Buenos Aires tendrá su Wavegarden Cove en 2020

La piscina de olas será parte un barrio surfero en la capital argentina, que también tendrá residencias, espacios de cowork y retail


La ciudad de Buenos Aires tendrá su propia piscina de olas de calidad en 2020, cuando un Wavegarden Cove esté funcionando en algún lugar de la zona norte de la capital argentina, creando 1000 olas por hora, informaron a DUKE fuentes relacionadas al emprendimiento.

El costo total del proyecto ascenderá a unos 10 millones de dólares y funcionará como dinamizador de un proyecto más grande de real estate que incluirá residencias, espacios de cowork y retail.

Se podrá, por primera vez en la historia de la capital del tango, trabajar o estudiar y a pocos minutos estar surfeando, como se hace en otras surf cities alrededor del mundo. La diferencia, claro, será el agua con cloro.

La firma a cargo de llevar adelante el emprendimiento se llama “SurfTown” y es la dueña de la licencia desde 2015. En el sitio web de la empresa vasca Wavegarden aparece desde ese entonces que en Argentina se encuentra “bajo desarrollo”.

Josh Kerr en el Wavegarden Cove del País Vasco que consigue hacer 1000 olas por hora. Tiene una primera sección tubular y luego continúa con varios metros de maniobras. Todas las fotos: Wavegarden-Pacotwo

Según informó la fuente, habrá distintos modos de usar la piscina de olas, con chances de pagar por hora, por semana o mensualmente. Incluso existirá la posibilidad de pagar una membresía que habilite el uso más prolongado y la posibilidad de contar con lockers para las tablas y espacios para secar los trajes.

En ese mismo estatus de construcción aparece un emprendimiento en Santiago de Chile, del que según se informa en el sitio www.surftown.cl comenzará a funcionar este año. La zona escogida para llevar adelante el emprendimiento es Chicureo, en el norte del Gran Santiago, señalaron el año pasado varios sitios webs especializados chilenos.

El Wavegarden Cove fue lanzado un año atrás con la novedad de que es capaz de crear 1000 olas por hora, es decir una cada 17 segundos y se puede colocar en una piscina relativamente chica, el centro de demostraciones ubicado en el País Vasco (que se ve bien divertido) mide 50 metros por 80.

A diferencia de lo que sucede con la piscina de Slater, que tiene un recorrido mucho más largo y con dos secciones tubulares (pero demora tres minutos entre ola y ola y requiere una inversión mayor en tierra), el Wavegarden Cove aparece como una opción más real para ubicarse en una ciudad, donde los costos de bienes raíces son cada vez más altos.

Según informaron, el emprendimiento tendrá características similares al de Pharrell Williams en Virginia Beach, aunque de características más grandes: