Momentos legendarios del Raw Irons que adelantan la madera de campeón de Andy

Y una personalidad que lo convirtió en leyenda pero hizo que se vaya demasiado temprano

Un ser humano llamado Marcio Nunes, publicó en Youtube, suponemos infringiendo normas de propiedad intelectual, uno de los mejores videos de surfing de la historia, el video firma de Andy Irons, Raw Irons (algo así como Andy en bruto).

Rever el video en estos días dio varios apuntes sobre cómo luego este joven surfista se convirtió en uno de los mejores de la historia.

La última vez que quien escribe había visto el Raw Irons fue en aquel trágico 2010, en VHS, en una reunión de amigos que sirvió para humildemente homenajear a uno de nuestros ídolos y también hacer la paz con la idea de su idea, algo que nos dolió mucho.

El nombre: Raw Irons no puede ser más honesto con lo que se ve en la película, es joven, rebelde e impulsivo. Su surfing es menos medido, su personalidad tampoco, su fama todavía no es la que vino luego y sus responsabilidades eran menos.

Se ve entonces un Andy honesto con su ser y honesto con sus fans, surfeando tal vez mejor que nunca, por esa frescura y honestidad, divirtiéndose e intentando mostrar que tenía con qué ganarle a los mejores.

Debajo algunos puntos que valieron la pena destacar:

Más surfing, menos habladurías.

Sus únicas palabras durante el video: “Más surfing y menos conversación”

El parlamento inicial: “Yo no quiero que haya mucha habladuría, quiero que se hable lo menos posible porque en todos los videos que hablan, dicen mierda, quiero que el mío tenga más surfing y menos conversación”… Y el director cumple y solamente aparece hablando (ver abajo) cuando gana el US Open e invita a todas las chicas a salir con él y levanta aplausos de todo el mundo.

Sus tres metritos de caída libre.

Ese floater en una ola doble overhead

Inmediatamente después de decir eso, el director corta a una derecha sólida en la que mete un floater volador de grab rail en una ola doble overhead. Que completa con dos cortes y un palazo en una sección pesadita. Una ola que deja claro los cojones y las ganas del hawaiano, no cualquiera metía la tabla ahí.

Un aéreo en The Box, ¿alguien vio?

Clase y cojones en el North Shore, The Box y Teahupoo

Se hace difícil recordar a alguien haciendo un aéreo en The Box… Y ese video fue hecho en el 98, pasaron más de 20 años y Andy sí encuentra la manera de hacer un aéreo en la peligrosa ola del oeste de Australia.

Además en el North Shore muestra que tiene las ganas y el talento y en un viaje a Tahití en el que estuvo chico el mar, Irons igual salía de los tubos en Teahupoo para hacer aéroes arriba del reef pelado en la peligrosa ola tahitiana.

Su otra clave para ganar títulos mundiales: Saber surfear olas perfectas, la deja más que clara.

La rebeldía de un campeón del mundo cuando todavía no era campeón del mundo.

Una cantidad increíble de olas robadas a lo largo de todo el video

Aquí viene tal vez la parte más rebelde, pero a lo largo del video se lo ve a Andy robando unas cinco olas que, es cierto no se sabe el contexto, parece que no lo tenían a él con prioridad.

Titus Kinimaka, en una bomba en Hanalei Bay. Leyenda que vivía en el barrio de Andy.

Su amistad con los locales más pesados de la historia del surfing

En los viajes y en las sesiones en Hawái Andy está con los pesados Chava Greenlee, Johny Boy Gomez, Kamalei Alexander, Kai Henry, Kai García y con talentos de peso como Wardo, Braden Dias, Cory Lopez.

Tener ese entourage de apoyo para una carrera que te lleva a ganar tres títulos, no es un tema menor.

Ese discurso, junto al de Hiroto Ohhara de un par de años atrás y no tantos otros, dejaron una marca en la historia del US Open.

Cuando todo cuadró: La victoria en el US Open y un discurso que invitaba a las chicas a festejar

La sección de California, llegada la mitad de la película, muestra otra característica clave más para ganar títulos mundiales: Saber surfear bien en olas chicas.

Luego de destruir olas en toda California, llegado el US Open en medio metro soplado, lo muestran destruyendo las olitas de Huntington Beach, sale, festeja en la arena y cuando habla en el podio, invita: “Quiero decirles a todas estas mujeres que estoy muy soltero esta noche”, levantando un aplauso grande de la audiencia.

El locutor alienta: “¡Andy lo pone todo en juego, todas tienen una chance de estar con Irons y él tiene el dinero para pagar!”.

Hermandades peligrosas: La tabla de Andy casi matando a Bruce.

Sus principios: Olas épicas en casa y la rivalidad con Bruce

Cuando repasan los videos caseros de la familia de Andy de ellos niños y adolescentes, hay una escena que llama la atención: En una ola compartida con su hermano Bruce, le roba una ola, le tira la tabla por la cabeza y por poquito no le rebana la cabeza o lo desnuca. Tendrán unos 11 y 9 años y el botija casi lo mata al hermano menor, ¿rasgos de rivalidad?

Para peor, como la tabla no le pega, Bruce luego agita la mano como baboseándolo de que la jugarreta le había salido mal.

Se ve por otra parte olas increíbles en distintos rincones de la isla de Kauai… Algunas impresionantes en la famosa y muy cuidada Hanalei Bay, entre otras y una banda de locales pesados, entre otros el legendario Titus Kinimaka que toca viola y se mete un buen tubo en Hanalei

Este video trae consigo la creación de un campeón que luego se convirtió en leyenda. Lo muestra tal vez en su época más inocente y fresca. Vale la pena cada segundo del video, la música es buenísima y no tiene puntos bajos.

A disfrutarlo antes que lo bajen porque está ahí pero se supone que no debería.

El Raw Irons fue producido por Snapping Turtles Productions para la casi extinta marca More Core Division, que fue sponsor de Andy Irons por unos cuantos años.