“La última vez que fui a Venezuela vi como la cantidad de surfistas ha disminuido”

Entrevista a Korak Tinoco, de Latinos Unidos, una ONG que busca aportar su grano de arena para cambiar la realidad del surfing en su país (de la que todos pueden ser parte)


Nota presentada por LatinMov

Korak Tinoco, el ripeador y experto tube rider venezolano relocalizado en California, tomó manos en el asunto para ayudar a su país desde el lugar donde puede y hacia donde le duele.

No hace tanto, Venezuela peleaba a la par podios en los eventos mundiales con potencias como Perú, ahora, en un mundo en el que el surfing no para de crecer, resulta que ahí hay cada vez hay menos surfistas.

Si incluso así no hace seis meses lograron una medalla de oro panamericana, lo que sería del país si no estuviera hundido en una profunda crisis.

Atento a esta realidad y buscando dar su grano de arena se organizó para enviar equipamiento deportivo (tablas) y educativo (celulares y notebooks) a quienes sabe que lo necesita y por medios seguros

Las tablas que no se usan en California, viajan para Venezuela donde son recibidas de brazos abiertos. Todas las fotos de Latinos Unidos

¿Cómo surge este proyecto?
La idea surge buscando la manera de ayudar a Venezuela, poner un granito de arena y colaborar de alguna manera con nuestro país y su gente.

Conozco muchos jóvenes surfistas muy talentosos que no tienen como adquirir una tabla, entonces me plantee ayudar en el medio donde mejor me desenvuelvo que es el surf. Tengo varios años viviendo en California, donde hay abundancia de tablas de surf, esto me dio la idea de reunir tablas usadas, con la meta de llevarlas a la isla Margarita.

Me comuniqué con Taj Tucker y Brady Mckenzie, dos exsurfistas profesionales de California que me ofrecieron donar unas tablas. Resultó que terminé con demasiadas tablas para enviarlas yo solo.

Ahí me me comuniqué con Colin Saunders (CEO de LatinMov) y coincidíamos con la misma idea de ayudar a los jóvenes surfistas venezolanos, así unimos fuerzas y creamos Latinos Unidos.

Este será nuestro primer objetivo, pero la idea es que el movimiento crezca de una manera global donde más y más gente se una a nuestra causa, expandiéndolo a todos los países Latinoamericanos, ayudando en especial a los jóvenes menos privilegiados.

¿Cómo lo están llevando a cabo?
El proyecto tiene tres etapas: La recaudación de artículos deportivos y educativos, la recolecta de fondos monetarios para hacer llegar las donaciones y la búsqueda de manos adecuadas para recibirlas para que sean entregada a las personas correctas.

Por ahora estamos recibiendo el siguiente tipos de donaciones: Tablas y accesorios de surf para apoyar en el sector del deporte y computadoras portátiles, teléfonos inteligentes, y tabletas para brindarle herramientas educativas a los jóvenes involucrados en el proyecto.

Tenemos una línea de productos de Latinos Unidos en venta a través de la página web de LatinMOV y una página para cualquier persona que simplemente quieran hacer una donación.

Korak decidió pasar un poco de tiempo fuera de los tubos para ayudar a su país, y todo viene dando buenos resultados. Foto: Archivo del surfer

¿Con qué donaciones ya cuentan?
En este momento tenemos alrededor de unas 30 tablas, más otros accesorios de surf que fueron donadas por Taj, Brady y algunos amigos cercanos. En las próximas dos semanas estaremos lanzando una campaña publicitaria a través de Instagram, para captar más audiencia.

Participaremos de un evento de recaudación llamado “Lucha sostenible” el 2 de junio (la entrevista fue realizada antes del evento) en Carlsbad , California, donde estaremos recibiendo donaciones y promoviendo el mensaje de Latinos Unidos. A través de estas publicidades daremos a conocer Latinos Unidos, pronosticando que muchas personas se unan a la causa, apoyándonos para lograr alcanzar nuestra meta. Después de este evento saldrá el primer envió de productos hacia Venezuela.

Qué evidencias tienen de que efectivamente en Venezuela hay necesidad de este tipo de materiales?
Experiencia propia, la última vez que fui a Venezuela vi como la cantidad de surfistas ha disminuido en la playas, muchos de ellos con tablas muy viejas y amarrillas. Otros han dejado de surfear simplemente porque no tienen como comprarse una tabla.

La mayoría de la población no gana lo suficiente para cubrir los gastos básicos, ahora mucho menos tienen para comprarle a su hijo o hija una tabla de surf. Las marcas internacionales se han ido del país y con ellas se fueron todos los patrocinios que apoyaban a los surfistas profesionales de Venezuela.

Todas estas cosas han afectado la cultura del surf en mi país, queremos brindarle la misma oportunidad que tuvimos nosotros en la Venezuela de antes, a jóvenes que quieran superarse a través de la educación y el deporte.

Y, seguramente la gente se pregunta, ¿cómo saben que las donaciones llegarán a las manos correctas?
Estamos trabajando con fundaciones, surfistas emblemáticos y escuelas de surf para asegurarnos que estas tablas lleguen a las manos correctas. Vamos a implementar un sistema para hacerle tracking a las tablas.

Cada joven que reciba una, sabrá el nombre de la persona que la dono. Las personas que donen serán registradas y se les entregara una foto de su donación en la manos de los jóvenes que necesitan de este apoyo.

¿Cómo van a hacer para que efectivamente lleguen las donaciones a quienes se necesitan?
Estamos trabajando con este grupo de personas que básicamente se convierten en la ruta. Son surfistas, fundaciones y escuelas de credibilidad en el mundo del surf venezolano.

Confiamos que cada tabla y herramienta llegara a su lugar, ya que nos motiva un mismo sentimiento, solo nos queda confiar en la buena acción.

Ha habido polémica sobre la llegada de ayuda humanitaria a Venezuela, ¿ustedes se plantean que pueden llegar a tener algún problema?
Sí, no podemos negar que es un riesgo y este primer envió va hacer clave para el desenvolvimiento de este proyecto porque va a crear la ruta. Sabemos que los problemas en las aduanas venezolanas son bastantes serios, por lo general por alimentos, medicinas y necesidades básicas. Nosotros confiamos que nuestras donaciones lleguen.

Contacta a Latinos Unidos haciendo click aquí

La oficina de Latinos Unidos en California.