El pueblito rural de Lemoore, en California, a 250 kilómetros del Océano Pacífico está convirtiéndose en una capital del surfing lejos del océano. De acuerdo a lo que informó el diario local The Sentinel, el gobierno local le otorgó a la Kelly Slater Wave Company el permiso de construcción de dos nuevas piscinas, el derecho a abrir para el público, vender comidas y bebidas y a hacer seis torneos de surfing al año.

Según señala la nota se esperan que 8000 personas se hagan presente por día en cada uno de estos venideros torneos, a diferencia de los 5000 que se espera que vayan a la Founders Cup que se realizará este 5 y 6 de mayo.

Este nuevo ciclo de expansiones, que se espera llevará hasta 2026, incluirá además de lo mencionado: Un edificio de operaciones sobre el funcionamiento de las olas con oficinas y salones de conferencia, un centro de entrenamiento de alta performance y un edificio multiuso.

Se otorgó permiso para la realización de conciertos y para que los visitantes puedan acampar. Algunos de los servicios contratados pueden incluir control de tráfico, seguridad, iluminación temporal, agua, baños y servicio de recolección de basura.

En otras palabras, Lemoore se está convirtiendo en una segunda Huntington Beach, pero lejos del mar.

A la Founders Cup que se realizará el 5 y 6 de mayo, se le sumará el Surf Ranch Open, que tendrá lugar entre el 6 y el 9 de septiembre.