“Ha habido un cambio en mí, esta lesión ha marcado un antes y un después”

Entrevista a Ariane Ochoa, una de las juveniles más exitosas de Europa de los últimos años que se alejó de las competencias por una lesión de rodilla que la tiene fuera del agua desde hace ya 10 meses. No pierde el optimismo y trabaja con ganas para regresar


Ariane Ochoa tuvo una carrera impecable como juvenil, fue vicecampeona de Europa en 2016, top 10 de la ISA el mismo año y se ubicó tercera en el mundial de la WSL en enero de 2017. Como si fuera poco, siendo junior fue top 50 del QS.

En diciembre de 2016, en el Eurojunior que tuvo lugar en Marruecos sintió una molestia en una rodilla que marcó el comienzo de un lento proceso de primero encontrar un diagnóstico acertado y luego al correspondiente tratamiento.

Con molestias compitió en el QS 2017 y finalizó 69, participó en 12 eventos y hasta llegó a una final. En 2018 la realidad fue completamente distinta, frenando casi por completo después de competir en el QS de las Canarias a principios de febrero.

El diagnóstico fue que se trataba de una plica sinovial de rodilla, una dolencia que es un tanto extraña y que la llevó por el quirófano, fisioterapia y por un proceso de mucha paciencia que la surfista todavía lleva adelante con mucho optimismo y tranquilidad, destacando lo bueno de parar un poco.

Las Américas Pro en Tenerife, el último evento del QS en el que compitió la surfista de Etxebarri. Todas las fotos: WSL
Ariane fue vicecampeona de Europa en 2016, top 10 de la ISA y se ubicó tercera en el mundial de la WSL en enero de 2017. Como si fuera poco, siendo todavía junior fue top 50 del QS.

Esto fue lo que Ariane Ochoa le contó a DUKE sobre su alejamiento de las canchas.

Sabemos que te lesionaste, pero exactamente, ¿qué fue que sucedió?
Fue una lesión en la rodilla que es poco común, que da mucha garra y proviene de una parte del cuerpo desde el nacimiento. Hay gente que no lo llega a desarrollar y otros sí, incluso hay gente que tiene ese factor pero que le llega a molestar y a otros sí. Genera muchas molestias en la rodilla.

¿Cómo te enteraste, en qué momento y cómo te cayó la noticia? Venías de una carrera juvenil impecable.
La verdad que ha sido una lesión muy progresiva, no hay un momento exacto o fecha, pero sí recuerdo que empezó en mi último europeo junior en Marruecos. Fue de para día a otro que empecé a notar molestias en mis rodillas, así que es verdad que el proceso ha sido intermitente. Ha llegado a dejarme de molestar y después volverme a molestar. Es un poco curioso porque no hay un momento exacto, sino que es más progresivo. Lo que más complicado de esta lesión ha sido tener un buen diagnóstico ya que es una lesión poco común y al final mi periodo de recuperación fue más largo.

¿Cuáles fueron las partes buenas, si las hubo, de estar lejos del agua?
Cuando amas un deporte, en mi caso el surf y el mar, es muy duro de un día para otro no poder estar haciéndolo. Pero sí es verdad que ha habido un cambio en mí, esta lesión ha marcado un antes y un después. Creo que cuando un deportista se lesiona tiene dos maneras de afrontarla, o positiva o negativamente y está claro que durante todo el proceso hay momentos muy duros. No siempre se puede estar tan positivo y con tanta energía porque hay muchos parches que tienes que superar, ser positiva va a ayudar mucho en el proceso de recuperación. Entonces decidí coger ese camino.

Lo que se me ha hecho más duro fue el tema que he comentado antes. El diagnostico era un poco frustrante no saber un diagnostico exacto porque, aunque tuviera muchas ganas de superar la lesión, tampoco sabía exacto como podía empezar a afrontarla y trabajarla.

Me ha hecho madurar mucho como deportista, profesionalizarme más, escuchar, aprender a escuchar a mi propio cuerpo. Hacerme más fuerte y sobre todo darme otra visión sobre el deporte que estoy haciendo, el porqué lo estoy haciendo y eso me ha llevado a tener todavía mas claros mis objetivos, mi método de trabajo, saber las carencias que tengo y crecer como deportista y persona. Creo que te hace madurar bastante rápido como deportista.

Tienes mucho tiempo para pensar durante una lesión, entonces creo que esté bueno, depende como lo quieras ver. Tener un momento de reflexión contigo, aclarar tus ideas porque muchas veces estamos compitiendo, muchas veces en casa, otras fuera, estaba metida adentro de un bucle que al final te hace perder la visión o el porqué estás ahí… Es un respiro para cargar energías.

Luego, me ha hecho valorar mucho más lo que tengo, apreciar incluso las cosas cotidianas que con una lesión ya no se pueden hacer y ves lo importante que son y lo que feliz que te hacen. Sobre todo, que cuando te falla la salud, es complicado poder disfrutar y ser feliz, entonces te hace valorar y replantearte cosas, cuidarte más en muchos aspectos. Haciendo una reflexión sobre mi lesión, sacaría todo lo positivo.

¿Cuándo regresas al agua y qué planes tienes de cómo hacerlo?
Mi regreso al agua va a ser con mucha cabeza, disfrutando el proceso del momento, haciendo caso a la gente que sabe, apoyarme en la gente que me rodea también. Todo a rajatabla. Ser paciente, saber en qué punto me encuentro, adonde quiero llegar y en cada paso que doy saber que me toca hacer en cada momento y escuchar a mi cuerpo. Es lo más importante al final. El que me va a llevar la información más importante es mi cuerpo.

Soy una persona que tiene los objetivos claros, tanto antes como al lesionarme, ahora los tengo más claros. Así que seguiré dando caña en el circuito mundial para llegar al mi objetivo principal que sería entrar a la CT y a ver los juegos de Tokyo 2020. Eso a largo plazo, a corto plazo será irle ganando confianza poniendo en practica todo lo que he aprendido, ir consiguiendo buenos resultados, ir volviendo a mi 100% y dar mi mejor versión y seguir disfrutando de lo que hago como la competición que es algo que me apasiona y la he echado mucho de menos. Ya me hace falta.

Como reflexión, durante este proceso también me he dado cuenta lo importante que es la gente que tienes en tu entorno, y la gente que de verdad importa. Los que están cerca de ti en los buenos y malos momentos. En todo el proceso de una rehabilitación, en el deporte, los que vas conociendo en el camino que están dispuestos a ayudarte.

He conocido gente increíble que gracias a ellos también en todo momento he seguido positiva y con ganas de conseguir volver a mi 100% y estar sana. Para mi ha sido una suerte. Amigos, familia que han estado ahí en todo momento y mis sponsors. Es increíble el apoyo, es de lo más importante para pasar una lesión.

Sobre las fechas, no tengo una fecha, pero cuando hablamos del cuerpo, el cuerpo manda. Es el día a día y cuando vea que este otra vez lista para dar mi 100% va a ser cuando vaya a estar allí.

“Cuando amas un deporte, en mi caso el surf y el mar, es muy duro de un día para otro no poder estar haciendo el deporte que más quieres”, cuenta Ariane.
“Me ha hecho madurar mucho como deportista, profesionalizarme más, escuchar, aprender a escuchar a mi propio cuerpo. Hacerme más fuerte y sobre todo darme otra visión sobre el deporte que estoy haciendo, el porqué lo estoy haciendo y eso me ha llevado a tener todavía mas claros mis objetivos”, agrega la surfista.