Peahi hispanoamericano

Manny Resano relata una jornada histórica en Jaws en la que también estuvo Andrés Flores, Miguel Tudela, Álvaro Malpartida, Gabriel Villarán e Izzi Gómez


Crónica de una marejada presentada por Maui and Sons - En foto de portada: La colombiana Isabella Gómez bajando un bombazo en Jaws. Foto: Ryan Craig

Lo que tenía el swell este en particular que casi nunca ocurre en Maui es que entraba con buenas condiciones de viento, decían que no lo habían visto así de glass en mucho tiempo.

Se veía de mediano a grande, pero en Peahi siempre todo se magnifica, el tamaño casi nunca es un problema porque siempre entran unas bombas.

Me imaginé que iba a estar todo el mundo pero al final creo que éramos unos 40 entre locales y visitantes.

En Peahi hay dos picos muy definidos, uno es norte que es donde agarran Shane Dorian, Greg Long, es el pico de más atrás, tiene una bajada un poco más fácil, es más alta la ola y después conectas con el west bowl, te le metes desde atrás, bajas con una pared adelante de 30 o 40 metros.

Luego esta el West Bowl que te tiras directamente al tubo, la ola está siempre cruzada, parece que cierra, es como un backdoor gigante, Albee Layer no estaba porque todavía está lesionado del campeonato, había otro grupo que son especialistas del West Bowl.

El autor de la nota, Manny Resano, encajado en un tren hawaiano. Foto: Alejandro Vaneta

En Peahi ninguna ola es fácil y eso que las condiciones de viento eran buenas, siempre hay tanta agua y tanta potencia, siempre hay bumps, siempre vas pasando cornizas, nunca vas como en una línea, la gente por ahí es muy buena y lo hace parecer más fácil, pero en realidad vas siempre descontrolado.

Para surfear Peahi los locales siempre recomiendan que tengas algun ski para rescatarte, la mayoría de los ski tienen gente asignada y no pueden ir a buscar a cualquier surfista porque por ahí en la ola de atrás puede caer uno de los surfistas que ellos están buscando. Siempre hay que tener un ski que te este mirando, que sea responsable de vos y súper importante es nunca tirarse de a dos en una ola porque hay que meterse al tubo, hay que hacer el bottom turn, no es como Waimea que se tiran de a muchos porque bajan recto, acá es una persona por ola.

Otra característica de Peahi, como el campo es muy grande, es que tenés que estar dispuesto a que te agarre un set en la cabeza, porque al final siempre te agarra.

De hecho, hubo un set que nos agarró a todos, que partió como 10 tablas a la vez y leashes, me agarró, se me partió el leash y la tabla, me llevó hasta el fondo. Un amigo mío que estaba al lado y también lo agarró el set, tenía un reloj que marcaba las profundidades y no sé si el reloj estaba mal o que, pero le marcó que en el revolcón bajamos 28 pies, casi 9 metros.

El nivel de los locales fue impresionante, la confianza que se tienen, como se dan la vuelta a último momento como si estuviesen surfeando una olita de 3 pies, como se tiran del otro lado de la pared con unas paredes de 30 o 40 metros, parecen cerrones y los tipos de meten al tubo. La verdad que todos surfearon muy bien, Kai Lenny, Billy Kemper, me gustó mucho como surfeó Tyler Larronde que estaba surfeando en el West Peak, Torry Meister, también otros locales que la mataron. De latinos vi surfear muy bien a Miguel Tudela y Álvaro Malpartida, estaban los dos en el North Peak y los vi bajarse unas bombas.

De California había surfistas también, vi a Nick Lamb pegándose unos buenos tubos, no sé de cuantos salió, muchos estaba muy deep. Me gustó mucho una ola de Greg Long, se fue al North Peak donde baja normalmente, esperó 40 minutos, cuando vino la ola indicada la agarró y se pegó un tubazo, esto fue a las 8am, ahí el tipo dijo: "Muchas gracias" y se fue al bote a ver como surfeaban los demás, la verdad que un caballero.

La onda en el agua era muy buena, todos sabían lo que estaban haciendo, los locales muy buena onda compartiendo, si bien ellos agarran más es porque conocen muy bien la ola y tienen una técnica impresionante, donde bajan ellos no puede bajar nadie. La verdad que un día increíble, todos estábamos muy felices, yo después me subí a un avión y por suerte pude conectar el mismo swell en Mavericks que también estuvo muy bueno, así que estoy muy contento la verdad.

Me parece importante mencionar a la colombiana Izzi Gomez, que surfeó increíble y tiene mucho mérito. De las fotos publicadas en esta nota, me parece la mejor. No tuve la posibilidad de conocerla personalmente, pero la felicito, una inspiración, espero encontrarla en el agua en otro swellazo pronto.

Y también debo mencionar a los latinos Andrés Flores de República Dominicana, un gran amigo, se bajó dos bombas y en el mismo set que nos agarró a todos, partió todo también. También fueron importantes otros dos latinos que estaban haciendo rescates, muy atentos, los argentinos Daniel Silvagni y Nano Messera, ellos son rescatistas muy reconocidos en Peahi, viven ahí hace años y la verdad que estaban haciendo un trabajo increíble.

 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Un dia memorable en #Jaws ⚡️! #KnowTheFeeling 📷 @chachfiles / @surfer_magazine

Una publicación compartida por Miguel Tudela (@migueltudelach) el

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Ayer fue otro dia memorable para la banda 🇵🇪 en Peahi, la vibra del crew fue clave para que sea una experiencia de lujo, se hizo realidad gracias a @tubos_surf_school 🙌🏻 Aquí el relato de lo que pudo ser el peor wipeout de mi vida 😬 Seteamos temprano las motos con nuestro rescue 🥋 @daniel_silvagni y nos tiramos al agua por las rocas con @malpafish @cristo_decol1 @joaquindlcastillo #ozzy. Llegamos al point 830am, vimos un par de olas mega épicas y empezó el Rock&Roll! Al toke no más #Malpa se tiró un olon que literalmente lo vi plenear, la sesión arrancó con la vara bien alta! Rompí el hielo con una medianita. Regresando al point vi un par de tubos de otra dimensión que me motivaron al mango. Apareció la west, yo estaba posición, dropenado vi a Malpa bajar la izq, intente Knifear (doblar mientras dropeas) pero la tabla no entró, corregí, volví intentar y pude doblar, levante la mirada y me dí cuenta que estaba tarde para entrar al tubo, entonces enderecé la tabla, evitando la guillotina en el cuello, la ola reventó super cerca de la cola de mi tabla, la explosión fue descomunal, sabía que venía la avalancha y tome buen aire. Desde el inicio fué violento, a penas toque el agua jale el chaleco, se infló y me relajé, pero al instante me llevó profundo, sin darme cuenta ya estaba chocando el reef, eso me loqueó, la situación era realmente grave. Felizmente solo choqué con mi rodilla, los demás golpes lo absorbió el chaleco de impacto, en ese instante volví a jalar el chaleco para salir lo mas pronto posible. El chaleco no flota igual en la espuma, me encontraba en el limbo a pocos metros de la superficie y la segunda ola venía por mí, me acordé de la técnica de mi hno @surfnavarro en tomar un poco de agua para retrasar las contracciones y funciono! Luché para salir a flote hasta que lo logré, tuve 1 seg para tomar aire y pasar la siguiente ola, me rescató #VictorLopez y lo peor había pasado. Fui al bote, limpié la herida, cambié cartuchos CO2 y al agua! Sangrando 🦈 pero confiado en breves conecté con mi mejor ola del día. Sin el #BeastPoolTraining no estaría preparado para tomar estas desiciones 🙏🏻 Gracias @martincaprile por las 📸 #DontCrackUnderPressure ⚡

Una publicación compartida por GABRIEL VILLARAN (@gabriel.villaran) el