Tomás Mekis: “Esta marejada fue especial”

Una breve entrevista sobre el spot alternativo que funcionó a la perfección durante el mar del verano en Chile. Los hermanos Mekis recorrieron 40 kilómetros en sus jet skies para dar con esto


Nota presentada por Vissla - Todas las fotos de Martín García de la Huerta

Los miles de kilómetros que tiene la costa chilena guardan innumerables puntas con potencial de tubos largos y perfectos. Punta de Lobos, El Gringo, El Colegio, son algunos de los spots que se roban las miradas, pero buscando un poco, salen las alternativas.

Eso fue lo que hizo Tomás y Federico Mekis junto con el fotógrafo Martín García de la Huerta mientras que el crowd se acumulaba en el resto de los spots ya mencionados (que también funcionaron a la perfección).

Encontraron sus gemas en un lugar escondido, no inexplorado, pero seguro menos crowdeado.

Y no siempre se gana, porque si bien se ganaron, se les sopló temprano y hasta ahí llegó la sesión. Las fotos dejan claro que mientras que funcionó, estuvo increíble.

Tomás Mekis es un tipo bastante alto, si estirado y con el brazo arriba entra cómodo en el tubo, es porque el mar estaba puesto. Todas las fotos de Martín García de la Huerta.

Así lo explica el protagonista:

En tu posteo hablas de la suerte de ser de Chile y recibir esas olas fuera de temporada y la realidad es que eso sucede todas las temporadas, ¿o no?
Chile es de los pocos lugares con olas todo el año, obviamente más cargado para otoño e invierno pero todo el año entran olas, algunos años se ponen unas olas y después pasan años sin ponerse de nuevo, y si bien todos lo veranos hay días muy buenos, creo que esta marejada fue especial, estuvo bueno en todos lados casi, desde Arica a Punta de Lobos.

¿Cómo estuvo este día en especial?
Fue un día diferente, planificamos con mi hermano salir muy temprano a recorrer una parte que por lo menos nosotros no habíamos recorrido, buscando a ver si aparecía alguna ola con las condiciones que venían y pillamos algo, salió un set bueno y mi hermano se tiró al agua y yo quedé en la moto. Pero como no volvió a salir seguimos recorriendo hasta que llegamos a esta ola que se pone a veces y estaba buena, salían unas bonitas pero duró poco porque salió viento. Alcanzamos a pagar el esfuerzo de andar recorriendo casi 40 kilómetros en total en las motos.

¿Había más gente en el  agua?
Sí, entraron algunos locales que también se agarraron buenas olas, pero no muchos surfistas por que la marea estaba alta, un poco de corriente y la entrada difícil.

¿Por qué no hiciste la que hicieron varios que surfearon en Punta de Lobos?
Estaba muy tentador Punta de Lobos, no falla y co toda la arena que se acumula en verano podía estar increible y así estuvo, las fotos y videos que vi, estaba impresionante con tubos gigantes que no creo que se puedan encontrar en otro lado de la zona central.

¿Cuántas olas sin explorar crees que quiebran en Chile sin nadie en el agua?
Esta no era el caso de ola sin explorar, pero sí creo que quedan muchas olas por explorar. La costa chilena es gigante y es sabido que hay muchas olas pero muchas veces uno termina optando por lo conocido o lo cómodo.

¿Cómo sigue tu verano?
Trabajando y preparando todos los proyectos del año, no tanto surf pero tratando de ir cuando sé ve que estará bueno, además estamos  organizando un safety summit junto a BWRAG, La Ola de Chile, proyectos junto a Vissla y otros proyectos que se vienen.

Surfear estas olas solo o con unas pocas personas, un sueño de muchos, una realidad para los chilenos.