Ramón Navarro: “El día que en mi pueblo tenga razones de verdad para prohibir el surf seré el primero en apoyar”

“Hoy con la realidad de Pichilemu es una medida que no tiene fundamentos ni base médica”, agrega el legendario chileno que publicó emotiva carta sobre la prohibición del surf en su pueblo


Foto de portada por Farías Moreno 

El legendario surfer chileno, Ramón Navarro, quien hace días viene denunciando en redes la prohibición del surfing en su pueblo, Pichilemu y Punta de Lobos, dedicó una carta en redes sociales, referida a su relación con el mar y las decisiones que toman las autoridades que han prohibido el deporte desde el 5 de abril.

“El día que en mi pueblo tenga razones de verdad para prohibir el surf seré el primero en apoyar, pero hoy con la realidad de Pichilemu es una medida que no tiene fundamentos ni base médica. Cuando esto pase nos daremos cuenta que clase de autoridades y que clase de pichileminos tenemos en nuestra región y estaremos muy atentos cuando digan que Pichilemu es la capital mundial del surf como lo dicen. Porque en esa frase solo es real ‘Pichilemu’”, dice Navarro.

El ex finalista del Eddie Aikau cuenta que su relación con el océano es profunda: “El mar está en mi sangre, soy parte de generaciones de hombres y mujeres de mar, como pasión y manera de vivir, su sustento y manera de vivir la vida es la que nos ha hecho ser quien somos, entendiendo y respetando el mar de una manera muy conectada.

Soy de la nueva generación de mi familia, en la cual sigo viviendo del mar, entiendo todos sus días con o sin olas, sigo siendo pescador y buzo, cuando conoces y respetas al océano llegas a punto de conexión tan alta que tu vida depende de él y no tiene muchas palabras para poder explicar.

Simplemente eres una persona de mar y la sal corre por tus venas, sabes cuando se puede y cuando no, conoces sus límites y esa misma conexión te puede dar momentos únicos que solo durán unos segundos pero se quedan grabados para toda la vida”.

Y agrega: “Sé y entiendo la realidad de nuestro planeta bajo la pandemia que hoy vivimos y es obvio que esta temporada de olas grandes no tendré la oportunidad de buscar estos momentos como antes donde recorría el país buscando estos templos del mar, llevo casi tres meses sin darle un abrazo a mis viejos con un círculo muy cerrado de gente y respetando todas las medidas sanitarias.

Pero vuelvo a repetir en mi pueblo Pichilemu donde todos se llenan la boca que es la capital del surf hoy no hay cuarentena, hoy todo el pueblo funciona normal y hoy se puede hacer prácticamente todo normal.

Mi amor, pasión y trabajo con el mar está prohibido, se que a muchos les puede molestar pero mi amor por mi deporte tiene raíces, muy pero muy grandes”.

En Chile hay más de 118.000 casos confirmados de Covid 19 y 1356 muertes. El país ha adoptado distintas medidas frente al surfing en pandemia, en lugares como el sector 5 de Reñaca se puede surfear.

Lee la carta completa de Ramón Navarro, en el post abajo.

 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

El mar está en mi sangre, soy parte de generaciones de hombres y mujeres de mar, como pasión y manera de vivir, su sustento y manera de vivir la vida es la que nos ha echo ser quien somos, entendiendo y respetando el mar de una manera muy conectada. Soy de la nueva generación de mi familia en la cual sigo viviendo del mar, entiendo todos sus días con o sin olas, sigo siendo pescador y buzo, cuando conoces y respetas al océano llegas a punto de conexión tan alta que tu vida depende de él y no tiene muchas palabras para poder explicar. Simplemente eres una persona de mar y la sal corre por tus venas, sabes cuando se puede y cuando no, conoces sus límites y esa misma conexión te puede dar momentos únicos que solo Durán unos segundos pero se quedan grabados para toda la vida.. Se y entiendo la realidad de nuestro planeta bajo la pandemia que hoy vivimos y es obvio que esta temporada de olas grandes no tendré la oportunidad de buscar estos momentos como antes donde recorría el país buscando estos templos del mar, llevo casi tres meses sin darle un abrazo a mis viejos con un círculo muy cerrado de gente y respetando todas las medidas sanitarias. Pero vuelvo a repetir en mi pueblo Pichilemu donde todos se llenan la boca que es la capital del surf hoy no hay cuarenta, hoy todo el pueblo funciona normal y hoy se puede hacer prácticamente todo normal. mi amor, pasión y trabajo con el mar está prohibido, se que a muchos les puede molestar pero mi amor por mi deporte tiene raíces, muy pero muy grandes. El día que en mi pueblo tenga razones de verdad para prohibir el surf seré el primero en apoyar, pero hoy con la realidad de Pichilemu es una medida que no tiene fundamentos ni base médica. Cuando esto pase nos daremos cuenta que clase de autoridades y que clase de Pichileminos tenemos en nuestra región y estaremos muy atentos cuando digan que Pichilemu es la capital mundial del surf como lo dicen. Por qué en esa frase sólo es real "Pichilemu" #elsurfnoesuncrimem #deporteesvida Foto @deheeckeren en una de las aventuras en la ola más peligrosa que he surfeado y en la cual me paso la peor experiencia de mi carrera. Pero con miedo no voy a vivir y por eso vuelvo siempre.

Una publicación compartida por Ramon Navarro (@surfnavarro) el