Cinco surfistas que llegan afilados al Volcom Pipe Pro

¿Se llevará el trofeo alguno de estos?


Nota patrocinada por Volcom. Fotos: WSL

Uno de los mejores QSs del año, el Volcom Pipe Pro, comenzará su periodo de espera este martes 29 de enero y concluirá el 10 de febrero. El pronóstico se ve bueno para los días que siguen y hay 144 guerreros que están preparando sus armas para ir al campo de batalla.

Estos son cinco que llegan afilados:

Joaquín del Castillo

Se bajó del avión y se metió directo a una caverna en Pipe, un par de días más tarde se metió otro tubazo. El año pasado llegó a cuartos de final y le quedó  claro que puede avanzar en el campo de batalla más prestigioso del mundo. Está sin patrocinador principal y su talento, coraje y ganas pueden llevarlo lejos en Pipe.

Además, se está quedando con sus amigos peruanos a pocos metros de Pipe, otra motivación que no es menor.

A Cali le gusta Pipe y a Pipe le gusta Cali. Todas las fotos: WSL

Carlos Muñoz

Muñoz tiene muchísima experiencia en Pipe, ha brillado en este campeonato en varias ocasiones; en 2012 ganó el premio Todd Chesser al más mandado y de ahí en más hubo una relación de amor con Pipe. El año pasado llegó hasta cuartos de final en una performance que incluyó otro 10.

Hace poco se quedó sin patrocinador, acaba de cumplir 26 años y es el padre de una hermosa familia; tiene mucha motivación por detrás y si sabe usarla, será imbatible.

Si encuentra el ritmo, gana el campeonato.

Desconocido para muchos, pero no para Pipe. La reina lo conoce bien. Foto: WSL

Alvaro Malpartida

Ya encontró un par de gemas en los últimos días que Pipe quebró sólido, tiene un olfato increíble incluso cuando en el line up hay 300 personas remando la misma ola; en un evento, con tres más en el agua, es muy difícil de vencer.

Por otra parte, Álvaro no tiene problema alguno de mandarse de backside en Backdoor, una herramienta que puede ser muy útil en el torneo.

Como Joaquín, se está quedando en la embajada peruana en el North Shore y cuenta con el respaldo de sus amigos el día entero.

Miguel Tudela

El peruano llega afilado de ganas tras estar sin vestir una lycra de competencia por cuatro meses, tras haber pasado por el quirófano y tras haber metido horas y horas de fisioterapia.

El “afilamiento” no responde a las horas en Pipe estos días o esta temporada, sino a las ganas que acumula de obtener un buen resultado ahí. Dos años atrás se metió uno de los mejores tubos del evento (que increíblemente no fue un 10) y con varias participaciones en el evento, jamás pudo mejorar un 17º, pese a que ha tenido miles de actuaciones increíbles en los free surfs en Pipe.

 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Un caramelito de ayer 😋 gracias @joelbarker 🎥 #CasaTubos 🌊

Una publicación compartida por CHOLOMODE (@gabriel.villaran) el

Gabriel Villarán

Es la segunda vez esta temporada que Gabriel viaja a Hawái, estuvo durante la triple corona, luego estuvo tubeando todo lo que pudo en Cabo Blanco y ahora está de regreso en las islas (tras un corto pasaje por las montañas suizas).

El pasado 23 se llevó una bomba en Pipe que lo muestra confiado y mandado como siempre. El mar se va a poner bueno para el evento y Villarán es muy peligroso esos días, pura clase y valentía. Además, es uno de los pocos que conoce la llave para llegar a la final del torneo, a la que llegó en la edición 2006.

Vuelve de una combinación de lesiones que lo han atormentado estos años y seguro quiere aprovechar el tiempo al máximo. Se queda en la embajada peruana cerquita de Pipe y tiene el apoyo y la admiración de sus pares.