Surfista fue atacado por tiburón ayer en Byron Bay

Se encuentra estable tras varias horas de intervenciones; es el primer ataque en más de dos años en la zona norte de Nueva Gales del Sur

Así quedó la tabla de Sam Edwardes. Foto: ABC

En la madrugada de ayer, domingo, el surfista de 41 años Sam Edwardes fue atacado por un tiburón blanco chico mientras surfeaba en Belongil, una playa de Byron Bay, Australia, informaron varios medios locales.

El escualo le mordió la pierna y arrancó un pedazo de su tabla, los surfistas que lo rodeaban lo ayudaron a sacarlo del agua, le aplicaron un torniquete y fue llevado de urgencia en helicóptero al hospital más cercano.

Luego de ocho horas de intervenciones en las que Edwardes estuvo en estado crítico, se difundió que luego de varios tratamientos podrá lograr recuperar el uso de su pierna, evitándose la amputación que es tan común en estos sucesos.

Luego del suceso se cerró la playa principal de Byron Bay.

“Tan pronto cuando él se ubicó en el line up el tiburón lo atacó desde abajo, tumbándolo limpio de la tabla”, le dijo Dane Davidson, amigo del surfer que estaba ahí a ABC. “Hubo muchos chapoteos y agua y él comenzó a gritar. Yo estaba muy preocupado. Cuando escuché los gritos que él hacía en el agua y luego vi un pedazo de tabla flotando fue cuando me di cuenta que era bastante grave”.

"Hasta que estábamos en la orilla no nos dimos cuenta que le faltaba un pedazo grande de su pierna y que había mucha sangre”, contó Davidson.

Los sistemas de alerta de tiburones que tienen en esa zona, muy poblada de surfers, no fueron activados porque al parecer no se tenía etiquetado al tiburón. Tampoco funcionó el rastreó que se hace en helicópteros porque pese a que estaba volando, con bastantes olas y viento, no se pudo identificar el escualo desde lo alto.

Se trata del primer ataque en las playas del norte de Nueva Gales del Sur en más de dos años.

Los amigos del surfista crearon una cuenta de GoFundMe para pagar las cuentas médicas.