil, ellos no tenían ninguna necesidad de darnos nada, pero ahora se encontraron que nosotros tenemos el acceso al evento deportivo más importante del mundo que para ellos es muy valioso.

¿Qué valor les da a ellos el estar relacionado con el mundo olímpico?
Para empezar, no es lo mismo ser el tour profesional de un deporte no olímpico a ser el tour profesional de un deporte olímpico. Tiene otro valor, sponsors. Hoy el surf es un deporte que la WSL va a buscar sponsors y no busca sponsors para el tour profesional de un deporte, busca sponsors para un deporte profesional olímpico, es muy diferente. Después lo otro que ha habido, es que inclusive muchos deportes, y centenas de atletas que hacen el tour profesional, hoy lo hacen ayudados con fondos públicos, eso ayuda muchísimo al tour profesional, que haya más gente, más calidad, más eventos.

Creo que el valor más grande que tienen es que durante el año 2019, el tour profesional es un clasificatorio para los juegos. Para darse cuenta del valor que tiene es ver los dos emails que mandaron cuando se cumplieron los 365 días a Tokio. La WSL creó dos comunicados, ambos hablando del surf olímpico, uno explicaba todos los temas de clasificación y el otro hablaba de la lucha que hay entre los atletas de cada uno de los tres países grandes, Australia, Brasil y EE.UU, que tienen siete u ocho atletas y solamente entran dos.

¿Estás al tanto de que la WSL está al tanto de este cambio de paradigma? O sea, ¿es tu conclusión o es algo que vos leíste en los ojos de Sophie Goldschmidt?
¡No! Lee el comunicado de la WSL; de lo excitados que están, lo que representa para ellos y lo que significa, están felices. Está unido el deporte, más que nunca, eso es un sueño, porque a través del surf olímpico se dio una oportunidad. Fíjate, el ejemplo de la ISA con la WSL es un ejemplo que nunca ha sido tan exitoso en ningún otro deporte, nos han puesto a nosotros en el comité olímpico como ejemplo de cómo debería ser la relación con el tour.

Bueno, ¿y tu relación con ellos es buena? Con la WSL.
Yo creo que es mucho mejor de lo que era y es mucho mejor de lo que me podría haber imaginado que iba a ser. Es buena.

¿Es fluida? Tienen que estar en contacto permanente?
Todo el tiempo.

¿Para qué tipo de cosas?
Juzgamiento, quiénes van a representar a sus países, sistema de calificaciones, esa discusión duró como un año, que sé yo, tantas cosas. Pensá que ahora en Tokio la mitad de los jueces son los mejores de los mejores jueces del CT y la otra mitad los mejores de la ISA. Los jefes de jueces son nuestros.

"En Tokio la mitad de los jueces son los mejores de los mejores jueces del CT y la otra mitad los mejores de la ISA. Los jefes de jueces son nuestros"

¿Eso se negocio o lo mencionaste sin negociar?
No, se negoció, ellos querían todos los jueces de ellos, y todos los jefes de jueces de ellos obvio, la negociación empezó con ellos pidiendo los 20 (risas, se refiere todos los puestos de clasificación de surfers a Tokio 2020).

¿Y cómo fue?
Prefiero no hablar, mucho detalle...

París 2024, a mí me parece que es un hecho, pero, ¿qué nivel de seguridad tenés vos de que va a estar el surf en París 2024?
Yo tengo el nivel de seguridad de que a París le interesa el surf, que lo quiere, ya lo dijo, de hecho, el COI ya lo votó, pero ahora falta la revisión de todos los deportes, de los 33 deportes que se hacen después de Tokio, y luego de esa revisión que tiene un montón de medidas, el COI decide no solo qué deporte va a estar adentro, sino que disciplinas y que eventos van a estar adentro y con eso van a decidir en diciembre de 2020 si el surf y el skateboard están adentro.

O sea que yo no cuento con que estoy adentro, yo digo que he sido pedido por París y el COI estuvo de acuerdo, pero ahora falta el comité ejecutivo.

¿Estás un poco asustado de lo que pueda suceder en Tokio por el efecto qué puede tener en París?
No, no.

Entonces, el nivel de seguridad es alto.
Tengo confianza, pero no estoy confiado, es diferente. Confiado es cuando vos te la crees, confianza es cuando vos tenés fe. Claro que tengo fe y hacemos todas las cosas bien hechas.

Con respecto a eso, fueron bastante conservadores a la hora de pedir cupos, pidieron solamente 4 cupos más por género, ¿por qué fue eso?
Pedimos más, cuatro más nos dieron, porque hay limitaciones, pedimos 36.

¿Y pidieron otra disciplina?
No, porque ya sabíamos que el Stand Up, que era la que queríamos pedir, no nos la iban a dar y que no estaban preparados para darnos. Longboard también sabíamos. Se habla, no es que vas pedís las cosas y a ver qué pasa, hay un diálogo fluido.

¿Ahí con quién hablaste? Con París o con el COI?
Con los dos, hay un diálogo fluido con los dos.

Slater y Fernando Aguerre y el director deportivo de Tokio 2020, Koji Murofushi, surfeando en tierra.
Aguerre, con uno de los clasificados a Tokio 2020 más seguros; sería muy raro que Kanoa no ocupe el lugar reservado al local. Foto: ISA/Reed

¿Qué se necesita para la permanencia? Porque ya sabemos que París está yendo todo bien.
Haber agregado valores como me decía mi amigo, ¿y como lo van a medir? Tienen como 40 maneras distintas de medir el valor que agregaste.

¿Qué dice el papel, la carta olímpica o lo que sea hoy en día con este cambio de 2020 para lograr la permanencia olímpica del surf?
No dice nada.

Y entonces, ¿cómo vas a hacer? Porque vos estas pidiéndolo.
Hay 42 criterios que sí, los conocemos, rating, audiencia, ticket vendidos, sponsors, social media, hay un montón de cosas y de esos en algunos andaremos mejor que en otros, pero creo que vamos a andar muy bien y por eso estoy confiado de que el COI se va a dar cuenta del valor que agregamos y nos va a ir bien.

"Estoy confiado de que el COI se va a dar cuenta del valor que agregamos y nos va a ir bien"

O sea, que ahora el sistema de agregar deportes termina siendo un voto de los muchachos y chau, nos vemos.
Solo falta el voto de los 15 del comité ejecutivo, no hay sesión.

No hay más eso que pasaba antes que si entraba uno salía otro.
No, ya hace rato que no.

¿Y hay un deporte permanente que haya entrado nuevo en los últimos años?
Los últimos que entraron fue en 2009 el golf y el rugby.

¿Salieron otros cuando entraron esos?
No, los habían sacado antes, bésibol y no recuerdo cual otro.

¿Qué te pareció que no hayan venido atletas para acá y hayan decidido por el CT con una chance muy grande de clasificar a Tokio? ¿Supiste de cinco atletas que no vinieron para acá?
Y sí, eso es un tema personal. Esos temas que discutirán con sus agentes, sus representantes, sus padres, sus parejas. Yo no te puedo decir que es lo que hacen, ellos debían elegir, algunos eligieron una cosa y otros otra. NoeMar eligió venir y no llegó a la medalla, la hermana eligió no venir y quedó eliminada en la primera ronda, yo que sé.

¿Qué pensás vos cuando la WSL hace tremendos esfuerzos por la piscina de olas? Viste que dijeron que en París iban a poner dos y en Tokio supuestamente están construyendo una.
En Tokio no hay ninguna construcción de ninguna piscina. En París no hay ningún plan de hacer ninguna piscina, la piscina que iban a hacer el Florida la cancelaron. Yo no te doy opinión, te doy simplemente hechos que vos los podés verificar. Hay una sola piscina de olas con el modelo de Kelly Slater que es la que ya conocés, la del Ranch que está hace unos años.

Bueno, en Tokio hubo una confusión en realidad, compraron un predio.
Compraron la tierra, pero nunca van a hacer la construcción.

¿Tenés idea que fue esa movida?
¿Cómo, "qué fue"?

Ellos quisieron seducir al comité olímpico.
¡Si! Ellos quisieron la pileta, les parecía buenísimo, pero Tokio no quiso, Tokio ya dijo en 2015 que no quería y París dijo también lo mismo.

El movimiento olímpico ya flexibilizó y la agenda 2020 dice que los juegos olímpicos se pueden organizar en más de un país al mismo tiempo. Y se pueden organizar lejos de la ciudad en donde están.

Pero vos en algún momento viste que la piscina era una buena opción.
Parecía que era un elemento mucho más importante y yo creo que con el paso del tiempo dejó de serlo.

Para, ¿y vos estás en contra de la piscina?
¡No! Para nada. ¡Si alguien hace una piscina y dice para hacer un campeonato ahí, vamos!

¿Si París te hubiera dicho de hacerlo en la piscina te hubiera molestado en algo?
¡No! No, para mí la piscina no le quita nada al deporte, le agrega otro aspecto, otra manera.

"Para mí la piscina no le quita nada al deporte, le agrega otro aspecto, otra manera"

Perfecto, hablando de piscinas y todo eso te iba a preguntar sobre los puristas, y los que no quieren que el surf crezca...
No me interesa. Para mí los puristas… Si un tipo no quiere que el surf crezca no es un purista, es un egoísta. Vos lo llamas purista, yo lo llamo egoísta. Yo lo que hago, hoy lo escribí en un comentario, el amor al mar, alegría que me ha dado y las ganas de compartir con otras personas esa alegría es lo que me motiva. Para mí lo que lo que dijo Finnegan, el que escribió el libro que ganó el Pullitzer, en un artículo que él pensaba que el surf olímpico le iba a quitar coolness y popularidad y mística al surf.

Eso es lo mismo que decir que porque vos eras el único que comía bife de lomo y ahora comemos todos bife de lomo, decir que el bife de lomo no es rico. ¡Está loco! Vos no comías por ser el único que comía bife de lomo, lo comías porque te gustaba. Entonces, ¿vos hacés surf porque te gusta o haces surf porque es cool?

"Si un tipo no quiere que el surf crezca no es un purista, es un egoísta"

Shakas de Fernando Aguerre y el presidente del comité organizador de París 2024, Tony Estanguet. Foto: Instagram de Aguerre

Yo no hago surf porque es cool, para mí el coolness es irrelevante, yo hago surf porque me gusta, porque me hace bien y esa alegría lo quiero compartir con otra gente, para mí lo de los puristas es un invento. Yo no sé cuántos hay, ¿cuánta gente está en contra del surf olímpico?

No leíste una carta que mando What Youth, la revista que hiz o Kai Neville hace una semana.
Sí, pero a quién representa eso...

Bueno, ellos son considerados super cool.
Too cool to be cool (demasiado cool para ser cool).

¿No te llega al corazón este viaje?
¡No! ¿Lo que esta gente que dice eso? ¡Estás loco!

A ver, imaginémoslo de esta manera, la típica islita que estaba con 20 personas y todos eran felices y después termina con edificios y 500 personas en el agua, son cosas que ha sucedido.
Fíjate, no hubo juegos olímpicos y todo eso ya sucedió. Anda a Bali. Es irrelevante. Yo llegué a California hace 35 años y estaba todo crowdeado y 35 años después sigue igual. ¿Qué cambió? La industria de surf hizo una millonada. A mí sinceramente, es un tema que no me interesa, es como que una persona se enojara porque hay más gente que tiene acceso a salud pública. Que diga que va a bajar la calidad, yo que sé, que piense lo que quiera.

¿Hay algún comentario que hayas leído por ahí que te haya molestado de todo este tema? Porque hay gente que le molesta de verdad.
No, pero me causa gracia, he visto comentarios que dicen que lo único que quiero es vender más sandalias. Hace 14 años que vendí Reef hermano, ¿están locos?

Bueno, igual tenés empresas de surfing, ¿no?
Pero eso es irrelevante, yo soy una mosca en el negocio del surfing, mi negocio no va a cambiar por el surf olímpico. El surf ya es lo más cool que ha sido, fíjate la industria está en el peor momento que ha estado, está complicado, muchas marcas fueron compradas por empresas públicas, fueron a fondos de inversión, no son lo que era. No son los dueños surfistas y, sin embargo, el surf es lo más cool que ha sido en toda la historia.

¿Si? ¿Por qué decís eso?
Porque ayer estuve cenando con el capitán del equipo de hockey sobre césped de Argentina, campeón olímpico, mundial, panamericano y va a ganar acá también, ¿sabés cuál es el otro deporte que practica? ¡Surf!

Ta pero, ¿eso quiere decir que es cool?
Cool, boludo, cool es cuando estás alto.

"Cool, boludo, cool es cuando estás alto"

Para mí cool era Gerry López surfeando en Pipeline en los 70.
Para vos, y para otro es John John y para otros era Kelly.

No sé, la época hippie era cool.
¿Era? O eran todos unos drogados pinchados de heroína, ácido... ¿Eso era cool?

Bueno, hablar de lo que es cool o no, es muy subjetivo.
Por eso. Hoy en el aspiracional colectivo de los seres humanos, el surf está arriba, es más popular que lo que era antes. ¿Viste lo que es Jack Jhonson? Antes no tenías eso.

¿Vos no te imaginas un mundo apocalíptico real? De que las olas no den para la cantidad de surfistas que hay...
No, se regula. Mira Perú. Mira Perú, es una máquina de olas.

No, pero es un mal ejemplo, porque sobran las olas por todos lados. En fin, California sería un mejor ejemplo ponele.
Pero se regula, cuando hay un point que hay 50, si alguien se mete al agua no agarra olas, entonces te sentás en la playa, te relajas y dentro de media hora van a haber 30, porque 20 seguramente no agarraron olas tampoco, ahí me meto. ¡Eso no va a cambiar por el surf olímpico, Pablo!

¿Ya se sabe la sede de los World Surfing Games de 2020?
¡No! No, no, no.

¿Tenés propuesta de algún país?
Cinco, pero no te voy a decir cuáles.

¿Qué va a considerar la ISA para elegirlos?
¡Lo que consideramos siempre! Quién es el mejor organizador, quién da más garantía de que sea bueno, quién es creíble, quién tiene mejor fondeo, quién tiene apoyo del gobierno, lo de siempre. Acceso, medios, costos, distancia para llegar, todo.

¿Por qué repetiste tantos eventos en Japón últimamente?
Porque el surf en Japón explotó, y está de moda, y les encanta. Además, yo quiero practicar y conocerlo en Japón, yo voy a tener que organizar el evento más importante en la historia del surf en Japón, quiero entenderlo. Es lo lógico.

¿No fue demasiado?
No.

Porque hay equipos que sufren por ir a Japón.
Si y antes equipos sufrían por venir a América. ¿Te acordás hace 10 años como se quejaban porque los latinoamericanos eran los únicos que hacíamos eventos y cuando íbamos a hacer uno en Europa, uno en Japón y cuando Australia? Australia no porque los australianos no quieren poner la plata...

"El surf en Japón explotó, y está de moda, y les encanta. Además, yo quiero practicar y conocerlo en Japón, yo voy a tener que organizar el evento más importante en la historia del surf en Japón, quiero entenderlo"

En los World Surfing Games de 2020 súper importantes, y los de 2019 súper importantes, pusiste reglas de que los CT tienen que estar. Hay naciones que no les gusta eso porque se van a cruzar con los CT y les quita posibilidades olímpicas. ¿Cuál fue el espíritu de esa regla?
Los que tienen mentalidad de ganadores y son surfistas van a estar contentos... Como el chico este de El Salvador, ¿sabés lo que me dijo? Me encanta estar en Japón, estaba el presidente del comité olímpico de El Salvador, él y yo. Y le digo, ¿vos vas a Japón? Y me dice, por ahora no, lo miro y le digo: “¿Vos estás loco?”, al presidente le digo, “¿cómo no lo vas a enviar? Este tipo te va a ganar una medalla y por ahí la de oro. Si lo mandas a Japón y le gana a Kolohe en una serie, que nunca le puede ganar, porque surfear contra los del CT que están escondidos y protegidos por la fortaleza de la inexpugnabilidad económica, esta es la oportunidad, es la democracia, los World Surfing Games es la democracia”, ¿vos querés ser mejor que los mejores? ¡Andá y competí con los mejores!”.

Aguerre lleva 25 años al mando de la ISA pero no da dato ninguno de cuándo planea retirarse. Foto: ISA

Con respecto a tu carrera como dirigente deportivo, ¿no te parece que te excediste? ¿Qué estás hace 25 años acá dirigiendo? ¿Qué te parece a vos?
Pablo, no cobro dinero, no presiono a nadie, no limito las candidaturas, nunca lo he hecho, cuando no me quieran elegir que no me elijan, o por ahí dejo de tratar de ser electo como me pasó con PASA, me cansé no podía y lo dejé.

Podría ser hoy el presidente de PASA si quisiera. ¡En principio estar mucho tiempo no es bueno, pero en principio! Salvo que vos estando, mejores todo para todos, yo gracias a que estuve, no lo digo yo porque yo sea Fernando Aguerre, pero no es fácil hacer lo que hice. Tengo un background multi lingual, empresarial, legal, del agua, de organizador, organizador de organizaciones, de eventos, ese es mi background lo hice toda la vida, es muy difícil encontrar todo eso por alguien que lo hace gratis. Es inusual.

"Esta es la oportunidad, es la democracia, los World Surfing Games es la democracia, ¿vos querés ser mejor que los mejores? ¡Andá y competí con los mejores!”

¿Qué onda? ¿Por qué eso de hacerlo gratis? ¿Por qué cuando te pagas un viaje a tal lado, te lo pagas con plata tuya y no de la ISA?
Hace un año la ISA me empezó a pagar los pasajes, pero no cobro salarios. Nunca tuve salarios, nunca cobré ni tengo pretensión de salario. Me pareció en este momento algo justo, mejorable, lo de pagar pasajes, al principio la ISA no tenía entonces me los pagaba yo, no voy a dejar de viajar porque no haya plata, pero hoy es algo normal, está bien.

En tu corazón, ¿cuánto querés seguir con esto? ¿En París o en Los Ángeles 2028?
Tengo ganas de estar, pero no sé si voy a estar de presidente, pero tengo ganas de estar. Es el bebe que trabajé toda la vida.

¿Pero está lindo ir de presidente no?
Mira si me decís si está lindo es estar sentado acá hoy mirando el agua, si está lindo, pero, ¿sabes la cantidad de trabajo que tenés que hacer? Yo no soy un tipo que organiza un eventito por año, en su playa de su país, yo tengo una organización que hace 6 o 7 campeonatos del mundo en diferentes lugares y participa de juegos multi deportivos, es un trabajo, un dolor de huevos.

Yo no puedo ser el presidente de esto y olvidarme. Yo cuando trabajo con vos, vos ves como me administro, yo sigo siendo el presidente, sigo siendo mi jefe de gabinete, sigo siendo responsable de todo, firmo los contratos, firmo las declaraciones juradas de los impuestos de la ISA, miro los estados financieros, para mí es un trabajo, pero en este momento estoy armando también un grupo de líderes en el comité ejecutivo que pueden sucederme. Es esencial.

"Tengo ganas de estar, pero no sé si voy a estar de presidente, pero tengo ganas de estar. Es el bebe que trabajé toda la vida"

Bueno, y de la mano de lo que decías vos hoy, que tal vez no es tan fácil irse porque no es fácil encontrar una persona como vos, es lo que sugeriste.
No, yo creo que van a encontrar un grupo de personas que hacen lo que yo hago, que tengan más de uno que tengan fortalezas y lo van a hacer, está bien.

¿Te dolería irte porque tal vez la ISA se vería debilitada?
Si hago un buen trabajo, la evaluación final va a ser como organicé para que haya un buen sucesor, no debería quedar debilitada.

¿Te costaría irte?
No.

¿A vos te gusta sentirte importante?
Me gusta hacer cosas importantes, me gusta hacer cosas que mejoran la vida de los demás. Habitualmente me levanto y pienso, ¿qué voy a hacer hoy? Qué voy a hacer para que el día del mundo termine mejor de lo que empieza... Así es como pienso, a veces lo logro y a veces no. Fui educado por una madre humanitaria, por un abuelo socialista que tuvo un padre anarquista. Y por otro lado tengo otra rama de la familia totalmente empresaria y capitalista. Utilizo mis habilidades de empresario, para desarrollar la ISA, para que la ISA sea absolutamente bulletproof, respetada, creíble, lo único que me falta, el último paso sería lograr fondeo olímpico, una vez que eso esté logrado, (recibiremos) la plata de la distribución de los derechos que reciben las 28 federaciones. Eso es un tema de tiempo...

"Me gusta hacer cosas importantes, me gusta hacer cosas que mejoran la vida de los demás"

Lo que te falta también es lograr la permanencia olímpica del surf.
Van juntas, una trae a la otra.

¿Tenés una fecha que te has propuesto para irte?
No, pero hay elecciones en el año 22.

¿Y qué pensás de esa fecha?
Es una linda fecha, voy a tener 64 años.

¿Estás pensando en irte en 2022?
No, no lo tengo pensado en este momento, en algún momento pensé en irme en el 2012. A veces te cansas y no lo querés hacer más, pero realmente en este momento no tengo ni plan de ida ni de quedarme.

¿Qué sacrificios hiciste por esto?
Te voy a decir un ejemplo más simple, que sería bueno que lo publicaras, se lo conté a todos los surfistas profesionales cuando me reuní con ellos hace un año y medio en Hawái para discutir de qué manera la WSL iba a trabajar dentro de la ISA para el olimpismo. Mi hermano hizo un cálculo de que más o menos he trabajado unas 12.000 horas para llevar el surf a los juegos olímpicos, son muchas horas. Yo soy un surfista promedio les dije, yo llevo 12.000 horas, a seis olas por hora, son 72.000 olas. Yo Fernando Aguerre dejé de surfear 72.000 olas para que ustedes surfeen en Tokio, vamos a hacer una negociación de buena fe.

"A veces te cansas y no lo querés hacer más, pero realmente en este momento no tengo ni plan de ida ni de quedarme"

Aguerre calcula que dejó de surfear 72.000 olas por el tiempo que invirtió en que el surfing sea incluido en Tokio 2020. En la foto: Bajando una buena en Mar del Plata. Crédito: Instagram-Ryan Bakery

Pero seguro eso no fue lo único que sacrificaste.
No, sacrifiqué tiempo con mi familia, tiempo con las olas, tiempo para ganar dinero, tiempo para mi salud, un montón de cosas.

¿Y hubo algún peso que te ha dolido de lo que te perdiste?
No, pero vos no podés tener la torta y comértela, o la tenés o te la comes.

Claro, pero en ese tiempo que no estuviste con tu familia, por ejemplo, ¿los nenes de la cobraron? ¿Tu esposa te lo cobró?
No.

¿Algún matrimonio falló por ese fanatismo?
Prefiero no hablar de temas personales así tan íntimos, no creo que sea relevante en la nota, pero creo en realidad uno toma decisiones de salir a trabajar de lo que sea 12 horas y eso te priva de tiempo, pero también lo haces para conseguir medios para ayudar a tu familia para que esté más segura, a que tenga techo, a que tenga comida, ropa, buena educación buena salud.

En términos personales generales, ¿vos cómo estás?
Contento.

¿Sos un loco que todos los días se despierta re feliz?
Soy saludable físicamente, no tomo remedios, no tomo calmantes, no tomo ansiolíticos, no tomo casi alcohol, no tomo café negro, no tomo mate, no tomo té, no tomo coca cola, estoy muy tranquilo.

¿Tu personalidad o tu vida te desafía en algo? ¿Tenés momentos oscuros?
No, soy saludable. Creo que cuando uno está mal, o te enfermas, ahora por ejemplo pasé por la muerte de mi padre, mi padre se murió de neumonía y yo me agarré neumonía. O sea, creo que las cosas que realmente te perturban son las que te cambian radicalmente la vida, la salud o la muerte de tus seres queridos, los desencantos emocionales de cualquier tipo, algunos los podés arreglar y otros no.

Mostrás una integridad bastante inhumana, porque todos tenemos problemas diarios.
Pero problemas tenemos todos, yo me enfermé ahora estuve dos semanas con antibióticos y eso es normal.

Me refería a temas diarios.
Pero qué sos, ¿la revista Caras, boludo?

¿Cómo te gustaría que te recuerden?
Idealista práctico, constructor de puentes, abierto de corazón y menos inquisitivo e insistente de lo que soy. Soy eso, mi nivel de ejecución, es muchas veces más de lo aceptable para la mayoría de la gente, yo mismo soy muy exigente.

¿Te exigís mucho vos mismo y a veces le exigís a los demás lo mismo?
A veces sí y a veces no, pero mi nivel conmigo es rompe pelotas.

Y eso te ha costado...
Si querés sacarte 10 en el examen y te sacas 9, te rompe las bolas, yo creo que eso es parte del éxito. Ese es mi motor.

Y yendo de la mano de lo bien que te ha ido en el movimiento olímpico, ¿te han ofrecido cargos en el movimiento olímpico?
Sí.

¿Y te gusta ese mundo? ¿Te sedujo tanto como para que formes parte?
¡No! Me ofrecieron los World Beach Games hace tres años y no acepté. No puedo hacer más cosas, Pablo, la vida se acaba, me quedan 15 años así, y después la pendiente... Yo surfeo todos los días, tengo una nena de seis años y tengo 61. Yo a toda la gente que le digo la edad no me cree, piensan que los estoy jodiendo, hace 61 años que nací y por ahí me comporto, pienso, me visto y tengo el aspecto como uno de menos, pero tengo 61, tengo una operación de espalda, un accidente grave en la espalda, seguí surfeando, me recuperé, me sané me curé...

"La vida se acaba, me quedan 15 años así, y después la pendiente"

¿Qué cosas simples disfrutas de la vida hoy en día?
Escuchar música, tocar un instrumento, jugar con Gina, surfear, cagarme de risa sin tener que tomar alcohol, divertirme en una fiesta sin tener que estar borracho. No necesito el alcohol. Llegar a eso para mí es un éxito, la mayoría de gente a mi edad, se toman 3 whiskies cada noche y se están suicidando, yo no me quiero suicidar. ¡Yo quiero surfear hasta los 100 años, boludo!

¿Se puede decir que viviste la vida a pleno? ¿Estás satisfecho con la vida que viviste?
Soy feliz, estoy satisfecho con la vida que viví, sé que he cometido errores, he ofendido, he pedido perdón, he aprendido, me he arrepentido de cosas que hice. Viste la gente que dice que si volvería a vivir haría lo mismo, ¡ni en pedo! Si volviera a vivir cambiaría tantas cosas que no las haría igual, pero bueno.

¿Hay alguna que te duele feo?
Prefiero no hablar de eso, pero las tengo, he aceptado. Acabo de terminar tres años de psicoanálisis, medito todos los días, como sano, duermo siete – ocho horas sin tomar nada para dormir.

"Si volviera a vivir cambiaría tantas cosas que no las haría igual, pero bueno"

Un comentario de color hablando de tu vida, la época de Reef en su esplendor, con las chicas Reef, ¿fueron años salvajes y lindos o no?
¡Obvio! Pablo, lo loco nunca lo escondí, lo viví a pleno, era el loco de los 30 collares, ahora uso uno o dos, antes eran 30. Pero en todos estos años lo más lindo de todo fue que cuando vendí Reef, sentí que tenía un vacío en mi vida, “¿y ahora qué voy a hacer?" (se preguntaba). Porque yo vivía de empresario, era presidente de la ISA, pero era una ISA que hacía un campeonato cada dos años, tenía un empleado.

Lo más lindo de todo es encontrarme con todos esos atletas de 20 o 30 años en todos los campeonatos, que voy al agua con ellos, que comemos juntos en la villa panamericana y para la mayoría soy Fernando, el que trajo el surf olímpico, el que desarrolló la ISA, ni saben que fui el dueño de Reef (risas). ¡Copado! Pude reinventar mi vida. Estoy en mi tercera mi vida, eso significa que tuve que reinventar también mi vida matrimonial, familiar. Y tengo una buena relación con mis tres hijos de 22 años, tengo una buena relación con mi primera mujer. He aprendido más a hacer la paz, el valor de la paz por encima de la guerra.

Se nota que hay mucha gente del mundo olímpico que se ve inspirada por tu forma de ser, ¿cómo lo ves?
Hay gente que está feliz de conocerme y dicen “qué bueno, qué divertido”.

¿Y qué es lo que vos crees que seduce a esas personas que vos tenés?
Primero que hablo desde el corazón, yo soy abierto y que tengo calidez, como siempre, trato a la gente como me traten y si hago o cometo errores me gusta que me lo digan, lo que uno no quiere escuchar, es lo que más necesita escuchar y creo que continúo aprendiendo a escuchar más de eso, el problema es que la sabiduría es un peine que te dan cuando te quedas pelado. Para cuando sos sabio, ya sos muy viejo.