Nuevos ejecutivos de Hurley: “Buscaremos otras iniciativas en otros deportes de acción”

En su primer comunicado sobre el rumbo de la marca, una de las novedades que destacan desde Bluestar Alliance fue la adquisición de las operaciones de la marca en Barcelona


Bluestar Alliance, los nuevos dueños de la que fue una de las más grandes marcas de surfing de los últimos años, Hurley, comunicó que no dejará de enfocarse en el surfing pero que hará énfasis en otros deportes de acción.

El cambio apunta a que la marca sea de lifestyle relacionado a los deportes de acción los 365 días del año.

En su primer comunicado tras comprar la empresa a Nike, después de que John John Florence, su mejor paga y más prominente figura, dejara la marca de común acuerdo (con lo se sospecha fue un pago compensatorio de dos millones según informó Stab), los ejecutivos lamentan que más de 50 de los empleados de la marca tuvieron que ser despedidos pero que había que hacer eso para que la marca logre sobrevivir.

A eso hay que sumarle los contratos que se terminaron de Michel Bourez, Carissa Moore, Lakey Peterson y Eli Hanneman, entre otros de más bajo perfil.

El comunicado de todos modos busca dar tranquilidad al público endémico que sigue la marca, usando palabras como que la marca seguirá siendo “core” en el surfing y que la “autenticidad es clave”. Mencionan también que surfers como Kolohe Andino, Julian Wilson, Filipe Toledo, Kai Lenny y Koa Smith se mantienen en el equipo.

Una de las novedades que destacan fue la adquisición de las operaciones de Hurley en Barcelona que son llevadas a cabo por David Meire y Javier Carrea dos ex ejecutivos de Nike que ahora se enfocarán en Europa, el Medio Oriente y África.

Aclaran que no cambiarán la calidad, sus manufactureros ni tampoco sus vías de distribuación y puntos de venta.

En referencia a su equipo, señalan que si bien se enofocarán en patrocinios grandes en surfing, “Buscaremos otras iniciativas en otros deportes de acción (…) Uniendo a los atletas indicados, celebridades e influencers de una manera inclusiva”, señalaron.

Aclaran también que en los últimos años el programa de atletas no iba de la mano con el negocio de Hurley (el contrato de John John era de 30 millones por ocho años y las fuentes dicen que quien pagaba por eso era papá Nike).

“Bajo esta nueva organización, estamos posicionados para acelerar el crecimiento de las ganancias mientras honramos el ADN de la marca.No nos separaremos del core”, concluye el comunicado.