Una nueva piscina de olas con nueva tecnología se instalará en Palm Springs, California

Kalani Robb, Cheyne Magnusson y otro grupo de “surfistas hardcore” se compraron una sucursal del parque acuático Wet N Wild donde aseguran que en 2020 producirán tubos y secciones de aéreos


Una nueva piscina de olas con tecnología todavía no difundida se instalará en Palm Springs, California, esperándose que esté lista en 2020, informaron dos de sus dueños, Cheyne Magnuson y Kalani Robb en redes sociales y lo confirmaron en entrevista que concedieron a Stab ayer, sábado

Según explicaron, todos los accionistas de esta nueva piscina son “surfistas hardcore” y el primer paso que dieron fue comprar el parque de atracciones acuáticas Wet N Wild de Palm Springs, a tres horas tierra adentro de Los Ángeles.

La cifra de la venta no fue revelada, ni tampoco los nombres de los accionistas, se sabe que el CEO es James L Dunlop, el presidente de la ONG Mauli Ola Foundation, que ayuda a personas con fibrosis quística a ir a surfear. De esto se supo en un comunicado que envió el comprador, Pono Acquisition Partners I, LLC, en el que se informó que el parque Wet N Wild no abriría en 2019 porque enfrentará muchas reformas.

En la entrevista mencionada Robb y Magnusson señalan que se enfocarán en la creación de las olas artificiales, pero no quieren que sea ese el único atractivo, sino que por medio del parque quieren que haya una “Disneylandia para surfistas”.

El parque Wet N Wild cuenta con toboganes, lagunas y piscinas. La que se usará para producir olas es la misma en la que Rick Kane, el personaje de Los reyes de las olas, gana los 500 dólares que usa para irse a Hawái (en la película aparece como está en Arizona).

Por su parte, Magnusson cuenta que dejó su trabajo en el BSR Park de Waco porque con la revolución de las piscinas de olas recibió varias propuestas de trabajo y la de trabajar junto con Kalani Robb fue la que más le cerró.

Palm Spring se convertirá en otro epicentro el surfing en piscinas. Fotos: Google Earth