Soplan nuevos vientos en el Maui and Sons Arica Pro

El aniversario de 10 años del evento trajo cambios y novedades en el torneo, con intención firme de que llegue a 6.000 puntos y planes de un centro de alto rendimiento


Foto de portada por Maui. Cobertura especial presentada por Maui and Sons

Hoy el viejo Hotel Arica respiró tranquilo la fría brisa marina que lo acaricia en las noches de mayo. Escuchó a las olas de El Buey rompiendo, mezcladas con las conversaciones silenciosas de los comensales del formal restaurante que sus instalaciones ofrece frente al Océano Pacífico.

Su personal, impecablemente vestido, extrañó una costumbre que lo acompañaba año tras año: El lanzamientos del Maui and Sons Arica Pro, el Pipe Masters latino.

Ese mismo hotel que supo hospedar a Kelly y a Andy, hoy se despertó ante una nueva realidad que habla del futuro del surfing.

El extraño ruido, que cada vez habla más alto, se trasladó unos pocos kilómetros, hacia el centro de Arica, al impecable y nuevo hotel cinco estrellas Antay, que tiene varias piscinas, varios pisos, casino, spa y un montón de extras que dejan de boca abierta a cualquier huesped.

La ceremonia de apertura, que contó con el mismo alcalde, tuvo lugar en una parte del hotel que pretende convertirse en el primer centro de alto rendimiento de surfing del país, con mini ramp, gimnasio, espacios para tablas y vestuarios, entre otras cosas.

El dirigente y organizador del evento, Francisco, el Oso, Gana dejó planteada su clara intención de que el torneo finalmente se convierta en un 6.000 en 2020.

Una de las autoridades informó que en el torneo de este año se había invertido 80.000 dólares de los dineros públicos para la realización del campeonato.

La bebida y la comida estuvieron impecables.

Varios de los mismos participantes del ágape luego visitaron el casino, y luego el restaurante, donde cenaron exquisita comida.

Los vientos de cambio soplaron en el surfing.

Y mañana comienza el torneo, y hay algo que nunca cambiará: Esos tubos gigantes y asustadores que quiebran en El Gringo, seguirán siendo igual de asustadores y majestuosos, como siempre fueron. Y con una o 10 estrellas, dos o cien mil puntos, lo muchachos se van a mandar en esos bombazos sin importar que pase.