Un surfista fue electo presidente del Uruguay

¿Es Luis Lacalle Pou el primer presidente verdaderamente surfer de la historia? Probablemente.


En foto de portada: Bien colocado en un cilindro salvadoreño. Presenta: Chivipizza

Luis Lacalle Pou, surfista desde los años ochenta, con viajes a Indonesia, Hawái, Nicaragua, Brasil y El Salvador, entre otros destinos, acaba de ser confirmado como presidente electo del Uruguay luego de un largo segundo escrutinio que tuvo lugar tras el ajustado balotaje del domingo pasado.

Los votos contados hoy dieron cuenta que no hay forma de que su rival, Daniel Martínez, lo alcance con los sufragios que restan por ser revisados.

No se sabe a ciencia cierta si se trata del primer presidente de una nación que verdaderamente surfea; se sabe que Obama ha practicado bodysurf, por ejemplo, pero no se tiene registro de que otro primer mandatario de otro país sea, como lo es Lacalle Pou, un fisurado por las olas que pasó en el agua salada buena parte de su vida.

Hijo del presidente del Uruguay entre 1990 y 1995, Luis Alberto Lacalle Herrera y perteneciente a una familia con profundas raíces políticas, el recién electo comenzó a surfear a mediados de los 80 en un viaje que hizo a Florianópolis, Brasil.

Según pudo saber DUKE, luego en la casa de veraneo que su padre compró en La Barra de Maldonado siguió yendo al agua con asiduidad y se enamoró del deporte. Surfeaba generalmente en la playa de La Martínez.

Ahí además se hizo amigo de una banda que andaba en skate y compartía la vida entre el agua y las escasas pistas que había en la zona.

Cuentan fuentes cercanas a él que la influencia de los surfers brasileños era fuerte en aquella época pues traían mejor equipamiento y mostraban un surfing más avanzado. Lacalle Pou compartía el agua con el destacado surfer de la época, Christian Hunt, y quienes luego fueron campeones nacionales, Josepe Pereira y Matías Temesio.

Lacalle Pou, bajando una buena en Nicaragua.

Ya más grande, recorrió el mundo con la tabla abajo del brazo, cuando se recibió de abogado, en marzo de 98, para celebrar se fue de viaje a Hawái, California y Costa Rica. En la meca, dijo al programa Todo Pasa, fue donde surfeó las olas más peligrosas de su vida.

“Agarré la cola de El Niño y aparte fui solo (…) Más que porrazos (golpes) pasé apretado (asustado) adentro del agua, estaba grande, solo, hay mucho localismo, no te podés equivocar donde estás ubicado, hay coral abajo”, contó al mencionado programa.

Viajó a Indonesia, Hawái, Nicaragua, Brasil, El Salvador, California, México, Panamá y consultado sobre qué otros sitios quiere ir, dijo: “Todo, quiero vivir tres vidas más”.

Con respecto a sus sesiones de surfing en Uruguay, no es común verlo en el agua en los lugares más elegidos por todos, otras fuentes señalaron que elige siempre ir al agua donde hay nadie o casi nadie. De sus tres hijos, la única que lo acompañó con su pasión fue la única nena, Violeta.

También en el mencionado programa le preguntaron qué hará con el surfing cuando sea presidente, respondió: “Si sos presidente de la república estás en el horno (expresión uruguaya para decir que estás jodido)”.

La periodista le repreguntó: “¿Y qué vas a hacer?”, y Lacalle Pou exclamó: “¡Y nada, soñar!”.

Atacando el labio de una derecha salvadoreña.