El problema es de los surfistas, no de la piscina de olas

Resulta difícil comprender por qué insisten en hacer todo el tiempo las mismas maniobras y surfear la ola de la misma manera; ya es hora de ver algo distinto


Una vez más el evento en la piscina levantó polémica en redes, casi siempre se habla de que es aburrido por predecible, que siempre sucede lo mismo. Y esto es parcialmente cierto, lo es porque sucede casi siempre lo mismo porque casi todos los surfistas hacen lo mismo una y otra vez.

Está el canvas es perfecto para hacer lo que se quiere, pero por algún motivo casi todos deciden surfear la ola igual.

Maniobra, maniobra, tubo, maniobra, maniobra, tubo y un intentó lamentable en la última sección.

Precisamente, los que decidieron surfear un poco distinto, como Medina y Toledo, igual que el año pasado, fueron los que mejor resultados obtuvieron.

Es decir, los jueces también están pidiendo arriesgue.

¿Cómo puede ser que el resto de los mejores del mundo no vean eso y sigan insistiendo hacer las mismas maniobras siempre.

¿Por qué ninguno acelera y mete una única maniobra impresionante? ¿Sabemos lo que harían los jueces con eso? Parece que lo quieren pagar bien, al final eso sería empujar las barreras del deporte.

Cuando se empezó a hablar de la piscina de olas se imaginaba un futuro con maniobras increíbles porque estas daban lo que no da el océano: La posibilidad de repetir la maniobra 800 veces… Como en el skate, disciplina que nació del surf pero por esa cualidad evolucionó mucho más en sus giros y posibilidades; la superficie es siempre igual.

Resulta increíble que con el paso del tiempo, el surfing en la piscina de olas no haya evolucionado en una dirección más revolucionaria, de hecho, es así en propio océano…

Hay un solo aspecto que incentiva el surfing conservador que es que con cuatro olas uno puede quedar afuera y eso obliga a asegurar. Pero no parece ser excusa suficiente para que los mejores del mundo en una ola de calidad increíble no logren hacer, salvo algunas excepciones, un espectáculo levemente excitante.

Con las finales por empezar, sería interesante ver evolución.