“Por suerte no fue nada serio, pero sí un buen mensaje para recapacitar”

Nahuel Amalfitano se dio un buen susto surfeando en Pipe, tuvo que ser asistido para salir del agua y aquí lo relata. “Por un momento pensé que era serio”, dice


Por Nahuel Amalfitano

El mar estaba bien difícil, había muchas olas que se pasaban y había que estar remando constantemente, por momentos se limpiaba y salían buenas. Me salió una en la que estaba un poco atrás –tal vez no en el mejor spot-.

Me comprometí en hacerla y le traté de dar y cuando estoy haciendo el drop se me desconecta la tabla de la ola. En ese momento ya me las vi oscuras y sabía que iba para abajo.

Creo que me llevó con la ola para atrás y me tiró al reef donde impacté con los empeines y tobillos. Del golpe se me adormecieron las dos piernas y me di cuenta que no podía patalear.

Logré alcanzar la superficie y me cayó la ola de atrás. De ahí, consciente de que estaba solo con los brazos me dejé llevar por unas olas hasta la orilla. Llegué a la playa y no podía moverlas, y por ese motivo no pude pararme y me tuvieron que cargar hasta la arena.

Por un momento pensé que era serio. Cuando me bajaron y me acosté en la arena me empecé a recuperar y volvió todo a la normalidad.

Empecé a mover de apoco las piernas y todo estaba bien, solo dos raspones en los tobillos. Pero los golpes me generaron lesiones por contusión que por suerte con una buena recuperación voy a estar surfeando pronto ya que no hubo fracturas.

Fue muy importante la acción de los surfistas locales Eli Olson, Makua Rothman, Balaram Stack y Carlos Goncalves, que vieron de afuera la situación y estuvieron súper atentos para ayudarme a recomponerme.

Este es un deporte que en este tipo de condiciones y contexto tiene consecuencias posiblemente extremas y es fundamental que todos estemos pendientes constantemente de los otros surfers y cuidándonos entre nosotros .

Nunca hay que subestimar la energía del mar y siempre respetarlo en todos los sentidos. Quiero agradecerle a todos por mandarme buenas vibras y decirles que estoy muy bien y sigo acá en Hawái, buscando la recuperación para volver al agua.

Por suerte no fue nada serio, pero sí un buen mensaje para recapacitar.

Eli Olson, Makua Rothman, Carlos Goncalves cargando a Nahuel Amalfitano descompuesto. “Cuando me bajaron y me acosté en la arena me empecé a recuperar y volvió todo a la normalidad”. Foto: Shannon Reporting del archivo de Nahuel Amalfitano