“Si tuviera que elegir, que me corten las piernas de vuelta”

La historia en entrevista de Pepe Céspedes y Diego Imas, que luego de perder sus piernas en un accidente conocieron al mar y ahora todo lo que quieren hacer es estar cerca de él


Nota patrocinada por Swell Boards

La imaginación no basta para saber lo que le pasa a uno luego de que se le amputa un miembro, de ese cambio tan radical en una vida y de lo que hay que hacer para recomponerse y volver a vivir. Mucho menos lo que se tiene que hacer para estar a la altura en una competencia de primer nivel y ganarla o meterse en un podio.

No se puede saber realmente todo lo que sucede, eso solo lo saben quienes les toca vivirlo; como Pepe Céspedes y Diego Imas quienes comparten una historia de sacrificio luego de haberse accidentado, de dolor y de salir de un pozo para finalmente ver las cosas desde otro lugar… Un lugar en el que van a la par que una persona normal.

Estos dos amigos, atletas de elite, rompedores de mitos y límites, cuentan sus historias en los siguientes párrafos.

"Los primeros dos años fueron muy difíciles, no quería asumir mi discapacidad y estaba muy enojado, con Dios, con la vida, conmigo mismo, estaba muy frustrado y la verdad que fue muy, pero muy duro, hasta que hice un click y mi vida hizo un click, mis hijos, mi señora, los veía que estaban mal, entonces hice un click y decidí revertir la situación", cuenta Pepe.
Diego Imas perdió su pierna en un accidente de moto. "Después de un año de recuperación, en el que estuve dos semanas en coma, muerto, vegetativo, no había esperanza, gracias al apoyo de mi familia, a mi novia de ese tiempo y voluntad, Dios que estuvo siempre conmigo, pude salir del a coma", cuenta.

¿Cómo fue para ustedes enfrentar la vida una vez que se enteraron de que habían perdido una pierna en el caso de Diego y las dos en el caso de Pepe?
Pepe: A los 22 años tuve un accidente de tránsito cuando trabajaba en la recolección de residuos en la municipalidad de Ensenada, me chocó de atrás un micro y perdí las piernas. Y bueno, ahí ya supe en ese mismo momento que me las iban a amputar porque la verdad es que nunca perdí el conocimiento, estuve en todo momento despierto y las tenía destrozadas. Sabía que me las iban a amputar, pero bueno, me aferré a la vida y le pedí a Dios que me deje vivir si lo merecía y, si no que no me haga sufrir.

Estuve internado un mes, todos los días tenía algo en contra porque el micro me pegó desde la nuca hasta los tobillos, con la suerte de haberme amputado solamente las piernas, porque me podría haber dejado cuadripléjico o me podría haber matado.

Los primeros dos años fueron muy difíciles, no quería asumir mi discapacidad y estaba muy enojado, con Dios, con la vida, conmigo mismo, estaba muy frustrado y la verdad que fue muy, pero muy duro, hasta que hice un click y mi vida hizo un click, mis hijos, mi señora, los veía que estaban mal, entonces hice un click y decidí revertir la situación.

Empecé a hacer deporte, levantamiento de pesas, basquetbol, después fui a remo, anduve en atletismo por todos lados haciendo deporte, hasta la actualidad que entré en el Stand Up Paddle.

Diego: Fue algo bastante bravo, porque yo era militar, estuve nueve años en la fuerza, entré en el año 2005, estaba empezando la carrera de suboficial cuando un fin de semana de servicio, yo andaba en moto, salgo del descanso de servicio en la mañana y bueno, tuve el accidente, me choqué con una camioneta, una F100, automáticamente me llevó para adelante y me arrancó una de las piernas. Ahí tuve un año peleando para poder salir adelante y todo por el tema que yo soy un pibe muy flaco y había perdido mucha sangre. Estaba entre la vida y la muerte.

Después de un año de recuperación, en el que estuve dos semanas en coma, muerto, vegetativo, no había esperanza, gracias al apoyo de mi familia, a mi novia de ese tiempo y voluntad, Dios que estuvo siempre conmigo, pude salir del a coma.

Después estuve un año internado en el hospital militar allá en Buenos Aires, así que fue bastante bravo, decir que en ese momento, todos me decían que tenía que ir al psicólogo, yo estaba muy perdido, por la situación que me había pasado, no quería saber nada y me propuse pensarlo solo y con todo el apoyo salí adelante sin apoyos extras, sin psicólogo que yo no quería.

Después de eso, estuve casi un año encerrado en mi casa, fue bastante bravo, no podía ir hasta la esquina, no me podía mirar al espejo, me molestaba que la gente me viera, me sentía como un bicho raro, me sentía mal con mi vida, me gustaba la vida que tenía y fue como dice el dicho “te cortan las piernas”, fue bastante bravo, pero bueno, lo pude superar, soy un pibe muy fuerte, siempre con el objetivo de nunca bajar los brazos, de a poquito fui saliendo, adaptándome a la sociedad, me sentía muy discriminado, acá la gente te mira y te discrimina.

Al principio tenía problemas con el tema de la gente, soy muy estricto, no quiero decir que sea malo, pero era muy duro, por ahí la gente me miraba y yo reaccionaba mal y bueno, por ahí mi reacción estaba mal, pero bueno, en ese momento me sentía así, muy soberbio, muy sorete, la vida militar me hizo así de esa manera, chocaba mucho con la gente, de a poco me fui adaptando, entendiendo que era raro para la gente ver un pibe con una pierna menos, me fui adaptando a la gente, con paciencia y tranquilidad.

Podip de Pepe en la categoría All Around del circuito nacional. "como todavía no están formadas las categorías se me ocurrió ir a competir con los convencionales, de hecho, estuvimos en la primer fecha de este año, corriendo en Bariloche en el Llao Llao, organizado por Patagonia SUP y nada, yo corrí el All Round de 7km y terminé en tercera posición", cuenta.

¿Qué los acercó luego al SUP?
Pepe: Surgió de Agustín Mauat, que es el dueño de la Ola Madre, que vive acá en Ensenada, ya me venía insistiendo para que haga un deporte de tabla, me querían llevar a surfear, de hecho, me llevaron a un surf trip de la Ola Madre, y bueno, ahí me empezó a entrar el bichito de las tablas y me fui al SUP porque nosotros para ir a la costa a surfear estamos a 500 km de cualquier playa o mar, acá estamos cerca del Río de la Plata; ahí descubrí el SUP, me enganché y hasta el día de hoy estoy copado.

Diego: Fue mi amigo Pepe, él me acercó al SUP, él ya había arrancado a principio de este año, somos muy amigos, nos conocemos hace bastante, hacemos básquet adaptado, y bueno, él me decía, que yo tenía un potencial para el SUP, me invitaba y en invierno yo no quería saber nada porque hacía frío, se la tiraba para más adelante, le esquivaba un poquito, hasta que un día más en primavera hicieron una charla los chicos del SUP acá en Punta Lara donde entrenamos y bueno, me acerqué.

Pepe me presentó a los profesores, y bueno, me explicaron cómo era el tema, me pusieron arriba de una tabla y a remar, fue muy lindo ese momento y esa experiencia. Después conocí a Agos, una chica con parálisis que solo puede mover el cuello, fue algo maravilloso que me abrió la cabeza, cuando la vi, cuando la subieron con la silla a la tabla los profes, la metían al agua y cambiaba totalmente ella, una sonrisa de oreja a oreja, pensé que si ella puede y lo disfruta por qué yo no, fue algo muy lindo que me hizo un click en la cabeza y desde ese momento arranqué con esta locura del SUP que es un deporte muy lindo, hoy con la cuarentena lo extraño mucho, estar con mi amigo Pepe, con los chicos nuevos que estamos en esto.

Antes de los accidentes, ¿le habías prestado atención al mar?
Pepe
: La verdad que no le había prestado atención en lo deportivo, metiéndome yo a practicar un deporte, sino que he ido mucho a pescar, me encanta la pesca, tanto en el mar como en el Río de la Plata, acá en el río voy a pescar porque vivo muy cerca. Lo veía siempre desde afuera.

Diego: Sinceramente antes del accidente no, como te decía, era militar y la vida militar es un poquito dura, hacía servicio y yo era motorista, estaba de lunes a viernes encerrado, por ahí los fines de semanas salía, así que lo que es el deporte del mar, nada, solamente hacía mucho futbol y me gustaba mucho correr, en las competencias militares siempre iba a correr, 40km o 60km con kilos en la espalda, todo el equipo de campaña, no tenía ni idea de que existía el SUP.

"Nosotros lo estamos haciendo a ese nivel también, vamos al gimnasio tenemos nuestras clases, le estamos dando mucha importancia y lo estamos haciendo prolijo y a consciencia para que esta categoría se abra", dice Pepe que en la foto está en la línea de largada en una poblada competencia.

Leí algunas notas que dicen que quieren ser tratados como iguales en las carreras y que compitieron en las categorías profesionales, ¿cómo se viven esas carreras? ¿Cómo lo ven los profesionales?
Pepe: Sí la verdad que nosotros buscamos una visibilidad de las personas con discapacidad y se nos había ocurrido con Diego de empezar a correr en el circuito nacional que organiza la ASA, ya que éste es un deporte nuevo en Argentina, no es un deporte muy viejo, no tiene tampoco el apoyo que tiene el surf y va creciendo de a poco, entonces encontramos una forma de meternos, como todavía no están formadas las categorías se me ocurrió ir a competir con los convencionales, de hecho, estuvimos en la primer fecha de este año, corriendo en Bariloche en el Llao Llao, organizado por Patagonia SUP y nada, yo corrí el All Round de 7km y terminé en tercera posición, la verdad es que los chicos, los riders, nos reciben de diez, la verdad que es un mundo nuevo para nosotros, vamos muy apichonados y nos van enseñando, y vamos ahí, no invadimos espacio porque es algo nuevo. Nosotros vamos, hacemos nuestro trabajo, disfrutamos y nada, la verdad que, de diez, muy profesional la gente. Nosotros lo estamos haciendo a ese nivel también, vamos al gimnasio tenemos nuestras clases, le estamos dando mucha importancia y lo estamos haciendo prolijo y a consciencia para que esta categoría se abra.

Diego: Sí, yo por mi parte quiero que me traten como uno más, no quiero que me traten como dependiente de una discapacidad o porque me falte la pierna me den prioridad o ventaja, yo corro a la par de ellos y está bueno eso porque te hace sentir que sos uno más, en todo momento, en todas las competencias que tuve hasta el día de hoy, todos los chicos que he conocido o que me conocen del tema del SUP, me tratan como uno más del montón.

Eso es muy lindo, sentir que no te miran mal, que no te discriminan, por ahí uno se hace la cabeza porque me solía pasar en otros deportes que hice, pero realmente en el SUP te tratan como uno más y está muy bueno eso, me hace sentir una persona muy bien y fuerte, estar al lado de competidores brillantes, hay números uno, estar compartiendo ese espacio, ese deporte, está muy bueno. Hay chicos y chicas que representan a Argentina en otros países está muy bueno, ojalá este deporte siga creciendo y a pesar de que estamos con este problema de cuarentena, ojalá los chicos que están en la selección puedan entrenar y los que somos amateur ojalá podamos tener la posibilidad de algún día poder ponernos la camiseta.

Diego, en competencia, llegando por delante de unos cuantos.

Por lo que he visto le han ganado a más de uno que tiene todas sus extremidades, ¿cómo los hace sentir esto?
Pepe:
Con respecto a que cuando por ahí le ganamos a algún otro colega, nada, la verdad que no lo tenemos en mente, yo siempre tengo un lema que es “objetivos claros, comenzar y terminar”. Me pongo eso en la cabeza, después por ahí me doy cuenta cuando voy llegando a la meta de que lo he cumplido, sin querer, queriendo, empecé y terminé, y sin querer termino en un podio. No es algo que voy a buscar, igualmente creo que eso me pasaba más en las primeras carreras, una vez que le vas agarrando el gustito. No es la primera vez en mi caso que hago podio, hice en todas las regatas podio, es como que me estoy acostumbrando un poquito y quiero estar en el pelotón, pero nada, lo más claro es “objetivos claros, comenzar y terminar”, enfocarse, como todo en la vida, no dejar nada por la mitad, a algunos nos costará más a otros menos, pero la idea es terminar todo lo que empezamos en esta vida.

Diego: Yo la carrera la vivo muy nervioso (risas), cada vez que me toca competir siento como que voy a explotar, pero una vez que estoy arriba de la tabla y arranco, me voy aflojando. Como decimos con Pepe, nuestro objetivo es empezar y terminar, en todas las competencias ese es nuestro objetivo, empezar y terminar, si se da podio se da y bueno, obvio que somos competitivos y queremos siempre salir en los primeros puestos, pero bueno, como te dije, nuestro objetivo es empezar y terminar, es lo lindo de este deporte.

Nosotros tenemos en la cabeza nuestra que nos encantaría salir primeros, segundos o terceros, ganarles a los demás. Ellos nos ven también como un rival, porque a pesar de la discapacidad, recorremos a la par de ellos y ellos les debe pasar que piensan, “este pibe, le falta una pierna y mira como rema”, es lindo, te hace sentir bien, orgulloso estar compitiendo a la par.

Pepe surfeando en el sudamericano en el que logró el cuarto lugar.

¿Han ido a surfear por ahí? ¿Se viene un surfing o solo race con ustedes?
Pepe: Nosotros estuvimos el año pasado en el sudamericano que organiza la ASA y nada, llegamos el viernes, tuvimos una clínica porque nosotros no nos habíamos metido nunca al mar a surfear porque estamos más ambientados al río. Nos invitaron y le digo a Diego “vamos”, y nos fuimos.

Allá nos recibió el Chili que es el entrenador nacional y nada, tuve la suerte de que el entrenador de Freddy Marimón, el número uno colombiano en lo que es surf, Jesús Capote, me entrenó en la clínica y me enseñó en un par de horas un montón de cosas así que estuvo genial. Después me fui a un Surf Trip con los chicos de Ola Madre, donde sigo aprendiendo con ellos, me han mandado por mail material para aprender a leer el mar, para ver ciertas cosas, teórico, porque ya te digo, cuando estas lejos del mar se complica, para los que están más acostumbrados ya saben dónde está la rompiente, donde se forma el chupón y eso, nosotros lo estamos aprendiendo.

En ese sudamericano termine cuarto y Diego tercero, por ser la primera vez que fuimos, terminamos muy bien, nos divertimos mucho, yo me reía muchísimo, encima surfee con un tablón de SUP que era una puerta de 90 cm de ancho y 3 metros de largo, nos fue muy bien y la pasamos muy lindo. Estamos metidos ahí, queremos meternos en las dos cosas, las fechas no se pisan, son deportes hermanos.

El SUP que estoy yo, que es el All Round, que aspiro a competir en el Race, yo soy más fondista como quien dice, el surf son las baterías más cortitas y tienen desgaste, pero no tanto como el SUP.

Diego: Cuando arrancamos a competir con el SUP, también arrancamos a ir a surfear al mar y bueno, hemos ido al torneo que se hizo este año, el segundo sudamericano donde pude hacer podio, salí tercero, corrí contra seis competidores más, incluido mi amigo Pepe, fue una experiencia muy linda.

Nunca me había metido al mar a surfear, fue una experiencia muy linda porque viernes y sábado tuvimos la clínica donde realmente me enseñaron como tenía que surfear, subirme a la tabla, cómo pararme, cómo sentarme, como poder manejarme, como poder agarrar la ola y el día domingo nos largaron a la competencia sin saber y nosotros estábamos medios nerviosos sin saber cómo nos iba a ir, teníamos solo dos días de entrenamiento de cómo manejar una tabla de surf que es totalmente distinta a una de SUP, así que bueno, fue algo muy lindo.

¿Cómo hacen sus rutinas? ¿Adónde van a remar? ¿Necesitan ir con gente o pueden hacerlo completamente solos?
Pepe
: Nosotros vamos todos los días al gimnasio, acá al de astilleros, vamos de 8am a 11am, después venimos para mi casa con Diego, almorzamos algo y tipo a las 13 hs nos vamos a Punta Lara al club, nos tenemos que tomar un micro, vamos con la tabla, los remos, las mochilas, todas las cosas, vamos a la parada, frenamos el micro, bajamos en la puerta del club, ahí cuando llegamos inflamos las tablas y nos metemos al agua, nos metemos cerquita a calentar y después nos metemos con los chicos de la escuela La ola madre que son los que nos están ayudando con la performance y todo esto.

La verdad es que por momentos tenemos la opción de salir solos y por momentos salimos con la escuela, siempre con las normas de seguridad, avisar que vamos a salir, con el leash, con chaleco, si bien en las competencias no usamos chaleco, para entrenar sí lo usamos, ajustamos bien la quilla, el remo, controlamos todo, esto nos está enseñando la gente de la escuela, todas las medidas de seguridad. En ese caso si está el profe y nos autoriza podemos salir solos, hacemos trabajos solos y con la escuela, pero la idea de este deporte siempre si se puede es salir de a dos, en mí caso soy el compañero de Diego y siempre salimos juntos, es lo mejor, uno nunca sabe lo que le puede pasar, es más que nada una cuestión de seguridad, hay días que el río está planchado, pero si está con sudestada o viento de tierra, hay que ser precavido, no es para cualquiera tampoco, hay gente que se ha metido con tabla sin leash sin nada y los mete adentro y ha tenido prefectura que irlos a buscar, en ese sentido somos cautelosos, a parte el SUP a diferencia del surf, lo puedo hacer con 50cm de agua, con que la quilla ya viaje, ya está, no necesito tener 10 o 20 metros de agua, con un poco de agua ya está, lo practicamos. Un metro de agua desde la costa, le damos paralelo y nada, hay días que metemos fondo y otros días trabajos específicos, que se llaman pasadas, complementamos con gimnasio y teórico, elongación y demás.

Diego Imas acercándose a la llegada.

Diego: Nos manejamos solos, subir la silla al micro, llevar la mochila con la tabla, el remo, chalecos, nos manejamos solos, no tenemos a alguien que nos acompañe, realmente yo con Pepe nos manejamos bien, siempre fue así, así que nos manejamos solos los dos.

¿Qué aspiraciones tienen en los campeonatos?
Pepe
: Como ya te había dicho anteriormente yo tengo un lema que es “comenzar y terminar”, Diego también lo está adoptando, te cuento que empecé antes que Diego en este deporte, lo fui llevando y ahora se ha enganchado muchísimo, entonces nada, a él le pasa que muchas veces se pone nervioso y siempre le digo que disfrute, que vamos a salir los dos a empezar y terminar, después si hacemos un podio lo hacemos, y si no lo hacemos no se muere nadie, todavía no tenemos ninguna presión, somos dos personas con discapacidad, en mi caso doble amputado y a Diego que le falta una pierna, yendo a una categoría que son personas convencionales.

No sé si entrenan más que nosotros, pero tienen algunos ejercicios que nosotros tenemos que adaptar porque a veces no los podemos hacer, tener los materiales propios también es una ventaja, nosotros tenemos la suerte de que Charly (Carlos Pena, de Swell Boards) nos diera una tabla y la compartimos con Diego los dos, los de la escuela también nos prestan tablas que son de la escuela, pero nada, nosotros teniendo nuestras tablas propias que es a lo que aspiramos a la brevedad, en mi caso quiero un Race, los entrenamientos van a ser mucho mejor, imagínate que nosotros le ponemos el pecho como locos, con nuestras tablas y no tener que depender de otro, sería buenísimo.

Te cuento que en la regata de Bariloche que fuimos y terminé tercero, corrí con una tabla prestada de la escuela Bariloche SUP, una Swell 11 y nada, terminé tercero, después te paso una foto que estoy con dos Race al lado corriendo y fue una locura, a parte como me lo tomé yo, una cosa de locas, yo arranqué, empecé a cantar y volví cantando, no me di cuenta que pasaron los 7km, lo disfruté muchísimo, lo disfruto mucho día a día.

Diego: Como todo, siempre queremos ir, poder competir, poder representar a nuestro país sería muy lindo, pero como te dije, mi objetivo es siempre salir y terminar, pero bueno, me encantaría y estaría lindo poder competir en un campeonato, poder hacer podio, subir la bandera de Argentina bien alto, representar a la ciudad que representamos que nos da un apoyo increíble, la ciudad de Ensenada, también subir la bandera bien alto, así que esa es mi aspiración, ojalá que algún día se me dé o se nos dé a los dos, cualquiera de los dos que pueda subir al podio ya estamos hechos, representar a nuestro país sería algo muy lindo, ya tuve esa experiencia, pero con el SUP hasta el día de hoy no, porque hace poco que arranqué, pero le estoy poniendo pilas para que algún día pueda llegar a eso, es algo muy lindo.

Seguramente venga una categoría SUP adaptado en la ISA en algún momento, ¿lo ven con buenos ojos o prefieren solo competir en la categoría convencional?
Pepe: Ojalá que se venga la categoría para las personas con discapacidad, estamos trabajando para eso, por eso nos metemos al circuito de la ASA y que luego de nuestras actuaciones y todo esto, la ASA le comunique a la ISA que hay algo que hacer con el SUP Adaptado, porque hay gente que quiere y tiene ganas. Yo creo que lo justo es que haya una categoría adaptada, en nuestro caso somos dos discapacitados que vienen practicando deporte, entonces no es lo mismo para mí y para Diego, que para un chico que comienza, para quien correr con un convencional sería desventajoso, pero sí, yo creo que la categoría debería de estar dividida.

Diego: Está bueno, ojalá que la pongan para los chicos que vengan después, que haya una categoría para que podamos competir en SUP y surf, todos por iguales. Por mi parte, yo así como estamos ahora, competir con la gente convencional, me siento bien, me siento fuerte, me siento con pilas para poder correrle a cualquier chico o chica convencional, estoy a un mismo nivel que ellos y me estoy preparando para estar un poquito mejor, en técnica, remada, estoy buscando mi posición de como sentarme en la tabla, estoy buscando la vuelta para correr a la par a gente convencional, más allá de que si hacen una categoría me da lo mismo, iré a correr a esa, pero hoy en día estoy para correrle a la gente convencional y me gustaría seguir así como estoy.

¿Cómo los trata la cuarentena?
Pepe:
La verdad que en mi caso, muy llevadera, ya vivimos esto de adaptarse, en algunos momentos de nuestras vidas sin estar en cuarentena nos han limitado, las barreras arquitectónicas y nada, no es nada nuevo para nosotros adaptarnos, tenemos al resiliencia de hacerlo, yo la verdad le saco un jugo bárbaro porque puedo compartir con mis hijos y por ahí con mis entrenamientos o los de ellos no coincidimos, ahora estamos más juntos, entrenamos todos acá en casa, extraño el río obviamente, el agua, pero siempre hay que ver lo positivo, la familia.

Ya va a pasar todo, el mar va a seguir estando en el mismo lugar y el río también, no se van a ir, pero hay que ser conscientes y cuidarnos, porque es una enfermedad de la que no sabemos mucho, yo soy alguien que escucho a los que saben y por más que la gente que sepa me diga que puedo salir a correr como hicieron en capital el otro día, no lo voy a hacer porque no quiero exponer a los míos, yo quiero que esto termine y de la mejor manera, que sea una anécdota para todos los argentinos y para todo el mundo, pero en fin, bien, bastante bien, muy llevadera la cuarentena.

Diego: Hoy en día digamos que bien, yo todos los días me levanto a la mañana, desayuno, unos mates y a entrenar, doble turno, acá en mi casa me hice un par de máquinas modernas digamos, con cosas de la casa, empecé a investigar por YouTube que podía hacer para seguir con el ritmo, no perder ni engordar, así que me hice un par de máquinas donde hago todas las mañanas espalda, pecho, bíceps, tríceps, abdominales, también me hice algo parecido a la remada para no perder la técnica. Hago a la mañana dos horitas y a la tarde también, así que todo bien.

Obvio que uno extraña poder salir, ir al gimnasio, ir al agua, estamos acá nomas y no poder acercarse es algo triste realmente. En mi opinión dan tantas cosas, el tema de poder salir a correr y no habilitan este deporte al aire libre, que es lindo y hace bien a la salud, pero bueno, llevándola y hay que tener paciencia, como todo, cuesta, pero no es imposible, yo siempre en mi cabeza siempre tengo un objetivo y tiro para adelante, nunca voy para atrás. 

En referencia a la cuarentena, Pepe dice: "yo la verdad le saco un jugo bárbaro porque puedo compartir con mis hijos y por ahí con mis entrenamientos o los de ellos no coincidimos, ahora estamos más juntos, entrenamos todos acá en casa, extraño el río obviamente".

¿Qué planes para cuando termine?
Pepe: Para cuando termine la cuarentena ya tenemos objetivos fijados, eso nos hace un poco distintos y no quedamos tan ansiosos en esta cuarentena. Ni bien termine esto ya tenemos una fecha del circuito provincial que es acá en Berisso que lo van a hacer, estamos a 10km y después retomar con lo que son las fechas de la ASA, pero nada, tranquilo, trabajando tranquilo para ver si puedo acceder a mi tabla, buscando los medios, buscando sponsors, buscando gente que quiera colaborar con todo esto y Charly que capaz nos puede dar una mano y vamos a ver si entre todos podemos hacer esto posible.

Diego: Vamos a ver como arranca todo esto, las competencias, juntarnos con Pepe y ver cómo vamos a afrontar y que tenemos que afinar para estar. Cuando arranque esto, digamos que va a ser un quilombito, todos van a querer estar ahí, ganar, pero bueno, hay que juntarse y ver cómo nos vamos a preparar, ver qué cosas nos faltan y poder llegar cuando todo esto termine.

¿Qué planes para su carrera como remeros?

Pepe: Pasar de categoría, estoy corriendo el All Round de 7km y tengo pensado ya pasar al Race, poder estar corriendo el año que viene en Race, o cuando se reactive, lo que pasa que he tenido una evolución grandísima, hacer las primeras participativas y terminar en primera posición en todas, me fui al All Round y termine tercero, segundo y primero, ahora tengo una apuesta más y quiero ir por el Race, estoy capacitado para hacerlo y es a lo que le voy a apuntar, al Race, a los 14km y demostrar que se puede, todo en esta vida se puede, los limites solo están en las mentes de las personas que no se quieren superar y eso no está en nuestros planes por naturaleza propia.

"Los limites solo están en las mentes de las personas que no se quieren superar"

Te dejo una reflexión que por ahí la gente siempre me pregunta si volvería el tiempo atrás, para cambiar mi discapacidad y la verdad que sin dudarlo digo que no, porque sin mi discapacidad, sin mi amputación no hubiese recuperado mi familia, no hubiese cambiado un montón de cosas de mi vida, no estaría hablando con vos ni hubiera conocido a toda la gente del SUP y del surf, la verdad que yo venía de otro palo, jugaba al futbol y nada más, cuando jugas al futbol, solo haces eso, no te enfocas en otros deportes, pero a partir de mi discapacidad he hecho un montón de deportes, lanzamiento de bala, remo, canotaje, básquet, levantamiento de pesas, surf y SUP, cosas que nunca en mi vida pensé que iba a hacer y las estoy haciendo gracias a mi discapacidad, no cambio nada por eso, si tuviera que elegir, que me corten las piernas de vuelta.

Diego: A mí me encantaría poder representar la celeste y blanca en otro país, en una carrera, en un campeonato, sería lo más lindo, pero bueno, sé que es un proceso para llegar a eso y no voy a bajar los brazos ni perder mi objetivo, hoy en día es empezar y terminar, pero soy muy competitivo y ojalá que algún día se me dé, ojalá pueda llegar a eso.