Hurley terminó el contrato de Julian Wilson y este los mandó a la corte

El australiano demanda que le paguen un millón y medio de dólares que dice que le adeudan; la empresa explica que se vio en el derecho de cortar el contrato porque no compitió en ningún torneo


Foto: WSL/Dunbar 

La relación de ocho años entre Hurley y Julian Wilson terminó mal, con la empresa cortándole el contrato y el atleta demandando a la empresa, pidiendo le paguen un millón y medio de dólares, informó el sitio web de deportes Sportico que accedió a la demanda del surfer presentada en una corte de California.

Según informan, en el contrato firmado originalmente por la marca y Wilson, el surfer estaba obligado a participar en cinco eventos al año y de no cumplirse esto, podía terminarse el contrato.

Wilson alega que hay intencionalidad de la marca en querer deshacerse de él y vieron en la pandemia la oportunidad de hacerlo.

El pago anual que recibe el surfer es de un millón y medio de dólares que debía hacerse en junio y no fue hecho.

La nota presenta un agujero legal que se da en el contrato porque señala que no existe clásula de “fuerza mayor” pero al mismo tiempo Wilson no puede competir en un evento que no existe.

Del lado del surfista argumentan que desde que Bluestar Alliance compró Hurley de manos de Nike, cortaron varios contratos e intentaron en más de una ocasión cambiar las condiciones con Wilson. Señalan que para ellos la empresa vio una oportunidad de deshacerse de él y la están implementando.

Desde Hurley no hubo comentarios.