El costo de ser surfista en California

Jamie tomó nota de todo lo que gastó en un año en gasolina, viajes, tablas y parafinas. Este fue el resultado


A Jamie Tierney le costó 5.959 dólares ser surfista en 2018. El escritor y filmmaker, que vive en Los Ángeles, publicó el viernes pasado en The Inertia sus gastos relacionados al deporte. El presupuesto lo destinó a viajes, tanto al exterior como dentro de Estados Unidos y a equipamiento.

Su mayor inversión fue los viajes fuera de su país. Su ida a Japón se llevó 2.000 dólares de su presupuesto. Su visita a Francia le costó 1.500 dólares y surfear en México 1.200 dólares. Estos gastos incluyen los pasajes aéreos, el alquiler de autos y comida. 1.000 dólares los destinó a la nafta para viajar de Los Ángeles al sur de California en busca de mejores olas en el invierno. Entre los lugares visitados se encuentran San Diego, Rincon, Huntington, Ensenada y Los Ángeles. Además de viajes, el creador de contenidos compró una tabla de surf para su esposa a 99 dólares, cinco barras de cera a 10 dólares y un traje de neopreno a 150 dólares.

“El surf es mi cosa favorita de hacer y siempre he valorado las experiencias de las cosas así que no me molesta gastar alrededor de 6.000 dólares al año en total en eso. Es lindo darse cuenta de que en realidad pude compensar una buena parte de los gastos por la creación de contenidos. Me llevó un año gastar el equivalente de una tabla de snowboarding o de un viaje de tres días a Tavarua”, explicó el surfista.

“Tuve años en los que me iba seis meses y gastaba 20.000-30.000 dólares en viajes, pero siempre encontraba una manera de compensar una parte significativa mediante el trabajo”, agregó.

Tierney aclaró que ya tenía dos tablas nuevas en 2018 y que tenía un auto eléctrico.

“El surf se está convirtiendo cada vez más en un área para personas ricas, pero siento que he encontrado una manera de obtener buenas olas en una gran variedad de lugares mientras minimizo mis costos”, opinó.