Denuncian al policía que efectuó los disparos al surfista en Playa Hermosa

Se solicita que se abra una investigación para que lo despidan y además se lo acusará de intento de homicidio y abuso de autoridad, informó a DUKE el abogado litigante Walter Brenes

El oficial que disparó al surfer que escapó de sus cuestionamientos en Playa Hermosa el jueves.

Fue realizada una denuncia ante el Ministerio de Seguridad Pública de Costa Rica en contra del oficial de Policía que el jueves pasado efectuó tres disparos en Playa Hermosa de Jacó, dos de ellos apuntando a un surfista que escapaba de la escena mientras que era increpado por surfear durante el cierre de playas por la pandemia del coronavirus, informó a DUKE el abogado litigante y surfista Walter Brenes.

Se solicita que se abra una investigación para que lo despidan y además se lo acusará de intento de homicidio y abuso de autoridad, informó Brenes.

“Entiendo que es justificable que el Gobierno de la República haya tomado la decisión de cerrar las playas ante el problema del covid-19. Sin embargo, no es justificable que en un estado derecho como el nuestro, un oficial tome la decisión de accionar su arma y dispare en dos ocasiones al aire, uno al piso e incluso dos contra una persona que está desarmada, que está corriendo y que el policía no puede alcanzar debido a su capacidad física”,  agregó el abogado a DUKE.

Brenes contó que en el video se observa que hay una intención de que el disparo le dé al surfeador. “En el estado de derecho se llama tentativa de homicidio y abuso de autoridad”, dice el abogado y añade: “El decreto de estado de emergencia y las directrices del Ministerio de Salud y del Ministerio de Seguridad Pública en ningún lugar permiten la autorización de un arma para cumplir con las directrices establecidas”.

Ayer sábado trascendió que al ex campeón del mundo Noe Mar McGonagle lo habían retirado del agua las autoridades ticas por estar surfeando en Playa Hermosa; junto a ese anuncio vinieron varios videos que se viralizaron en redes sociales. Uno de ellos mostraba a un oficial  de Policía disparando a  un surfer que escapaba de las increpaciones del oficial.