La vergüenza del evento Onda do bem de la WSL que supuestamente es de Latinoamérica

La brasilerización aguda de la WSL “supuestamente de América Latina” que se profundiza una vez más; ¿no se podía hacer un torneo en Punta de Lobos o en Perú o en Costa Rica? ¿Es realmente WSL Latinoamérica o es WSL Brasil?

¿Cómo puede gastarse un montón de dinero para ver esto?

Como latinoamericano, como sudamericano, como vecino de Brasil, me ha decepcionado tanto el evento Onda do Bem que se realizó en una playa de San Pablo hoy que me quedé sin más opciones que dedicarle una columna constructiva.

¡No pueden suceder estas cosas!

¿Cómo puede ser que sigamos siendo tan tercermundistas? ¿Realmente no se le puede vender a una empresa un campeonato de surf normal? ¿Tenemos que inventar esa cosa rara de celebridades, surf nocturno y luces LED?

Fue uno de los campeonatos más aburridos del mundo. Sin olas, sin poderse ver nada, ¡los surfistas se caían o encandilados o sin entender mucho lo que pasaba!

¿Por qué la WSL Latinoamérica hizo esta terrajada?

Europa: Campeonato de surfing esperando buenas olas.
Australia: Tres campeonatos de surfing esperando dos meses buenas olas.
Estados Unidos: Campeonato de surfing de alto nivel (sí, en piscina, jajaja, peor es nada -leer aquí-).
Latinoamérica: Terrajada.

Si al menos dijeran que es Brasil sin pandemia y que mientras que los surfistas surfeaban había una mega fiesta en la orilla… ¡OK! Tenía sentido para las empresas y para la gente.

Pero un evento basado en lo online que casi no se podía ver, con celebridades que a nadie del mundo del surfing le importa… ¡Qué tontería!

Como latino, siento vergüenza por lo que hicieron. Y pienso: América Latina tiene las mejores olas del mundo… Hoy mismo el propio Ramón Navarro compartía un Punta Lobos quebrando épico, lo mismo hacían los peruanos, ticos, salvadoreños… Y sin ir más lejos en un par de días en Brasil, Argentina y Uruguay van a haber olones.

¡¿Qué pasa?! Seguimos siendo víctimas de una falsa WSL Sudamérica que para peor, ahora es WSL Latinoamérica, ¡cuando en realidad es brasileña!

Imaginemos este evento (de día, por favor y sin payasadas de las luces LED) en Punta de Lobos bombeando, o en La Isla de Punta Hermosa, en Lobitos, en Arica, en Iquique…

Hay que, una vez más (como sucede con los trials del único CT sudaméricano en el que los latinos son ignorados), detenerse a pensar en lo que la WSL Latinoamérica hace con los latinoamericanos y lo que hace con los brasileños.

Cierro esta columna con decepción y con vergüenza de lo que hace la WSL regional.

En unos días vamos a escuchar la luz verde para el evento de Europa y para el siguiente evento de Australia. Veremos una vez más el contraste de lo que se hace bien y lo que se hace mal.

¡Una tristeza!