Gabiel Medina e Italo Ferreira no quieren seguir compitiendo en Margaret

La situación de los ataques de tiburón en la zona ha asustando al número 1 del mundo y al ex campeón mundial


Tanto Italo Ferreira como Gabriel Medina se pronunciaron en contra de seguir compitiendo en el Margaret River Pro porque dicen que no se sienten seguros debido a los dos ataques de tiburones que tuvieron lugar cerca del sitio principal del evento.

“Hoy hubo dos ataques de tiburón en playas próximas a las que estamos compitiendo. Yo no me siento seguro entrenando y compitiendo en ese lugar, en cualquier momento puede suceder algo con alguno de nosotros. Espero que no, pero dejo mi opinión antes de que sea tarde”, escribió Medina en su instagram.

En tanto, Italo Ferreira dijo básicamente lo mismo: Es muy peligroso, ¿no les parece? Continúan insistiendo hacer etapas donde el riesgo de tener un accidente es 90%. Y ahí yo me pregunto: ¿La seguridad de los atletas no es prioritaria? Ya hubo varias alertas, ¡la vida vale más! Espero que no le suceda a ninguno de nosotros. Yo no me siento cómodo entrenando y compitiendo en un lugar así”.

“Es muy peligroso, ¿no les parece?”, pregunta Italo. Todas las fotos: WSL

Luego de la primera suspensión que tuvo lugar ayer lunes, la comisionada de la WSL Jessi Miley Dyer dijo que se había reforzado la cantidad de skis y drones en la zona.

Además la WSL lanzó un comunicado diciendo que “la seguridad de los atletas es prioritaria”.

Para el evento de JBay, Sudáfrica, donde fue atacado Mick Fanning, Gabriel Medina ya se había pronunciado en contra por la falta de seguridad que siente que tiene compitiendo ahí.

A primera hora del lunes y luego de tarde se registraron dos ataques de tiburón, uno de ellos a un ciudadano argentino, Alejandro Travaglini y el segundo a un danés. El primero sufrió heridas en la pierna, fue llevado de urgencia al hospital y operado ahí. El segundo fue atendido en el lugar sin mayores percances.

Alejandro Travaglini es cargado por otros surfers antes de que venga el helicóptero y se lo lleve de urgencia al hospital de Perth. Foto de Peter Jovic publicada en The Australian