La primera vez de Cande Resano en Waimea

Con 13, la nicaragüense se animó a ir a la bahía un día grande y se bajó unas bombas. Aquí lo cuenta en entrevista


Foto de portada: Sebastián Rojas

Las hermanas Resano no dejan de sorprender con su coraje. El domingo pasado el North Shore estaba sólido, había pocos lugares para surfear y Waimea estaba bombeando.

Candelaria, que había visto a su hermana Valentina surfear la ola la temporada pasada, se animó y se fue para el agua con una 9’6.

En los siguientes párrafos cuenta un poco de su experiencia.

Será muy raro que una de estas chicas no esté en el tour mundial de olas grandes en un par de años. ¡Y cuidado que después se viene Máxima, que tiene nueve!

¿Cómo tomaste la decisión de ir para el agua en Waimea el domingo pasado?
El día anterior había visto unas olas muy buenas en Waimea y mi hermana estaba surfeando, me di cuenta que yo también podía surfearlas

¿Cómo se vio desde adentro?
Había mucho movimiento de agua, era muy diferente a lo que estoy acostumbrada. Después de un tiempo me fui acostumbrando

¿Cuántas olas tomaste?
Cinco.

¿Cómo se sintieron?
Se sentía en cámara lenta. La tabla me dio un poco de dificultad porque tenía que tirarme bastante para atrás, sentía que no tenía suficiente rocker. Me costó también darme la vuelta rápido con la tabla grande y mantener mi posición cuando todos remaban rápido hacia el outside.

¿Cuál fue la mejor?
La mejor fue la tercera que me di vuelta cuando todos se iban para el outside y llegué perfecto.

¿Ahora a Mavericks o a Jaws?
¡A Jaws!