Playa Hermosa es la más nueva reserva mundial de surf

Así lo consideró e informó hoy Save the Waves Coalition, es la primera de Centroamérica


Considerado el estadio nacional de surf, la clásica y mundialmente famosa, Playa Hermosa de Jacó fue considerada por Save the Waves Coalition como la más nueva reserva mundial de surf.

Con esto se convierte en la primera reserva centroamericana y la undécima a nivel mundial junto a Malibú, California; Ericeira, Portugal; Manly Beach, Australia; Santa Cruz, California; Huanchaco, Perú; Bahía Todos Santos, Baja California, México; Punta de Lobos, Chile; Gold Coast Australia; Guarda do Embaú, Brasil y Noosa Heads, Australia.

“Playa Hermosa era un candidato perfecto para la designación. Con su increíble biodiversidad y atributos ambientales, así como una clara visión de conservación para el futuro, este ecosistema de surf es muy merecedor del título. Esta también es una elección muy emocionante para el programa, ya que será la primera Reserva Mundial de Surf en América Central”, señaló el presidente de Save the Waves Nik Strong-Cvetich.

Por su parte, el presidente de la Federación de Surf de Costa Rica, Randall Chaves, comentó: “Playa Hermosa ha sido el campo de entrenamiento y competición para muchas generaciones de surfistas y es un ícono de la escena del surf nacional y mundial. Esta designación no solo aumentará su prestigio, sino que en el plan de acción está la protección definitiva de las olas y el mejoramiento de los servicios para los visitantes y la protección de su ecosistema”.

En tanto Carlos Manuel Rodríguez, ex Ministro del Medio Ambiente de Costa Rica y nuevo Director Ejecutivo del Fondo para el Medio Ambiente Mundial (GEF) comentó:

“Costa Rica está encantado de haber recibido el honor de la designación de Reserva Mundial de Surf en Playa Hermosa. Este ecosistema y comunidad de surf es un modelo fantástico para la conservación costera y esta designación ayudará a impulsar otros esfuerzos en todo el país para proteger nuestras olas y costa”.

Las reservas mundiales de surf que crea la ONG Save the Waves buscan proteger lugares importantes para la comunidad surfera por medio de su designación para cuidar así el recurso de las olas y la biodiversidad que las rodea.