5 datos claves del Volcom Pipe Pro

Una pequeña guía para disfrutar más del evento que todo indica comienza hoy


Cobertura especial del evento presentada por Red Bull - No te pierdas la transmisión en vivo del evento en DUKE desde el 29 de enero al 10 de febrero

Hoy comienza el periodo de espera de uno de los eventos más atractivos del calendario anual del QS, por el simple motivo de que la reina de las olas, Banzai Pipeline está disponible solo para 144 de los más talentosos y corajudos tube riders del planeta.

Debajo siguen cinco datos que es importante tener cuenta sobre la historia del evento.

La maldición de los goofy footers

En 10 ediciones del Volcom Pipe Pro no ganó ni un regular footer y en todas las ediciones del QS de Pipe (antes HIC Pipe Pro y luego Monster Energy Pro) realizadas en lo que va de este milenio solo do goofies ganaron: Carlos Cabrero en el 2000 y Rob Machado en 2006.

Reef Heazlewood llegó cerca de ser el primer goofy en ganar en Pipe, el año pasado se ubicó tercero. Foto: WSL/Keoki

Record absoluto de victorias hawaianas, y por mucho

El hawaiano ganó el evento en cuatro ocasiones de los 10 años que lleva el campeonato y los locales tienen la mayoría de las victorias, con seis de las 10 (Jamie O’Brien ganó en 2010 y Josh Moniz en 2018.

Si se consideran los 34 años de campeonatos realizados (en 2009 no se hizo), el dominio hawaiano es gigante, con 26 de 34 ediciones vencidas.

John John Florence (foto) ganó el VPP cuatro veces, Jamie O'Brien una y Josh Moniz otra. Kelly lo ganó dos veces, Soli Bailey una y Jack Robinson la otra. Foto: WSL

Una sola victoria latinoamericana

Carlos Cabrero fue el único latino que ganó en la historia en Pipe en este evento. Para aquella final el boricua dijo que los astros se alinearon, faltando siete minutos necesitaba un puntaje alto, la ola vino y anotó un 9,6. “Fueron los siete minutos más largos de toda mi carrera”, dijo a DUKE en entrevista.

Carlos Cabrero y su histórica victoria del HIC Pipe Pro del año 2000. 

Un campeonato clave para ganar el título mundial (y Filipe Toledo no se da cuenta o no lo quiere ver)

Consciente de que no iba a ser campeón del mundo si no aprendía a surfear olas pesadas, Adriano de Souza que ya era top del CT, no conseguía resultados expresivos en la reina de las olas.

En 2013 cerró el año en la 13ª posición, había ganado una etapa pero su inconsistencia en olas pesadas era claramente su punto débil. Se ubicó 13 en el Pipe Masters de ese año y  a las  semanas volvió a Hawái para meterle tiempo a Pipeline  y competir en el Volcom Pipe Pro en el que terminó ubicándose cuarto.

Al año siguiente cerró el año en octavo (por lesión no pudo competir en el Pipe Masters) y al año siguiente fue campeón del mundo y se convirtió en el primer brasileño que ganó en Pipe.

Una estrategia que perfectamente podría ser repetida por Filipe Toledo a quien se le indica como gran falencia su falta de experiencia y confianza en olas pesadas.

De tener dificultades para surfear olas pesadas a ser Pipe Master y meterse bombas como la de la foto. Foto: WSL

El pronóstico se ve demasiado bien

Los especialistas de Surfline indican que habrá una seguidilla de cuatro días, empezando hoy miércoles y llegando al sábado, e incluso domingo, en los que un swell bien direccionado para Pipe golpeará el arrecife más famoso del mundo.

Los vientos parecen ser un desafío el sábado y domingo pero no dejan de hacer que sean días posibles de campeonato.

Lee más sobre el pronóstico aquí

Se va a ver mucho de esto durante los siguientes días.  Foto: WSL