Lele campeón argentino: “Se siente muy bien este cuarto título”

Ganó en La Paloma y se hizo con el título, en entrevista comenta sobre lo logrado, el 2020 y lo que tiene por delante con la llegada de su primer hijo y un futuro que dice será más “maduro” como “padre de familia, hombre de familia”


Nota presentada por Rip Curl Argentina- Foto de portada: Mariano Antunez

A tres días de cumplir 33 años, a pocos días de que nazca su primer hijo, Leandro Usuna reconoce que está viviendo una etapa de transición que él mismo dice lo lleva de ser menos de aquel muchacho divertido, aventurero, y un poquito rebelde, a una persona más madura, tranquila y centrada.

Con dos títulos mundiales de la ISA en la bolsa, performances destacadas en Hawái y en varios eventos QS alrededor del mundo, la medalla de plata en Lima 2019 y desde el miércoles pasado cuatro títulos argentinos, tiene mucho por delante pero puede estar tranquilo que lo que hizo atrás lo coloca como uno de los mejores surfistas latinos de la historia.

Un hijo le cambia la vida a las personas de distintas maneras, es verdad que el de Usuna no ha llegado todavía, pero su cercanía le está haciendo muy bien a Usuna que está surfeando increíble. Con solidez y madurez (como su transformación personal) pero con atisbos de rebeldía (que está dejando atrás); la etapa anterior la ganó con un aéreo muy bueno, en un surfer que no se caracteriza tanto por hacer aéreos.

En los siguientes párrafos se refiere al nuevo título, a que se viene un nuevo integrante en su familia, a su transformación personal y lo que le depara el 2021, entre otras tantas cosas.

El año comenzó bien para Lele, aunque en ese momento, en el Volcom Pipe Pro, ni se imaginaba el año que se venía por delante. Foto: WSL/Keoki

¿Cómo se siente este cuarto título argentino?
Se siente bien, cómodo, maduramente cómodo (risas). Fue un año de locos, raro, para algunos bien y para otros mal; a mí me vino muy bien el año, para estar acá en casa con mi mujer, pronto seré padre, no hubo competencia pero en todos los torneos que hice llegué a cuartos de final o mejor. Incluido el internacional de Pipe en el que quedé quinto, y después en los que competí aquí quedé primero en tres y segundo en el otro.

Así que fue un año excelente a nivel de resultados, creo que estoy corriendo con otra cabeza, con otra madurez y se siente bien. Se siente muy bien este cuarto título, siento que los estoy alcanzando a Martín (Passeri) y a Maxi (Siri) que es uno de mis objetivos, ser el campeón argentino con más títulos.

"Fue un año de locos, raro, para algunos bien y para otros mal; a mí me vino muy bien el año, para estar acá en casa con mi mujer"

Lo habías ganado en 2018 y lo perdiste en 2019, ¿qué creés que hiciste este año bien como para recuperarlo?
Creo que en el 2019 no corrí varias fechas por competir afuera. Desde que empecé a correr el circuito en el 2010, por ahí, hay años que estoy acá y puedo competir en todas y hay otros que no. Entonces por eso creo que en el 2019 me había perdido un par de fechas, no fui a la última porque estaba en Chile… Fue algo así.

Se da cuando se tiene que dar, creo que es así la cosa, y este año, se tenía que dar.

¿Tiene sabor especial tu cuarto título?
Tiene un sabor diferente porque pude ganar las últimas dos fechas y quedar campeón argentino con mi mujer embarazada mirando ahí en la playa (risas). Entonces, podemos decir que lo logré frente a mi familia.

El año 2019 terminó con Lele a un paso de meterse en Tokio 2020 que pasó a ser Tokio 2021, ganando la plata en Lima 2019. Ahora se juega el todo por el todo en el ISA World Surfing Games de El Salvador. Foto: Lima 2019-Zambrana

¿Cómo se fue dando la jornada del miércoles?
Veníamos mirando los últimos swells del año que quedaban para definir el circuito y este primer swell que entró se veía que venía viajando hacía bastante, era más un groundswell e iba a durar. Entró martes a la tarde con muchas olas, sopló del sur, fui a entrenar y el miércoles sabíamos que iba a estar buenazo el mar.

El miércoles hubo re olas, amanecimos con un poco de marea alta y el viento offshore fuerte, condiciones un poco difíciles pero a lo largo del día fue mejorando cada vez más y más y más. Por eso pudieron hacer todos los heats de los hombres y las chicas también. Fue increíble, creo que de las mejores olas que tuvimos en el torneo de La Paloma, no muy grande, no muy chico, tamaño perfecto para romperla, había tubitos con la ola pintada, clásica, glass, bien definida…

La rompieron todos, hubo alto nivel de surfing. Las primeras series fueron difíciles como siempre pero luego ya uno se va acomodando. Yo no lo hago a propósito, me sale de instinto ir cada heat poniéndole más y más y más fuego a las maniobras.

Fue un largo día, corrimos cinco veces pero con ganas porque la verdad que estaba increíble el mar. Nunca queríamos salir. 

¿Te tenés fe para llegar a los cinco títulos de Maxi Siri o a los seis de Passeri?
Tengo muchas ganas de ser el campeón nacional con más títulos. Tengo muchísimas ganas, creo que está buenísimo el objetivo, me encanta competir en casa, ganar en casa es de las mejores sensaciones. A Maxi el otro día le dije: “¡Ya te tengo ahí nomás, Maxi, un año más (risas)!”. Martín son dos más, pero vamos a seguir metiéndole, ahora que estoy más tranquilo, acá en casa, vamos con ese objetivo.  

¿Cómo te preparás para la llegada del bebé?
¡Uy, tengo una ansiedad por la llegada del bebé! Creo que estoy más nervioso yo que Pilar (risas, se le traba la lengua). Me agarra una ansiedad, unos nervios. Pero estoy feliz, es pura felicidad, es un amor tan profundo, tan puro, que no se puede explicar, es una sensación única increíble. Ya estamos preparados, está el cuartito armado, la ropa colgada, todo lavado… Solo nos faltan los brazos abiertos, que cuando llegue el momento ahí estaremos.

¿Cómo te imaginás la vida de padre?
Me imagino bajando un cambio, o subiendo cambio en otras y bajando en algunas. Por ahí no tantas competencias y viajes alrededor del mundo para competir y QSs… Si no hacer más eventos de los que me gustan e interesan, empezar con otros planes, la escuela, surf coaching, por ahí algunos viajes de free surf. Bajando cambios en algunos lados y dándole foco a otros.

¿Estuviste practicando el cambio de pañales y despertar a las dos de la mañana?
No practiqué nada de eso. Todos me dicen “andá acostumbrándote”… La verdad que prefiero aprovechar ahora a dormir y que cuando llegue el momento ahí (risas), ahí pasaremos por esa de levantarte cada dos horas pero ahora estoy aprovechando. Y, el cambio de pañales, estoy mirando tutoriales en la universidad de Youtube.

¿Qué podemos esperar de Lele Usuna en el 2021?
Lele Usuna en el 2021 ya va a ser padre, por ahí no viajará tanto, pero sí con el mismo objetivo que tenemos planteado que es tratar de clasificar a los juegos olímpicos y dedicado más a otras cosas como la escuela, el coaching y en ayudar al futuro y presente del surf argentino. Creo que es más por ahí… Padre de familia, hombre de familia.

Usuna atacando una derecha en Jacó 2017, donde ganó su segundo título mundial. Foto: ISA/Jimenez